jueves, 23 de febrero de 2017

33ª Maratón de Sevilla. Crónica

Llega el día de mi 12ª participación en un Maratón, y récord de 5ª consecutiva sin fallar en Sevilla. Bastante tranquilo desde que varios días antes abandonara la idea de salir a arriesgar para hacer menos de 4 horas de tiempo. Decidí salir a lo que saliese que me encontrara cómodo e intentar aguantarlo con la idea, iluso de mi, de intentar doblar la primera y la segunda media.
El viernes a mediodía ya fui a recoger el dorsal, por lo que el sabado estuve tranquilo en casa, incluso pude dormir bastante bien. Prueba de que mis pretensiones eran no machacarme es que volví a salir sin botes de líquido para intercambiarlos en varios sitios. Decidí llevar geles, como el año pasado. Y beber el agua que pudiera de los vasos de la organización. Geles para los kilómetros 10,20, 27'5 y 35. Estos dos últimos con cafeina.
La prueba principal de que iba a salir a disfrutar es que por primera vez decidí llevarme la cámara de acción. Afortunadamente pude encontrar una riñonera donde entrara bien junto con el pequeño trípode para sostenerla.
Además las previsiones de tiempo eran muy buenas para el domingo. Despues de un viernes y sábado con buen tiempo y casi que calor, para el domingo estaba previsto algo de lluvia y nublado. Además de una temperatura en torno a los 16º. Condiciones ideales y yo creo que de las que mejores he visto yo en mis maratones.

El domingo pude dormir relativamente bien. A las 6:30 en planta, ya tenia todos los cachivaches preparados. Lo unico que quedaba era unterme con proskin, principalmente los pies, vestirme y luego de desayunar un yogur y un plátano; a las 7 ya iba con el coche camino del estadio olimpico.
Aún de noche y la mañana estaba bastante desagradable. Viento, algo de lluvia y frio. Para llegar al estadio tiré por el interior de la Isla de la Cartuja y llamaba la atención la cantidad de gente que iba andando hacia la zona de salida del Maratón.

A las 7:30 ya había aparcado y me quedé un rato en el coche hasta que paró de llover. Parecía que podría llover un poco más después del inicio de la carrera, pero la prevision era de mejoría conforme avanzaran las horas.
Mi indumentaria de carrera no tiene diferencia si hace algo de frio a la salida, porque siempre prefiero ir lo más fresco posible. En cinco minutos de carrera ya desaparece el frío, y luego sobra todo. Llevaba camiseta, con manguitos en los brazos, como en la Media Maratón, y para resguardarme de la lluvia la gorra, para que el agua no entre en los ojos.

Sobre las 8 ya iba camino de la salida. Se notaba mucha, mucha gente, y aun asi de camino me encontré a Javier Gil. A los que no pude ver fue a Pinteño y David, que siempre nos encontramos en la salida, y este año por primera vez no fue asi.
Cuando llegué al cajón, ya la mayoría de corredores estaba dentro. Aun así pude avanzar un poco hasta colocarme mas o menos en su centro. Mi cajón era el penúltimo el de entre 3:45 y 4h. Pero lo que me extrañó mucho es que el globo de 4 horas estaba al inicio del cajón, y no dertás de él como hubiese sido lo lógico. En teoría yo deberia haber salido por delante del globo y en un momento determinado éste me hubiera adelantado, como el año pasado que lo hizo en el km 28. Pero tal como estaba colocado no iba a verlo en todo el tiempo.



La espera se hizo muy corta y enseguida la música se puso en marcha. Sin lluvia, algo de viento, pero bastante amenazante. Parecía que en cualquier momento se pondría a llover.
A las 8:30 en punto comenzó la carrera y unos 3 minutos después pasé por el arco de salida. Carrera fácil desde el inicio, sin problemas para correr en la salida a pesar de la cantidad de gente. Luego de una breve parada técnica para no tener problemas más adelante, el ritmo lo estabilicé encontrándome muy bien.
Entrada en la Ronda de Triana y lo que se notaba era calor, supongo que de la gran cantidad de gente corriendo y de la humedad que había en el ambiente. Aunque no quería mirar el reloj, el chivato del endomondo, que llevo puesto en el móvil me va diciendo que el ritmo que voy llevando aproximadamente sobre 5'40. Cualquier ritmo por debajo de 6 me parecía bastante bueno, y lo iba llevando sin problema así que me concentré en mantener esa sensacion. Casi sin pensarlo se cumplen los primeros 5 kilómetros de carrera y ya la gente va tomando posiciones para el primer avituallamiento, en el que como siempre hay botellas. Tomo la botella sin problemas y cerca de Plaza de Cuba saludo a dos de mis hermanas que se encuentran animando. Cruce del puente y al girar hacia el Paseo Colon, me fijo a ver si hay algún amigo haciendo fotos como otras veces, pero no veo a nadie. Pero lo que se nota es que el paseo está a reventar de público animando, da la impresión que más que otras veces. Y el caso es que fue una constante en toda la carrera, me pareció ver a más gente que nunca animando, sobre todo en determinados cruces y lugares, era espectacular.



Sin novedades en estos kilómetros, el paso subterráneo de Arjona que como siempre lo podrían evitar, para sorpresa resultó ser mi kilómetro más rápido de toda la carrera. Y luego por la calle Torneo se empezó a notar el viento en contra, aunque tampoco llegaba a molestar en exceso. Por todo este recorrido yo iba aproximadamente manteniendo bien el ritmo sin problemas, pero en un momento dado en que miré las pulsaciones, las vi que se encontraban por encima de 150, cosa que sin estar mal, para los pocos kilometros que llevaba y para ir pensando que el iba manteniendo el ritmo sin problemas eran un poquitín altas. Quizás en ese momento hubiera sido inteligente bajar un poquitín el ritmo, pero ni lo pensé.

Antes de la bajada del túnel (Foto: abc de Sevilla)

Al paso por Barqueta tuve un pequeño despiste, porque pensaba que ya estabamos en el Alamillo. En este cruce era brutal la gente que había animando y entre ellos pude ver a Antonio García Montilla haciendo fotos. Pero es que luego al llegar al Alamillo, tambien había una gran cantidad de personas, así como gran cantidad de fotografos de marathon fotos, haciendo fotos.



Con mi cámara de video, de vez en cuando la sacaba y tomaba algunas imágenes. Tampoco muy largas ni demasiadas veces, porque tampoco quería entretenerme demasiado con eso. Pero no era muy complicado sacar, grabar y guardar de nuevo la cámara.

Llega el kilómetro 10, y en el reloj de carrera se marcan ya 1 hora y 0 minutos. El paso real para mí es de 57'22, que si no estoy desgastandome mucho, como así parece, está muy bien. Antes ne tomo el primer gel, y el avituallamiento se retrasa un poco porque hasta 200 o 300m más adelante no se encuentra. Por aquí de nuevo hay botellas por segunda vez.
Los siguientes kilómetros continuo disfrutando del paseo y de la música en los auriculares, pero empiezo a sentir molestias en la planta del pie derecho, como si fuera a aparecer una ampolla. Supongo que sería por una mala postura del calcetín, porque estuve removiendo el pie y la molestia afortunadamente fue desapareciendo.



Manteniendo el ritmo, se van pasando quizás los kilómetros más cómodos de toda la carrera, y pasado el kilómetro 14, al llegar al Parlamento y luego las murallas, otra cantidad tremenda de gente, además animando a tope. En el kilómetro 15, de nuevo un control de paso y el reloj estaba en 1h29, con lo que habñia tardado menos de media hora desde el control anterior. En real, 1h26'12. Y en el avituallamiento de aquí, por primera vez empezamos con los vasos.

Avanzamos toda la Ronda hasta Luis Montoto, y ya de camino hacia El Corte Ingles, zona en que en algunos años empiezo a notar algo de flaqueza, me seguía sintiendo bien. Seguía habiendo mucho público, fue muy emotivo cuando alguien del público se abrazó a una corredora, se echaron a llorar, mientras lo hacían al hombre se le cayeron las gafas de sol entre los corredores que afortunadamente nadie las pisó y se las devolvieron sanas y salvas. Al acabar un fuerte aplauso por la carga de emotividad que a todos los que lo vimos nos dio subidón.
Por el acueducto de nuevo vi a mis hermanas, les pedí una botella pero ya no les dio tiempo a sacarla. Me hubiera evitado coger agua con los vasos en los dos siguientes avituallamientos, pero no importaba. Paso por la esquina de El Corte Inglés de nuevo a reventar de gente, y luego enfilar la Avenida de Kansas City, una recta de 2 kilómetros alejándose de la ciudad por donde normalmente se empieza ya a pasar mal. Sin embargo continuaba manteniendo muy bien el ritmo y me sentía contento, aunque sin darme cuenta ya las pulsaciones se habían elevado un punto más.
Poco despues de girar a derecha hacia San Pablo, llega el kilómetro 20 y saco el gel que me toca de nuevo tomarme. Me tomo el gel sin agua, y paso por el control (1h55'36 en tiempo real), pero para mi sorpresa el avituallamiento que luego debería de haber no existe, y tengo necesidad de tomar agua porque el gel me abrasa en la garganta.



Me empiezo a mosquear con la falta de agua y empiezo a perder el ritmo. Pero de repente tengo la sorpresa de que me coge el amigo Pinteño y hago casi un kilómetro con él hasta más allá del paso de la Media Maratón, que lo hacemos los dos juntos. Tiempo real de 2h02'00 que es bastante bueno. Y los ánimos de Pegata un poco después de pasar por el arco. Empiezo a pensar que puedo tener bastante seguras las 4h10 al final. Pero aún no ha habido agua, y hasta el siguiente cruce a lo lejos, no se ve. Por fin puedo saciar mi sed como se puede saciar con vasos de agua a medio llenar. Pero lo que no entiendo cómo un puesto de avituallamiento que debe estar en el km 20 está mucho más allá del 21. Pinteño se ve que tiene más fuerza y le digo que siga a su ritmo, se va por delante, y ahora me queda toda la ronda del Tamarguillo. El siguiente avituallamiento ahora aparece bastante más cerca de lo previsto.
Los kilómetros 23 y 24 recupero algo el ritmo, pero ya más cerca de los 5'50 que de los 5'40, y tambien me coge Angelito, que tambien pasamos al menos juntos un kilómetro charlando. De repente Angelito se va a hacer una parada técnica y yo sigo adelante. Cruzo el km 25 en 2h25'19 de tiempo real, y será el último kilómetro que haga en menos de 6'. De repente, al girar a la derecha, me viene un buen pajarón, no se por qué. Me siento cansado, me cuesta trabajo correr y tengo que bajar mucho el ritmo. Las piernas alguina molestia pero no muy mal. Ya, durante el avituallamiento del 25 Angelito me pasa casi sin darse cuenta, junto con Javier Rodriguez, al que por Torneo habia pasado yo. Incluso veo entre el público a Jesús y Almudena, pero no tengo ni fuerzas para saludarles.
Parece que empiezo a caer en barrena, pero de repente entre el público sale Agustin y se pone a correr un poco conmigo. Parece que la compañía y la conversacion hacen que me anime un poco y consigo recuperar algo el ritmo. Justo antes de llegar al avituallamiento del 27'5 se despide, pero aquí me tomo el primer gel con cafeína. Y esto hace que los kilómetros 28, 29 y 30 me salgan algo más rápido.
Además, en el nuevo paso por El Corte Inglés vuelvo a ver a mis hermanas y me dan una botella de agua, que me la quedo ya en la mano y voy bebiendo poco a poco de ella. Parece que me había recuperado, no para recuperar el ritmo que llevaba, pero si para mantenerme al trote. El 30 lo paso en un tiempo real de 2h57'16. La media de los últimos 5 kilómetros ya ha subido hasta 6'23.



Merche me llama por telefono y me dice que me espera en Manuel Siurot cerca del Hospital. Por fin llego a Manuel Siurot, pero de nuevo me empiezo a venir un poco abajo. El sol ha salido desafortunadamente, y eso contribuye a aumentar el cansancio.
Sufro para llegar donde está Merche porque parece que nunca llego, ya a un ritmo clavado casi en 6'30. Por fi llego y como me volverá a ver a la vuelta en La Palmera, le digo que me prepare otra botella de agua.

Cuando paso por el campo del Betis, ya pasado el 32, ni tengo fuerzas para coger la camara y grabar, voy como zombi y empiezo a tener unas ganas terribles de pararme. Poco después vuelvo a llegar donde está Merche y me da la botella de agua, que ya me acompañará en la mano hasta la meta. Continuo por la Palmera al ritmo que buenamente puedo sin parar. Clavo los kilómetros 33 y 34 al mismo ritmo. Más que nada el problema es el cansancio y las ganas de parar. Las piernas duelen, pero tampoco están peor que otras veces. Me adelanta el globo de las 4h15 que va con Pretorianos. Plácido, Cris,... entre otros. Justo cuando lo hacen veo a Javier Serrano haciendo fotos, le saludo como puedo, y tambien al amigo Félix que está un poco más allá.

Aproximadamente km 34, me adelanta globo de 4h15. Foto: Javier Serrano
El esfuerzo por mantenerme en marcha es grandísimo, y ya estoy a la altura del Parque de Maria Luisa. Desde fuera puedo ver a la gente que pasa corriendo por dentro. Intento continuar en marcha, pero cada vez más agotado. A poco de llegar ya me convenzo de que al entrar en el parque me voy a parar. Y así un poco después de que el reloj me marque el kilómetro 35 me paro y me pongo a andar.

La verdad que el agobio del cansancio me llevó a este grave error. Porque precisamente aquí tenía que haber intentado seguir. Porque en el 35 me tenía que tomar otro gel con cafeina, que seguro me hubiera recuperado. Porque entre las sombras del parque podía haber recuperado mejor. Y porque aquí estaba Espi haciendo fotos. Que me vio poco despues de pararme, pero que me hubiera dado ánimos suficientes para no haberlo hecho. Creo que en otras ocasiones he superado baches más grandes, porque además las piernas me han dolido más otras veces. Pero la cosa se presentó así, que le vamos a hacer.

Km 35, cuando paro por primera vez. Foto: Espi
Pero vamos, en principio mi idea era volver a arrancar. Y mientras estuve andando tomé un plátano, que no se cómo lo pude tragar, me tomé también el gel previsto, con agua suficiente para echarlo para abajo. Y además me eché pomada en los cuadriceps para intentar recuperarlos un poco. Ya iba andando por la Plaza de América cuando intenté volver a empezar a trotar, pero en ese momento me dio un dolor muy fuerte en el hombro derecho. Al principio me asusté un poco, pero pensé que a lo mejor sería del masaje que me había dado rápido en las piernas. Decidí esperar un poco a que se pasara y así fue. Pero ya llegando cerca de la Plaza de España, al empezar a trotar, lo conseguía hacer sólo por 10 o 20 segundos, los cuadriceps habían dicho basta y me daban calambres muy dolorosos. Quizás demasiado tiempo parado. Así que me encontraba con que ya más descansado y las pulsaciones más recuperadas, ahora las piernas habían dicho basta.


Entrada en la Plaza de España. Foto: Miguel Angel Chaparro
La gente me adelantaba en tropel. Tan solo podía dar pequeños trotes a ritmo mínimo y por muy poco tiempo. Justo antes de llegar a la Plaza de España, me dió un abrazo y un gran saludo el gran Juan Mora, con el que en el siglo pasado estuve en el Maratón de San Sebastián. Me dio una alegría grandísima verlo. quizás fue lo que me hizo al menos empezar a trotar un poco más en la entrada a la Plaza de España y sonreir como si nada me pasara al ver a Miguel Angel Chaparro mientras hacía fotos.

Salida de la Plaza de España. Foto: Pepe Sosa

El caso es que atravesar la plaza de España me costó Dios y ayuda. Saludé tambien a Virginia mientras me daba una buena pasada, y luego a la salida de la plaza al amigo Pepe Sosa, que se encontraba tambien allí animando y haciendo fotos. Pasada la plaza me tuve que volver a echar a andar, ya había pasado el km 36 en más de 10 minutos. Ya lo que quedaba era sufrir lo que fuese por llegar a meta. Se me iba a ir todas las previsiones de tiempo y todos los buenos augurios del principio de la carrera. La verdad que después de la Media Maratón todo empezó a cambiar radical y a irse al garete.



En la calle San Fernando, km 37, de nuevo vi a mis hermanas y allí estuvieron unos instantes dandome ánimos y poniendome spray en las piernas. Muchas gracias por ir a apoyarme durante la carrera. Luego, me metí por la Avenida de la Constitución más animado. Y no era para menos porque la animación que había alli era brutal. Saludé al gran tipo que es Pacokrack, y luego desde el Archivo de Indias hasta la Plaza Nueva era un túnel de gente animando, y una banda formando más escandalo que ninguna. Ponía absolutamente la piel de gallina y llegaba a emocionar. Gracias a esto los tiempos de trote me duraban un poquito más.



Pero aun así la gente me seguía pasando y pasando y por la calle Tetuán creo que fue primero ví al amigo Juan Nuñez y luego a un grupo donde estaban Jose Antonio Coco y Marcos Infantes, que me animaron e intentaron que les acompañara pero poco podía hacer.



Poco antes de entrar en la Alameda, me pasa el globo de las 4h30, donde estaba Carmen, que me insistía en que siguiera con ellos. Pero las piernas no estaban para nada que tuviera que ver con trotar de continuo. Era imposible seguir así a nadie. Como siempre, el paso de la Alameda fue espectacular, los animos de la gente de nuevo volvieron a que pudiera trotar algo más. Ya había pasado el kilómetro 39 y quedba poquísimo.
La calle Calatrava y su Tourmalet, que me permití el lujo de pasar andando, y luego ya entrar en la Barqueta. Pude llegar al kilómetro 40 trotando un poco. Lo pasé en un tiempo real de 4h21'13, absolutamente más allá que en todas mis previsiones. Ya en el último avituallamiento de carrera rellené la botella, que llevaba en la mano desde hacía ya muchos kilómetros y me tomé un masticable de Isostar, que llevaba de bonus extra, para intentar no venirme abajo los últimos metros.



Me seguía adelantando gente, pero ya iba intentando trotar un poco más y las piernas respondian un poco mejor. Ya quedaba poco para llegar a la meta que era el unico objetivo y más deseado. En la calle que llega hasta la Escuela de Ingenieros de nuevo saludé a Antonio García Montilla, y volvió a hacerme unas estupendas fotos.

De camino al Estadio. Foto: Antonio García Montilla
Y ya con la vista en el estadio, casi no paraba de trotar, había recuperado un ritmo por debajo de 7' casi milagrosamente. Los metros hasta la entrada en el tunel, son casi tan mágicos como los que vienen después.



Una vez pasado el túnel, que parece que se abre a otro planeta, a otro tiempo. Deseando que la cámara no se quedara sin batería para grabarlo todo hasta la entrada en meta. Sin parar de trotar, tocando el kilómetro 42 y de nuevo volviendo a experimentar la increible sensación de la recta de meta. Esta vez sin bullas, sin tanta gente como el año pasado. Y para mi sorpresa los speakers Alfonso y Juan, que me reconocieron y hasta Juan al entrar me hizo unas preguntitas.



Parece mentira como en 195m se pueden diluir todos los sinsabores y sufrimientos de los 42 kilómetros restantes, y disfrutarlos como si fuera la parte que más durara de toda la carrera. Al final lo más importente de todo, una nueva Maratón finalizada y ya van 11 en total, todas vividas a flor de piel. Espero volver siempre que pueda aquí. Lo de menos es el tiempo que se tarde, tener la posibilidad de vivir la experiencia es lo mejor de todo.
Enhorabuena muy grande a todos los que lo lograron por primera vez y ánimos y fuerza para el año que viene o los próximos para todo el que no pudo acabar o no pudo estar aquí por motivos de salud. Ya quedan menos segundos para el día en que de nuevo podáis estar en esa linea de meta.


Al final el tiempo por mi reloj 4h40'01. Según el tiempo real de la organización, 4h39'55. Que resullta ser mi tercera peor marca de mis 11 maratones, y mi peor marca de las maratones corridas como veterano. Ya habrá momento de desquitarse, lo principal es seguir ahí todo el tiempo que el cuerpo aguante y se pueda.

Los datos de análisis que tanto me gustan los pondré en otra entrada si tengo tiempo.
Gracias a todos los que han estado dando ánimos, y en especial a los fotografos altruistas.

Por cierto, que Antonio García Montilla, ha tenido la idea de recaudar fondos para la asociación "Todo por y para ellos", con la petición de vuestras fotos sin marca de agua de su álbum y cualquier pequeño o gran donativo a la asociación. Os invito a que lo hagáis porque es una bonita iniciativa. Yo ya lo he hecho. https://goo.gl/photos/VgpH3Lr5B568jR4K9

domingo, 19 de febrero de 2017

33ª Maratón de Sevilla. Decepcionadete

Plan de salida no mirar el reloj en unos cuantos kilómetros, aunque el endomondo iba dejando por los auriculares alguna pista. Me encontré bastante cómo do a un ritmo en torno a 5'40 - 5'45 y estaba bastante contento. Me veía perfectamente capaz de hacer menos de 4h10 que hubiese sido lo más lógico.

Pero en esto no hay lógica ninguna. A partir del 20 tuve algun bache, aunque sobre el 24 vuelvo a ir bastante mejor. Luego de nuevo sobre el 30 de nuevo me vengo abajo.
No iba bien de ritmo, las pulsaciones subieron, dolian las piernas pero para nada tanto cmo en otras ocasiones. Debí haber bajado el ritmo y no parar. Pero sobre el 34 me entraron unas ganas enormes de hacerlo. La cabeza me jugó una mala pasada y engañó a mi cuerpo pensando que con 2-3 minutos de descanso podría ir mejor. En otras ocasiones la cabeza me ha llevado a lugares imposibles, pero hoy me engañó y cuando me habia echado a andar sobre el 35 ya era demasiado tarde. Fuertes clambres y tirones se apropiaron de mis piernas, era casi incapaz de trotar.
Ya nada había que hacer salvo llegar hasta la meta y lo hice como buenamente pude en 4h40m. Para nada me esperaba esto.
Bastante decepcionado por dos motivos:
Primero porque aún saliendo más lento que en otras ocasiones me acabo viniendo abajo casi en el mismo sitio, y no se como entrenar esto ni a qué ritmo salir.
Segundo, porque no me gusta haberme parado, no porque crea que está feo echarse a andar en un Maraton, si hay que hacerlo se hace, pero me quedaba algún margen para hacer ido aminorando el ritmo y haber podido reaccionar un poco. Aun quedaba para tomarme un gel. No me gusta para nada esa pequeña rendición. En otras ocasiones me he arrastrado dandolo todo durante 20 o 30 kilómetros y hoy sólo quedaban 7. No hubo hoy pundonno en exceso y eso no me gusta.
Me podré sacar la espina algún día?
Y eso que el dia estaba prácticamente irrepetible para maratón.



Tiempo por mi reloj: 4h40m01s. Oficial en tiempo real: 4h39m56s.



sábado, 18 de febrero de 2017

Maratón de Sevilla 2017 (Sem 12/12)

Semana de nerviosismo y acojonamiento. Ya está aquí lo tan esperado y temido. Deseando que las vivencias del próximo domingo merezcan verdaderamente la pena, que esa cita con los 195 metros vuelva a poner los pelos de punta y que sea para no olvidar.
Para todos ese es el objetivo más allá de marcas de ningún tipo. Que se pueda disfrutar la carrera de principio a fin.
He tenido estos últimos días  muchas dudas acerca de si intentar una vez más superar mi mejor tiempo de siempre, que sería hacer 3h56m y pocos segundos. La verdad que me veo muy justo y forzado para mantener sostenidamente un ritmo de unos 5'30 por kilómetro, que me llevaría a mejorar esa marca. Podría conseguirlo? Creo que con poca probabilidad, lo más seguro que por el kilómetro 25 o 30 ya tuviera que bajar el ritmo y acabar la carrera totalmente fundido.

Precioso recuerdo del Maratón 2011.

Una cosa que me atrae más sería poder dominar la carrera, algo a lo que tan sólo me acerqué en el Maratón de 2011, el que mejores sensaciones he tenido de siempre. La cuestión sería salir los primeros kilómetros no casi, sino sin mirar el reloj y acomodarme a un ritmo en que me sintiera ir para nada forzado y muy a gusto. Ese ritmo intentar mantenerlo por kilómetros y kilómetros y, algo que sería inédito, si pudiera apretarlo en los últimos instantes.
Y es que en este año, para mi sorpresa y a diferencia de los más recientes, muscularmente estoy mucho mucho mejor.

Puede que para quitarme algo más los deseos de mejorar la marca, seguramente me lleve la cámara, para grabar imágenes de la carrera.

Otra cosa que no tengo decidido es la forma de hacer los avituallamientos, desde que el agua la dan en vaso estoy totalmente descolocado, porque con un sorbo cada 2,5 kms se me hace muy dificil aguantar. Lo más seguro es que me lleve geles Hidro, que no necesitan mucha agua, tal como hice el año pasado. Me tomaría 4 geles en los kilómetros 10, 20, 27'5 y 35. Los dos ultimos con cafeina.

Y un último aspecto a tener en cuenta es el tiempo que hará. En caso de hacer un dia bueno, parece que al menos no hará mucho calor, que no se superarán los 20º. En ese caso la opcion conservadora se afianzará. Pero como esté nublado incluso con algo de lluvia, creo que me darán ganas de intentar algo loco. Nublado, incluso con alguna llovizna, es lo mejor que hay para hacer el Maratón de Sevilla. Finalmente se ha confirmado este pronostico y al final nos mojaremos. Pero el objetivo para mañana será el de es foto de 2011. Resistir a un ritmo sostenido y disfrutar la carrera sobre todo en los kilómetros finales.

Última semana de entrenamiento:

Martes, 14 de febrero: Cal + 2x5' 75-85% + Enf (6 kms).
Hoy pocos kilómetros pero metiendo 2x5' a ritmo entre 75 y 85%. Buen ritmo ha salido. A la espera de seguir manteniendome bien hasta el domingo.

Jueves, 16 de febrero: 30' CC ( 5 kms)
Penultimo entrenamiento, carrera continua a bajas pulsaciones. Buenas sensaciones.

Sábado, 18 de febrero: 20' CC + 3 rectas ( 4 kms )
Trote muy suave con 3 rctas al final rapidito, esperando que mañana sea un estupendo día. Gran parte del trote de charla con el amigo Agustín que me llamó por telefono para darme ánimos.

Seguimiento de la carrera:
He descubierto 2 enlaces para seguir los tiempos de paso en directo en pagina web,  a traves de los controles de chips. No se si funcionaran porque creo que aun oficialmente no han puesto estos enlaces, pero son:

http://cronochip.racetecresults.com/results.aspx?CId=131&RId=718

Ahora mismo parece que hay una especie de simulación o prueba realizada, y aparezco yo con un tiempo de carrera finalizada de escándalo:


A ver si se me pegan alguno de esos dígitos. Principalmente el primero.

El otro enlace es de sportmaniacs, se localiza el lugar donde estará el corredor aproximadamente.

http://runloc.com/race/maraton-sevilla-2017#

Con mi nombre completo, Javier Balbuena Caravaca y/o numero de dorsal 10154 se puede acceder a los datos.

Aparte de eso, en mi endomondo debe aparecer en directo por donde voy, aunque muchas veces no funciona del todo bien o se pierde.
En este enlace, https://www.endomondo.com/profile/67054   seleccionar la carrera.

Nada más. Buena carrera para todos y para el público que no deje nunca de animar.

lunes, 13 de febrero de 2017

Maratón de Sevilla 2017 (Sem 11/12)

Penultima semana de entrenamientos. Semana muy tranquila, sin tiradas muy largas y con ritmos como muy altos los más elevados que se me podrían ocurrir llevar en el maratón, sobre unos 5'30 por kilómetro.
Ha sido toda la semana un continuo pensar si ese ritmo soy capaz de mantenerlo todo el tiempo o no. Y yo pienso que en otras ocasiones me he sentido con más energía al rodar a ese ritmo y más desahogado. El ritmo de maratón debería ser uno que te posibilite llegar a la Media sin prácticamente haber notado el esfuerzo, y a partir de ahí o el km 25 comenzar el desgaste. Y me da la impresión de que ese ritmo de 5'30 no me va a hacer llegar desahogado a la Media Maratón, al menos en este año. Queda la decisión de si probar e intentar salir a ese ritmo, y a ver que pasa;  a riesgo de sufrir muchísimo los últimos 20 kilómetros. O bien salir a un ritmo algo más desahogado, unos 15sg más por kilómetro y buecar lo que sería dominar la carrera, prácticamente doblando los tiempos de las dos Medias, que llegar a meta de esta manera sería una sensación excepcional.
Aún me queda una semana por delante para meditar, pero me parece que me voy decantando por lo último.

En cuanto al entrenamiento, tirada final de 15 kilómetros el sábado por el Alamillo, que se apuntó el Espi conmigo para hacerla y estuvimos dando un estupendo paseo de charla todo el tiempo. Un placer entrenar con este buen amigo, que hacía mucho tiempo que no coincidíamos.

Martes, 7 de febrero. 65' CC (11,2 kms)
Carera a ritmo suave, hoy bastante mejores sensaciones que en dias anteriores.

Jueves, 9 de febrero. 25' a 65-75% + 25' a 75-85% + 25' a 65-75% + Enf  (13,3 kms)
Plan de 25' en zona 2, 25' en zona 4 y 25 en zona 2. Finalmente prefiero cambiar y en vez de zona 4 prefiero tirar en zona 3, en un ritmo más cercano al de Maraton, e intentar todo el tiempo mantener un ritmo muy constante. Creo que lo he conseguido y no saliendome nunca de esa zona. Aunque tampoco ha sido un paseo, costó su trabajo y hubo desgaste.

Sábado, 11 de febrero. 10' + 60' 75-85% + 15' (15 kms)
Ultima tirada larga premaraton, incluyendo 60' a un ritm en zona 3 de entrenamiento, que podría ser un ritmo Maraton. Quedo con Espi, y hacemos el entrenamiento juntos todo el tiempo, una alegría porque hacía mucho que no nos veíamos. Me he encontrado bien, casi todo el tiempo de charla, pero mas o menos llevando un ritmo continuado en torno a 5'30. Quizás pueda ser un poco rápido para el Maratón, el dia M habrá que buscar buenas sensaciones mejor que números. Dia feo, pero afortunadamente sólo han caido unas pocas gotas durante el tiempo que hemos entrenado. Lo que sí hacía es viento y bastante frío.

Domingo, 12 de febrero. 30' eliptica 
Quedaban 30' de trote para terminar la semana de entrenamientos. Pero el día ha estado todo el tiempo muy malo con lluvia y frío, así que he decidido cambiarlo por eliptica en casa. Lo principal de la semana ya está hecho.

martes, 7 de febrero de 2017

Maratón de Sevilla 2017 (Sem 10/12)

A diferencia de semanas anteriores en ésta ultima semana no ha habido tan buenas sensaciones. Especialmente en el día de series, que costaron bastante trabajo y se sufrió. Luego en la tirada larga, parecía que había buenas sensaciones, pero entre que avivé el ritmo y que el viento en contra molestaba demasiado, acabé el entrenamiento tremendamente fundido.

Es la antepenúltima semana de entrenamiento, y a partir de las dos siguientes, disminución de kilómetros y ya la tirada larga que queda, para la semana que viene será más corta y gasto de las energías imprescindibles para mantener la forma.

Martes, 31 de Enero: 50' CC (8,5 kms).
Después de la carrera del domingo, la sesion de fisio de ayer, las piernas espectacular, carrera bastante fácil y pulsaciones muy muy bajas. Parece que esto marcha.

Jueves, 2 de Febrero:  Cal + 4x8' 85-90% (2' rec) + Enf (10,2 kms).
Series de 8' rápido por terreno ondulado. Hoy no hubo muy buenas sensaciones y no salieron ritmos muy buenos, por encima de 5' el kilometro.


Sábado, 4 de Febrero:  90' a 75% + 70' a 85% + "Enf."  (28,6 kms).
Ultima tirada larga previa al maratón. El plan rondar entre 2h45 y 3h y entre 28-30 kms. Primeros 90' tranquilo, a un 75% de pulsaciones. Luego 70' rodando al 85%, y un pico final como "enfriamiento".
Previsión de lluvia y me voy preparado para ello, pero de principio más sol que nubes, aunque viento molesto. Dejo el coche en el Parque de Los Príncipes, y me dirijo hacia los Bermejales, donde doy un par de vueltas al Parque y me dirijo hacia La Palmera para dar otra vuelta por el Parque de Maria Luisa. Salgo de él para dirigirme hacia el Huevo de Colón, ya con 12 kms en las piernas. Buenas sensaciones y sin problemas. Además dirigiendome hacia el norte, el viento es a favor, así que muy cómodo.
Poco a poco se va estropeando el dia y llegan nubarrones. En el parque de patinaje de al lado del puente de Chapina paro para recargar agua y para prepararme para la lluvia (gorra, y guardar movil y llave del coche en bolsas de plástico).
Enseguida empiezo a correr más rápido y aunque ha empezado a llover me encuentro bastante bien. Van pasando los minutos y sigo muy bien. Al llegar al Huevo media vuelta por la otra orilla y aquí  el viento ya es ás fuerte y en contra, aunque ha dejado de llover.
Todo lo que antes eran buenas sensaciones van cambiando por mucho cansancio, y el ritmo se resiente una barbaridad, aunque las pulsaciones se mantienen en la zona del 85%. Muy molesto el viento en contra. Por el muelle de N.York acaba el tiempo de correr más rápido, pero lo que queda no se hace para nada fácil. Deseando terminar el entrenamiento y bastante quemado. Para acabar, un nuevo chaparrón y segunda mojada.
Quizás fue una tontería apretar en el entrenamiento de hoy. Pero al menos me sirve para tener claro que el dia 19, debo aspirar como mucho en hacer una carrera tranquila y acabar dignamente, no más.

Domingo, 5 de Febrero: 30' trote (5 kms).
Carrera continua de recuperación de piernas del día anterior.


miércoles, 1 de febrero de 2017

Maratón de Sevilla 2017 (Sem 9/12)

A falta de 3 semanas para el maratón, semana donde tenía la prueba de la Media Maratón de Sevilla. Interesante para ver si había mejorado mi estado de forma desde la última Media en el mes de diciembre.
Pero antes, durante la semana una sesión de series de 1000, donde el resultado fue bueno; y otra sesión de una hora de carrera contínua con 20' a ritmo de maratón. Junto a media horita de trote muy suave el día de la carrera.

En la Media Maratón lo ya contado en la crónica. Ritmo algo más lento que el deseado, pero al analizar luego la información se ve que las pulsaciones durante toda la carrera fueron mucho más bajas que en la Media de Camas, lo cual es una buenísima señal.
Con +SportTracks  se puede analizar muy bien estos detalles. Pongo por aquí una imagen , primero con el análisis de los ritmos de las dos carreras, y luego con las pulsaciones de ambas carreras.


En azul la Media de Camas, y en rojo, la de Sevilla. Las lineas finas son el ritmo en cada momento, y las gruesas son el ritmo medio. La de Camas se aprecia un ritmo medio prácticamente constante toda la carrera. En la de Sevilla, una pérdida de ritmo por parada técnica al principio de la carrera, pero luego va bajando paulatinamente hasta que se iguala al de la Media de Camas.
Siendo las dos carreras casi iguales en ritmo, la diferencia grande son las pulsaciones:







Las pulsaciones de la curva azul (Camas) son siempre más altas que en la Media de Sevilla. Incluso en la de Camas, al final aumentan sin haber aumentado el ritmo de carrera. Sin embargo en la Media de Sevilla, solo aumentan más apreciablemente cuando avivo el ritmo en los 3 ultimos kilómetros de carrera. Pero en general la diferencia entre las dos carreras es bastante grande.

La semana de entrenamiento fue como sigue:

Martes, 24 de Enero: Cal + 2x3x1000m (2'rec) + Enf (11,2 kms)
De nuevo aprovechando el tiempo disponible, antes de almorzar. Dia fresco, pero a pleno sol, hasta picaba. 6 series de 1000 en dos bloques de 3, con 3 minutos de descanso entre medias. Ha salido mejor de lo esperado. Primer bloque de menos a mas, y en el segundo las 3 series bastante parejas. Todas mas o menos a un promedio de 4'45. Cansado pero salieron bastante bien, contento.

Jueves, 26 de Enero:  60' CC (20'M) + Enf. (11,8 kms)
Salida bastante temprano con frio para evitar la presunta luvia de la tarde. El plan de hoy era más sencillo, trote de una hora al 65-75% y un pequeño enfriamiento. Como siempre, lo hago por bloques de 10 minutos, y como me encontraba bien, en los 20 minutos centrales, se me ocurrió tirar un poco más rápido y marcar un ritmo que podría ser el de maratón. Incluso en la mayoria de los momentos donde iba algo más rápido, el corazón se mantenía en el rango de pulsaciones deseado.

Sábado, 28 de Enero:  30' trote + 3 rectas (5,8 kms)
Carrera tranquila y 3 rectas a la espera de la Media Maratón.

Domingo, 29 de Enero: 22ª Media Maratón de Sevilla.
Querría haber estado en torno a 5'20 de media, pero tampoco sufrir mucho. Coger de inicio un ritmo confortablemente duro y aferrarme a él cual lapa. Ese ritmo que salió fue más en torno a 5'30 que a algo menos, y pensaba que me estaba costando trabajo, pero cuando veo ahora las pulsaciones durante la mayoría de los 15 primeros kilómetros por debajo de 150, la verdad que iba bastante más desahogado de lo que parecía. En los 3 últimos kilómetros decido apretar y para mi sorpresa en ese momento el cuerpo responde, llevando un ritmo al final por debajo de 5'15 que me hizo adelantar muchas posiciones. Bueno, al menos esa alegría me llevé, de acabar fuerte y con buenas sensaciones, pero quien sabe si pudiera haber apretado un poco más. El resultado final es un poco peor que en la última Media de Camas.




Próxima semana, última de entrenamientos fuertes, incluyendo la tirada más larga de la preparación, esperemos aguantar hasta algo menos de 3 horas. Y a ver como quedan las piernas.

lunes, 30 de enero de 2017

22ª Media Maratón Sevilla

Segunda edición en que la clásica Media maratón Isla de la Cartuja cambia para Media Maratón de Sevilla, y se siguen notando cambios para mejor. En esta ocasión entra un patrocinador fuerte como es EDP, y también se incluye en su nombre. Las camisetas este año han sido mejores que el anterior (cosa bastante fácil), la medalla muy bonita (aunque sin poner año ni edición). Recorrido, avituallamientos, organización en general, todo muy bien, salvo que en algunas partes del circuito se estrechaba innecesariamente la carrera para dejar uno o dos carriles libres a la circulación, y la masa los ocupaba. Creo que debido a esto, algunos pasos intermedios, por lo menos en mi caso, no aparecen, porque los controles estaban en un paso más estrecho y yo al menos, ni los ví.

En esta ocasión, y espero que sólo por este año y debido a la coincidencia de horarios con el Betis-Barcelona, se adelantó la salida a las 9 de la mañana. Hubo que madrugar bastante, pero aún así llegué bastante temprano. Pude aparcar bien en la zona sur del Estadio, más cerca de la salida, pero para volver, una auténtica trampa porque hubo que esperar a que saliera prácticamente todo el mundo.
Luego de un rato esperando dentro del coche para no tener mucho frío, salgo a hacer mis ultimos preparativos y a hacer unos minutos de calentamiento por los alrededores. Bastante fresco pero usé los manguitos de la Pretoriana y guantes, y aunque hacía frío no era ningún problema. Ninguna doble camiseta ni nada más gordo de lo normal, como se les veía a mucha gente. Seguro que en diez minutos todo lo más, ya sobraba todo.


Aunque la salida estaba más lejos del estadio de lo que me creía, por lo que el calentamiento, entre lo que hice alrededor del estadio y el camino  para llegar a la salida, quedó en más de 2 kilómetros y medio.
La salida muy bien organizada, 5 cajones. Y en ésta ocasión, gracias al cambio de recorrido en la Media de Camas, pude salir del cajón 3, el de menos de 1h50m. Aunque ni mis intenciones ni mi forma eran para estar en ese tiempo. Cuando llego al cajón, aunque había sitio para ponerse un poco más adelante, cerca del globo de 1h50 me quedé retrasado, de modo que durante la carrera en ningún momento vi ni de lejos éste globo.
Mis intenciones de hoy, eran lejanas a lo conseguido en esta misma prueba hace un año, que estuve en 1h50. Intentar poder llevar un ritmo en torno a 5'20 y así mejorar al menos el ritmo de 5'27 que salió en la Media de Camas hace ya casi dos meses. Pero tampoco quería hacerlo a costa de apretar más de lo debido. Intentar salir a un ritmo confortablemente duro, que me viera capaz de aguantar y a partir del km 2 mantener ese ritmo, aunque fuera distinto del deseado 5'20.

Se retrasa un poco la salida, y cuando se produce hago los primeros metros con bastantes ganas de pararme a orinar. No ha habido mucho parón en la salida y da un poco de pena fastidiar una buena salida, pero al acabar Carlos III, y ver las ultimas posibilidades de echarme a un lado a orinar lo hice. Esto hizo que el primer kilómetro ya quedara bastante lento, pero luego intenté coger el ritmo bueno para hacerlo continuado.
Una vez fuera de esta Avenida, se sigue por la Carretera del Muro de Defensa, por lo que hay que bajar y subir los pasos subterráneos de la A49, tampoco te deja coger por aqui un buen ritmo, pero una vez pasado, ya sí que pongo la marcha buena, que parece que es más cercana a los 5'30 que a los 5'20. Aunque en los próximos kilómetros no miro casi nada el reloj y me preocupo sólo de mantener el ritmo y de disfrutar de mi música, del entorno de la carrera y del estupendo día y temperatura que hace para correr. Y la verdad que se corre pero que muy bien. Con mucha gente, pero sin agobios de cambios de ritmo, parones, sin gente que se cruce de un lado a otro,... Puede ser la diferencia de salir de un cajón más avanzado.

Bajamos y me dejo llevar hacia Blas Infante, y una vez pasado el Parque de Los Príncipes, con el giro a izquierda, entrada en López de Gomara, para continuar todo recto en dirección norte hasta el Puente de la Barqueta. Una tirada de bastantes kilómetros, y nada más girar, se nota viento un poco molesto en contra, lo que puede ser un problema. Pero afortunadamente sólo es una pequeña racha, y hasta es agradable, ya que refresca y viene bien, porque el frío de la mañana no se nota ya para nada. Llevaba las gafas empañadas del calor de la cara.
Por esta calle, una de las cosas que no me gustó, que había corredores suficientes para ocupar a lo ancho todos los carriles, sin embargo se empeñaron en dejar un carril libre, por lo que se montó lio, ya que la gente no lo cumplía y había policias cabreados. Lo más sensato hubiera sido ocuparlo todo, es la única forma de poder poner tanta gente a correr, siempre hay calles alternativas. Si no, no puede haber tantos corredores en una carrera.

Aunque en ese momento no me dí cuenta, por aquí pasé algunos segundos más rápido por kilómetro. Como ya empezaba a no tener frío, me guardé los guantes en la riñonera, y empecé a buscar los masticables de Isostar para tomarlos un poco antes de recibir el avituallamiento. Los masticables me sientan bastante bien, pero cuestan un poco trabajo de tomar, y de respirar mientras se toman. Por lo que hay que tomar lo antes posible agua para echarlo todo bien para abajo y no asfixiarse.
Y cerca del final de la Ronda de Triana, en el kilómetro 5 estaba la preciada agua. Muy bien el avituallamiento, con botellas de agua, como debe de ser. Pero eso no quita que siempre se forme un pequeño caos, y yo creo que por culpa de eso ni me dí cuenta de algún control de chip que había en ése punto. Ya se lo he escuchado a algún que otro compañero, y en la clasificación no aparece mi paso, por lo que creo que no estaba excesivamente bien colocado. Pero todo lo demás, organizacion de botellas, mesas y voluntarios, estaba a la perfección. Entre los voluntarios estaba el amigo Jose Luis, que hacía un montón de tiempo que no veía y al que pude saludar.

Gracias a tener una botella, perfectamente se puede ir uno hidratando con una buena cantidad y bebiendo poco a poco, así que los siguientes metros, por una zona espectacular, al lado de a Torre Pelli me los pasé tomando poco a poco buches de agua. Además vino desde atras Pinteño, que iba a un buen ritmo y bastante bien. Luego de saludarlo siguió para adelante, acabó realizando una muy buena marca.
Paso por el km 8. Bonita estampa. Foto: Javier Serrano
Siguiente tramo un poco desangelado de público, ya que en la zona de Triana había mucha gente, y hasta prácticamente la esquina del puentecito sobre el canal que lleva agua al Lago de Isla Mágica, no se veía a nadie animando. Ya en las cercanías de la Barqueta ya se escuchaba una charanga que había tocando para animar a los corredores, con lo que en el Puente de la Barqueta había muy buen ambiente. Por el puente, saludé al amigo Javier Serrano, que se encontraba haciendo fotos.

Ya se había pasado con creces el primer tercio de carrera, km 8 en el Puente, bien aunque tampoco unas sensaciones para tirar cohetes, y ahora girando a la derecha, de nuevo un tramo largo y muy recto, por una avenida muy amplia, hasta llegar al final del Parque de Maria Luisa. Le doy volumen a la música, para seguir disfrutando en este largo tramo, y hacer que la caída de kilómetros sea lo más agradable posible. Se consigue porque se me hace muy rápido llega al paso subterráneo de Arjona. Siempre me da mucho coraje este tipo de pasos, sobre todo cuando se pueden evitar, pero la bulla y griterío que se forma por ellos es espectacular.
Antes, pude ver al amigo Jesús viendo la carrera. Me dio mucha alegria verle y saludarle, y desearle que se pueda recuperar muy pronto y volver a disfrutar de lo que tanto le gusta.
Nada más subir, vuelvo a coger otros masticables de Isostar, porque ahora sí que veo bien el paso del km 10, con el control de chip y una cámara recogiendo el paso de los corredores. Hago un saludito a cámara, y otra vez muy bien servidas las botellas por los voluntarios, sin casi ningún problema, y sigo con ella para ir bebiendo poco a poco. El kilómetro 10 lo paso en unos buenos 54'43. Pero lo más espectacular, viendo los tiempos de paso ahora en el reloj, es que la mayoría de estos 10 kilómetros, los pasé a un ritmo absolutamente clavado. Sólo una diferencia de 2-3 segundos entre la mayoría de ellos.
Paso por km 10. Foto Organización
Continuamos avanzando por lo más bonito del Río. Plaza de Toros, Torre de Oro, Palacio de San Telmo. Por esta parte quizás flojeaba un poquitín mi ritmo, pero las sensaciones las iba manteniendo. Sobre el kilómetro 12, a la altura de la Plaza de América, un corredor se pegó un costalazo tremendo en el suelo, menos mal que se levantó como un resorte y siguió como si nada, porque el ruido que formó la caída fue brutal.
A la altura de la Avenida de Eritaña, giro a izquierda para volver de nuevo en dirección Norte, para entrar en el Parque de Maria Luisa, y avanzar por el centro de la ciudad tal como lo hará el Maratón
dentro de 3 semanas. Paso precioso por la Plaza de España, y no es que fuera mal, pero en esta zona notaba que muchos corredores me adelantaban. Ya quizás no llevaba la precisión de kilómetros anteriores, pero no me encontraba mal.

Paso por el Prado y calle San Fernando tomada con nuevos bríos y además ya entrando en la Avenida de la Constitución mucha gente animando de nuevo. Al final de la Avenida, estaba el paso del kilómetro 15, que de nuevo no ví. Supongo que de nuevo no estaría muy bien marcado, y de nuevo mi paso por este kilómetro no se ve reflejado en el listado final, como a muchísima gente más.
En este punto y ya por última vez tomo mis masticables, y la botella de agua, que estaba en la Plaza Nueva. Bebo para recuperar fuerzas, y ya este será el último avituallamiento, a falta de 6 kilómetros. Pienso que esto lo podrían arreglar. En muchas Medias Maratones hay 4 avituallamientos. Que hayan 3 pero bien preparados me parece bien. Pero mejor que estuvieran en el km 6, 11 y 16. O casi mejor el primero en el kilómetro 7. Para 3 avituallamientos, el primero en el kilómetro 5 es demasiado pronto, y luego cuando más fuerzas se necesita recuperar es cuando menos hay.

Una vez pasada la calle Tetuán, donde recibí los ánimos del único Thierry Robache; a diferencia de el Maratón, que se coge hacia la Alameda y de ahí al Puente de la Barqueta; en la Media se gira a la derecha en la Campana y se pone rumbo a la Ronda, pasando por las Setas. Hasta llegar a las Setas, puede que fuera la parte del recorrido que más me costó y lento salió. Esa suave cuestecita, que muy suave, pero se nota, además del piso de adoquinado me hicieron un poco de mella. Por aqui me adelantan, primero Francis, que supongo que estaría haciendo un entrenamiento largo fuera de la carrera, y después Jose Antonio Coco.

Al llegar a la Ronda sigo con un ritmo un poco más lento, algo por encima ya de 5'30. Se cumple ya el kilómetro 17 , y el 18 con un ritmo parecido. Sigue adelantándome gente, miro el ritmo medio de la carrera hasta ese instante, y me sale 5'29. Pero estoy corriendo un poco por encima de 5'30, así que para mantener al mens esa media, decido poner una marcha más a mi ritmo. Quedan unos 3 kilómetros para meta y no doy mucho por que va a a poder aguantar ese esfuerzo, pero poco a poco me voy encontrando mejor, para mi absoluta sorpresa. Llego a la Barqueta, km 19 ya por debajo de 5'30 y veo a Javier Serrano que se encuentra cambiando baterías o tarjeta en la cámara, se escapó en esta ocasión la foto.
Cruzo el puente y cambian las tornas porque poco a poco empiezo a adelantar gente. Esto me anima y casi sin darme cuenta aprieto un poco más. Y me sigo asombrando porque sigo aguantando bien, y puedo mantener ese esfuerzo, cuando me creía que me iba a venir abajo. El km 20 ya lo paso en 5'14 y los adelantamientos son a buen ritmo. Sólo me queda un kilómetro y el estadio ya se encuentra totalmente a la vista. Quiero mantener el ritmo, pero aún tengo fuerzas para apretar un poco más. Kilómetro 21 ya dentro del estadio en 5'10. Y en la ultima curva y sprint final continúo fuerte, hasta la línea de meta, para un final de carrera fantástico.

Instantes antes del paso de la meta. Foto: Antonio García Montilla
El resultado final por mi reloj, 1h55m40s. Ritmo promedio de 5'27, exactamente el mismo que el de la Media de Camas, que pretendía mejorar, pero las sensaciones finales fueron bastante mejores.

Llegada a meta, a la izquierda. Foto, organización
Video de llegada, desde 0:24 hasta 0:45 a la izquierda de la imagen:



Una vez pasada la meta encuentro con algunos amigos, como el gran Juan Nuñez, y el no menos grande Alvaro Galván, luego recoger la medalla, que le hubiera faltado poner el año o edición de carrera, pero era muy bonita, y a hacer el pasillo del frío tunel del estadio, recogiendo algunos regalos como fruta, agua, isotónica y Cruzcampo. Mas o menos lo habitual.

Con el amigo Juan

Una vez en casa y descargados los datos del reloj, me sorprendió ver que las pulsaciones se mantuvieron muy estables durante toda la carrera, casi siempre por debajo de 150ppm, cosa que está pero que muy bien. Señal de que podía haber ido una marchita más rápido durante toda la carrera. Y es que esos números para las pulsaciones son casi de ritmo de Maratón. Tan sólo en los 3 kilómetros finales subieron las pulsaciones en torno a 160, con la aceleración que hice en esos momentos, y se mantuvo aceptablemente estable también. Pulsaciones medias de la carrera: 149ppm. En Camas fueron 155 ppm. En fin, tampoco fue una carrera para tirar cohetes, pero estos datos son buenas noticias. En cualquier caso me apetece plantearme un Maratón tranquilo e intentando disfrutarlo de principio a fin.

Gráfica de pulsaciones en la carrera

lunes, 23 de enero de 2017

Maratón de Sevilla 2017 (Sem 8/12)

A falta de 4 semanas para el Maratón, vuelvo a recuperar la normalidad de entrenamientos. Vuelvo a incluir un día de series, aunque suave, y recupero las piernas bastante luego de la dureza de la Media Maratón de La Puebla del Río.
El día de tirada larga, en general buenas sensaciones aunque al final no pude tener un buen ritmo. Y despues de finalizar me dolieron bastante las piernas. Pero en general contento con el día clave de entrenamiento. Antes el día que más me gustaba era el de la tirada larga y no se por qué ahora es de los que más miedo me da. Antes del entrenamiento no las tenía todas conmigo, pero luego creo que salió algo mejor de lo esperado.
En la semana que entra tenemos la Media Maratón de Sevilla. No creo que vaya a poder estar en el tiempo del año pasado, pero al menos debería de mejorar el tiempo de la Media Maratón de Camas del pasado mes, con un ritmo medio entre 5:20 - 5:25. Este año habrá que madrugar para la carrera, porque normalmente empieza a las 11, pero para evitar coincidir con el Betis-Barcelona, este año lo hace a las 9:00.

Martes, 17 de Enero: 50' CC al 65-75% + Enf (9,3 kms).
Aprovechando la hora de comer para una carrerita fácil. Tenía las piernas doloridas y entumecidas de la carrera del domingo, y ha costado bastante. Las piernas han estado muy agarrotadas. Un poco mejor al final pero no demasiado.

Jueves, 19 de Enero: Cal + 8x2' 85-90% (1'rec)+ Enf (8,1 kms).
Después de casi 3 semanas una sesión de series, sencilla, y sin llegar al máximo de pulsaciones para no forzar en exceso. 8 series de 2' corriendo rápido. La mayoría de ellas entre 4'30 y 4'40. He sentido las piernas mejor al acabar que al empezar.

Sábado, 21 de Enero: 30' CC (5,2 kms).
Mucho frio y carrera suave y corta para preparar las piernas al duro entrenamiento de mañana.


Domingo, 22 de Enero: 90' 65-75% + 50' 75-85% + Enf
Estupendo dia para correr. No sé por qué fue porque he pasado por este lugar mil veces, pero al pasar por la feria, me acordé de mi profesor de E.Física del colegio. Cuando desde la portada teniamos que ir hacia el puente de Los Remedios, y luego hacia el antiguo puente de Hierro para finalizar en la portada. Para mí era un imposible, la cantidad de veces que me catearon por eso.
Hoy no salí de la feria de Sevilla, sino la de San Juan. Cruzado el puente de hierro, pero el de San Juan. Y luego he ido atravesando puente tras puente de Sevilla hasta perder la cuenta. Delicias, Los Remedios, San Telmo, Triana, Chapina, Cartuja, Barqueta, Alamillo, Pasarela Alamillo, y la Corta. Y luego vuelta hasta cruzar de nuevo el de Hierro de San Juan. 11 en total, sólo faltó el del Centenario.
Gracias a D.Rafael Díaz, que metió en mi cabeza una semillita de un apasionante pasatiempo. El de superarse a uno mismo.
En cuanto al entrenamiento. Hoy muchisimo mejor de piernas, aunque no muy bien de ritmo. Buenas sensaciones todo el rato, Bueno el cambio de ritmo, casi me sentó hasta bien. Pero los ultimos diez minutos de la 2ª parte bastante cansado, y el tiempo de enfriamiento fue mas o menos arrastrarse hasta el coche. Pero en general contento. Que estén mejor las piernas es muy buena señal.
Por lo demás, muchísima gente entrenando por las orillas del río, pude cruzarme y saludar a Francis, a Nacho Filoso, y a David Cao, que no me vió.