domingo, 19 de junio de 2016

Subida al Veleta (Sem. 3/10)

Con el fin de la semana de hoy, sólo quedan ya 7 semanas para participar en esta brutal prueba. Ha sido una semana dura, y han aparecido los primeros problemas.
A raíz del duro entrenamiento del fin de semana anterior, tenía bastante dolor en las rodillas. Empezó a ser más apreciable ya entrada la semana. Y el entrenamiento del miércoles también fue durito, con lo que tuve que empezar a tirar de hielo para acabar con esas molestias.

La verdad que el hielo hizo efecto, porque el viernes en la carrera de Alcalá no tuve problemas y me fue bien. En el entrenamiento de hoy domingo, más que problemas en las rodillas, lo que he tenido han sido dolores musculares en las piernas, sobre todo, cuando he finalizado de correr. No se han pasado hasta que las pude poner en alto y luego echarme agua fría.
También he tenido dolores en la planta de los pies. Cosa que tengo que arreglar con masajes en cuanto vuelva al fisio.

En la parte positiva, que voy cogiendo ritmo poco a poco, aunque corra cuesta arriba las pulsaciones están controladas y no se suben mucho. Otra cuestión son los temas musculares, mi punto débil.
Por ahora estas molestias no son suficientes para que me vaya a caer de disputar la prueba, pero hay que tenerlo en cuenta, que si llega un momento que no mejoran y cada vez sienta más dolor, tenga que pensar en otra cosa. Por ahora eso no va a ser así.

Siguiendo la costumbre de entrenar un día si y otro no, esta semana tocaron 4 entrenamientos, que se hicieron duros.

Lunes, 13 de junio: 65' CC (10,4 kms)
Carrera a ritmo tranquilo para no forzar después de la paliza del fin de semana. Hoy tocaba madrugar, pues iba a ser un día de fuerte calor. Hubo que hacer parada técnica que ya hacía tiempo que no ocurría. Por lo demás, no hay molestias, sólo un poco de cansancio.

Miércoles, 15 de junio: 75' CC (11,8 kms)
Carrera continua, incluyendo 2 subidas largas, por la avenida Aljamar desde Carrefour hasta arriba, 1800m. No ha salido un mal ritmo, pero las piernas se notan cargadas al correr en cuesta. Mínima molestia en los abdominales. Y desde el ultimo día me duele algo la planta del pie izquierdo al pisar. No se si la zapatilla estará un poco gastada.

Viernes, 17 de junio: 19ª Carrera Nocturna de Alcalá de Guadaira (7,1 kms)

Subiendo la cuesta del Cross
Domingo, 19 de junio: 2h40 caco (22,4 kms)
Tirada larga con cuestas. A diferencia de la semana pasada, que mis rodillas quedaron muy maltrechas, decido hacer caco en las cuestas. A veces andando las partes más duras y normalmente con una estrategia que puede ser bastante buena para el Veleta, que es 1'-1' trote y andando. En 1' da tiempo a descansar y en 1' tampoco da para cansarse tanto. Además andando y trotando el mismo tiempo, se consigue hacer bastante más espacio trotando que andando, que es lo que interesa.
Salgo de casa y bajo para tomar la cuesta de Assistel. En esta ocasión la hago hasta el puente de Ikea, pero continuo por Las Almenas hasta Nueva Sevilla. Empleo la táctica explicada y me va bastante mejor que la semana pasada, la acabo más entero.
Al llegar arriba, sobre la marcha decido ir a buscar la Cuesta del Cross. Unos 5km de bajada donde recupero bastante, y tengo que hacer una breve parada técnica.
Tomo un gel antes de empezar la cuesta. Y no me resulta tan complicada como la de Assistel, sólo son 800m.
Decido bajar por la carretera de San Juan, para llegar por donde había bajado anteriormente y desde ahí subida dura hasta Vistahermosa.
Bajo hasta El Manchon, buscando de nuevo la cuesta de Assistel, para acabar subiéndola. Se me hace más dura que antes, pero aún no hace mucho calor. Aunque las piernas ya duelen la paso sin muchos problemas. En Las Almenas, justo por donde antes había pasado hay una buena liada con mucha gente mirando, policía, y los bomberos. Parece que un coche ha salido ardiendo, pero yo no he sido.
Llego a la parte alta de Aljamar, y para llegar a los 22 kms previstos, doy una vuelta corta por el Zaudín, que se hace durilla.
Acabo con algo más de 22 en 2h40. 100m menos de desnivel que la semana pasada, es complicado hacer m+ porque las cuestas no son malas, pero hay que bajar para encadenar y ahí no se acumula. Aunque las piernas también sufren para abajo, y el entrenamiento creo que debe servir.
Lo peor, al llegar a casa, los dolores que tenia en las piernas, al parar se acentúan bastante. Lo mismo que me ha pasado en otras ocasiones. Hasta que no les hecho agua fría y las levanto no se me recuperan un poco. Esto puede ser bastante preocupante para lo que está por venir.

Para la semana que viene, a ver si recupero un poco las molestias, y por lo demás, habrá que seguir subiendo kilómetros y desnivel positivo.

Los retos de la vida no están ahí para paralizarte, sino para ayudarte a descubrir quien eres.


Articulos relacionados por categoria