lunes, 16 de septiembre de 2013

Picotazo de avispa. (Sem. 5/10)

Sólo quedan 5 semanitas para la Turdetania. Lo más destacado de la semana fué que estando en la piscina me llevé un picotazo de una avispa entre los dedos del pie, que me estuvo molestando bastante desde el miércoles, hasta el sábado que ya estaba bastante mejor.

Los entrenamientos durante la semana han sido 3 de carrera y 2 de elíptica (lunes y viernes), aparte de una sesión de fisio que tocó el jueves.

El martes un poco de calidad, haciendo cambios de ritmo haciendo 5 minutos al 70%, al 75% y 80% en tres bloques. Pero hacía tanto calor, que el entrenamiento fue un poco desastroo y no pudo servir para comprobar mi estado de forma.

El miercoles, decidí entrenar por la tarde, para evitar el entrenamiento el jueves que tenía fisio. Antes de correr, nos vamos a la piscina, toda la tarde muy tranquilo allí ya pensando en correr sobre las 8:30. Y resulta que poco después de las 8, cuando quedaba poco para irnos, se me coloca una avispa entre los dedos del pie, y me pica en el dedo meñique derecho, entre los dedos. Un dolor espantoso, me pongo pomada y se empieza a  hinchar, y no deja de doler. Me pregunto que cómo voy a ir a correr ahora con ese dolor... Merche, que ya casi está mas bruta que yo me dice que no le eche cuenta y me vaya a correr, que cuando empiece a correr se me olvida. Cuando me preparo para correr, el dedo meñique parece casi otro dedo gordo y me duele bastante al andar, cojeo. Pues nada, me calzo zapatillas y resto equipo, y salgo trotando muy lento. Tenía razón mi mujer, se fue olvidando y tan solo algo de escozor y ligero pinchazo.
Esto me ayudó a trotar más lento y he podido llevar un pulso muy bajo, 135ppm de media que está excepcional para un circuito con cuestas. Al final al llegar a casa me vuelve a doler el dedo bastante, pero creo que incluso está un poco menos inflamado. Una nueva experiencia, correr con 3 dedos gordos...

El jueves, sesión de fisio, me trata Marta en la clinica Salas Lluch. Revision de los rotulianos y vió que estaban bastante mas inflamados, asi que masaje de descarga para ellos y luego me puso en los dos ultrasonidos, que ha dolido y quemado bastante. Para finalizar descarga de cuádriceps, que estaban muy pero que muy cargados. Los gemelos han quedado pendientes para un próxima sesión.

Y el sábado, la sesión larga de caco. En principio tenía previsto salir a las 8 de la mañana para 25-26kms, pero me despierto a las 6 de la mañana. Decido levantarme y salir ya. Como es de noche, hasta que amanece puedo estar corriendo por el pueblo con la luz de las farolas.
Me visto, pero algunos problemillas me hacen retrasar. Primero cuando saco la bolsa de agua de la mochila, que estaba en el congelador, era tal piedra que creo que no voy a poder beber agua en casi todo el camino, así que me pongo a plancharla un poco y deshacer algo el hielo. Cuando lo hago y ya me coloco la mochila (que no lo hacía desde los 101 de Ronda) veo que la cremallera no sube, es imposible, después de muchos intentos míos y de mi mujer, la mojo y ya por fin.
Cojo el mp3 y salgo de casa, cuando he avanzado 200m me doy cuenta que esta sin bateria. Vuelta a casa a por los auriculares del movil. Por fin sobre las 7:10 empiezo el entrenamiento. Me he retrasado pero aun es de noche.
Empiezo bajando todo el pueblo hasta el Manchon, nivel casi de la orilla del rio, y luego subo hasta lo más alto de Tomares, por la cuesta de Assistel, que se las trae y Sta.Eufemia. Al llegar arriba ya es de dia. Como a las 8:15 los pretorianos quedan para hacer algo más de una hora en el poli de Tomares, decido pasar por allí e integrarme en su entrenamiento, para no ir sólo y saludar a muchos amigos que tengo entre ellos y hace tiempo que no los veo.
Cuando llego al Poli, allí están, pero están entretenidos con un lio de camisetas y tardan en salir, por lo que doy una pequeña vuelta mientras salen o no. Cuando ya por fin empiezan yo ya llevo 10 kms en poco más de una hora.
Empezamos su recorrido. Al principio, sobre todo al subir por el parque Zaudín pienso que puede ser una locura seguirles, porque yo quiero hacer unos 25 y ellos van para 10; pero una vez pasadas las cuestas más duras ya me encuentro algo mejor y acoplado al ritmo de charla con Javier Rosales. Aún así pienso que el final de mi entrenamiento se puede hacer duro. Seguimos hacia Bormujos, y camino del Zaudín. Al acercarnos de nuevo a Tomares y cumplir unos 10 kms más (ya llevo yo unos 20), me despido y continúo para hacer unos 6 kms más. Me encontraba cansado pero no demasiado. Aún así tengo que parar un par de veces a estirar cuádriceps y recupero bien. Subo poco a poco y con caco de nuevo a lo más alto del pueblo, entro en Bormujos y atravesando el Zaudin llego de nuevo a casa, trotando incluso la ultima cuesta.
Al parar me noto un poco de dolor en la rodilla derecha, pero al estirar cuádriceps parece que ha mejorado. Finalmente un poco menos de 27 en un recorrido algo exigente, que no está nada mal. Aparte de saludar a muchos amigos que hace tiempo que no veía.
La picadura de avispa del dedo, no molestó mucho, desde la tarde del viernes estaba mucho mejor y no me molestaó nada. 



  • Lunes: 40' eliptica
  • Martes: 65' C.R. (11 kms)
  • Miércoles: 60' C.C. (10 kms)
  • Viernes:45' eliptica
  • Sábado: 3h10 Caco (26 kms)

 La semana que viene intentaremos hacer unos 30-31 kms y la otra semana sobre 35. Además el proximo viernes participaré en La Rinconada en la Nocturna de El Majuelo que quizás aproveche para probarme durante la carrera haciendo un 5000 rápido.

Articulos relacionados por categoria