lunes, 25 de abril de 2016

DNS esta vez nada celebrado

Pues finalmente a la Carrera de 10k de Triana - Los Remedios de la semana pasada no llegué a poder ir. Esos extraños dolores que estuve contando la semana pasada continuaron.
A diferencia del día de la carrera de Esquivel, esta vez fue un no presentado, un DNS para nada celebrado.
Fui mejorando durante toda la semana poco a poco, incluso conseguí hacerme la ecografía que tenía pedida el jueves pasado, mucho antes de lo que parecía. En ella me confirmaron que hernia no tenía, pero que tampoco se veía ninguna rotura importante. Si acaso, de tener algo, sería una microrotura. Aparte de eso, me vieron una pequeña piedra en la vesícula y un pequeño estrechamiento en un conducto de un riñón, en principio sin importancia.

En fin, que eso y la mejoría me hizo probar a correr el viernes. Al principio me molestó un poco, pero continué y fue a mejor. Incluso apreté un poco más que otros dias y acabé prácticamente sin dolores y muy contento. Casi estaba seguro de que iría a la carrera.
Pero luego un poco más tarde, en casa, cuando fui a hacer un poco de abdominales me volvió a molestar. Y el sábado otra vez me molestaba bastante. Por lo que decidí no ir a la carrera. Y ya bastante mosqueado porque como seguía sin encontrar exactamente el punto de dolor, tampoco tenía la certeza que el tema fuese muscular.

Esta mañana más mosqueo, porque fui a la médico a enseñarle la ecografía y los análisis (en ellos todo estaba bien), y ya me empezó la cantinela de que debería ir al urólogo, al de digestivo,... Yo diciendole que me dolía por delante, no por detras... Sí, pero se puede irradiar, decía.

Menos mal que hablé con Jose Antonio Salas Lluch y me dijo que fuera a verlo esta tarde, no para consulta, que no tenía cita, pero si para verme y valorar lo que tenía. Cosa, que iluso de mí, con los miedos no hice y tenía que haberlo hecho una semana antes. No hubiese estado de procesión de medicos ni comiendome el coco.
Y dicho y hecho. Todo ha sido tumbarme y hacerme poner los abdominales en tensión y al palpar se ha visto claramente donde estaba el dolor. Que era en los abdominales oblicuos.

El caso es que, como todo el mundo me dice que haga abdominales, desde hace unas 2 o 3 semanas había empezado a hacerlas y lo mas probable es que me las lastimara haciéndolas. Según Jose Antonio debido a mis problemas de espalda y a la especial disposicion de mi musculatura abdominal, no debo hacer los ejercicios de abdominales de la manera típica, sino lo que se llama haciendo trabajo de "core".

Me ha dicho que me deje de hacer ninguno de estos ejercicios hasta que no me duela nada, que puede pasar más de una semana. Y de correr, poco a poco y que empiece andando un cuarto de hora.
Ha sido una tontería no haber ido a ver a Jose Antonio antes, me hubiera ahorrado al menos una semana de no saber qué tenía.

Ahora espero que vaya todo mejor y empiece a recuperar.

Los entrenamientos de esta semana, muy flojitos, fueron estos:

Martes, 19 de abril: 35' trote muy lento (5,4 kms).
Pruebo a trotar suave sin forzar y vuelvo a tener molestias. Quizas un poco menos que el ultimo dia, pero por el estilo

Viernes, 22 de abril: 45' CC (7,1 kms)
Despues de hacerme las ecografías y que segun parece no tengo hernia, y los dolores posiblemente son debidos a una pequeña rotura fibrilar que tampoco se ve, hago una nueva prueba para ver si siento dolor. Creía que no me iba a doler, y me llevo una desagradable sorpresa porque de inicio me noto bastantes molestias. Sin embargo poco a poco se van pasando, intento apretar un poquito más que el otro día y el cuerpo reacciona bien. Finalizo casi sin molestia. Dependiendo de como me encuentre mañana decidiré si voy a la carrera del domingo, pero evidentemente, no para disputar sino para ir más tranquilo.

Domingo, 24 de abril: 40' CC (6,3 kms)
Esta mañana deberia haber participado en los 10k de Sevilla, pero ayer me noté mas dolor después del entrenamiento del viernes, del que había salido contento. Aun así salgo a probar unos minutos de trote suave. Antes de empezar con coraje de no haber participado, pero nada más empezar se me quita porque me duele bastante y troto con mucha dificultad. Así no se puede ir a ninguna carrera. Pero poco a poco me voy encontrando mejor y conforme pasan los minutos el dolor se suaviza mucho. En cualquier caso no ha venido mal ser precavido. Que sirva al menos por las otras muchas veces que no lo fui.



Articulos relacionados por categoria