martes, 2 de febrero de 2016

21ª Media Maratón de Sevilla, Isla de la Cartuja

Mi quinta participación en esta carrera. Para esta 21ª edición, un lavado completo de cara. Prácticamente se puede decir que desaparece la Media de la Isla de la Cartuja, y nace la Media de Sevilla, que ya era hora de que hubiese una Media Maratón con el nombre de la ciudad y que transcurriera por el centro de esta.

El cambio más grande ha sido el nuevo circuito, y el hecho de que se haya homologado. Compartiendo algunos tramos del recorrido del Maratón: La salida, el transcurso desde el Parque de Maria Luisa hasta La Campana, y desde Barqueta hasta la Meta.
Dudas sobre la organización, bastantes. Aunque han conseguido un buen patrocinador, la sombra de Motorpress y Marca hacía barruntar cosas no muy buenas.

En esta ocasión, nos apuntamos tanto Merche como yo, pero íbamos a afrontar la carrera cada uno a su propio ritmo.
El primer problema fue que a la organización se le ocurrió de manera sorpresiva que el día de la carrera no se entregaban dorsales. Así que había que visitar el Estadio Olímpico para recoger el dorsal y bolsa de corredor, viernes o sábado. Cosa que a mí no me afecta demasiado, pero que gente que se desplaza desde localidades cercanas a unos 80 o 100 kms, en el mismo día, es un problema bastante grande, y que espero que en posteriores ediciones se arregle.

El viernes por la tarde, vamos a recoger el dorsal al Estadio Olímpico. Nos encontramos allí con una cola espectacular, de aproximadamente una hora. Por allí estaban Damián y Pinteño. Y menos mal que con la amabilidad de los compañeros del Club Atletismo San Pablo, coorganizadores de la carrera, que no daban a basto para poder atender a tantísima cantidad de gente. No creo que estuvieran preparados para atender a unos 6000 corredores, el doble que otros años.
Cuando nos entregaron la bolsa del corredor, unos lagrimones nos cayeron de la cara. Una camiseta cutre y encima aprovechada del circuito de carreras Marca Running Series del año 2015. Con una pegatina con el 2016 tapando ese número. Aparte de esto la típica revista caducada de Sport Life, en este caso, y un mini tetrabrick de caldo Aneto. Al menos la bolsa donde venía todo es una de las que valen para la compra y se pueden aprovechar.

Y ya nos vamos al día de la carrera. Luego de dejar a los niños con la abuela, nos vamos con tiempo hacia el Estadio Olímpico para poder aparcar bien. Al recoger el dorsal, no nos supieron explicar bien ni los accesos ni donde se podía aparcar. Afortunadamente con los accesos no tuvimos problema. Pero la sorpresa fue mayúscula al comprobar que el aparcamiento de las Moreras, el principal del Estadio, estaba cerrado. Menos mal que aún era pronto y quedaban algunos sitios en las parcelas cercana a la antigua salida de la carrera. Encima de la acera, la gente aparcaba donde podía. Otro fallo clamoroso de organización.
Casualmente justo delante nuestra aparcó un coche con un grupo de Pretorianos de Tomares, con los que estuvimos charlando antes de prepararnos para salir. Y luego nos encontramos también con el amigo Paco Espejo, que hacía muchísimo tiempo que no veíamos.

Antes de la salida
Una vez preparados, nos encaminamos hacia la salida. En la Avenida de Carlos III, pero algo más lejos de donde se encuentra la salida del Maratón. Menos mal que nos fuimos por el camino de la rotonda cercana al Estadio, porque parece que por el interior de la Cartuja los accesos estaban cerrados, no se si por el mismo responsable de no abrir los aparcamientos.

Buscamos unos servicios, y afortunadamente los encontramos antes de llegar a la salida. Parecían insuficientes, pero la cola que había avanzaba bastante rápido. Así que esto parece que funcionó bien. Justo al salir nos encontramos con Espi, que se encuentra calentamos. Nos deseamos una buena carrera mutuamente.

Y ya, como llegamos bien de tiempo a la zona de salida, ocupamos un buen lugar. En una zona intermedia. Buen sitio para poder salir a un buen ritmo para disputar la carrera. Esa era mi idea. En días anteriores me había encontrado bien haciendo series en torno a 5'10 y pensaba que podía aguantar el ritmo, para ponerme en meta en un tiempo de 1h50. Tengo que consultar mis notas para recordar desde cuando no corro en esos ritmos, y es nada menos que desde diciembre de 2011.
En algunos planes estas Medias previas a un Maratón se hacen como prueba del ritmo de éste, y se aprieta un poco en los kilómetros finales. Pero en esta ocasión me apetecía hacer caso de mi plan, que ponía "competición de 21 kilómetros" y disputar la prueba a tope.

Dan el pistoletazo de salida y me despido de Merche, deseándonos suerte.
La salida siempre es complicada con tanta gente, pero en una avenida tan amplia no lo es tanto. Salvo los primeros metros, enseguida puedo coger el ritmo que busco. Al acabar la avenida Carlos III y pasar por el túnel que nos lleva a la carretera del muro de defensa un pequeño estrechamiento para ponernos en uno solo de los sentidos de la carretera, pasamos de correr por 6 carriles a 2 con sus arcenes. No ocasionó mucho problema, pero siempre hay gente cruzándose, mirando para atrás, con la que hay montones de ocasiones de tropezar o simplemente ocasionar frenadas que te hacen que no puedas coger tu ritmo de crucero. Durante todo este tramo procuré estar bien concentrado en mantener un ritmo estable todo el tiempo.

Al entrar en Lopez de Gomara, giramos para volver en dirección norte hacia la Cartuja. Se cumple el 4º kilómetro de carrera, y las sensaciones son mucho mejores, me da la impresión de ir un par de marchas más bajo de mi máximo. Por aquí ya se nota muchísima gente animando. En la calle y en los balcones. Se corre bien y se disfruta, pero no ocupamos toda la calle. Parece que se ha intentado dejar absurdamente un carril para vehículos, que además se encuentra atascado. Esto va a suceder en varios lugares del circuito, creo que se se debieron cortar las calles completamente.
Paso por la plaza San Martín de Porres, sin imaginarme las veces que pasaré por aquí la siguiente semana. Cada vez se ve más cerca en el horizonte la Torre Pelli, y llegamos al primer avituallamiento. Para la cantidad de gente que hay, bastante bien servido. No falta nada de producto. Solo hay que estar bien atento y mirando bien desde lejos el lugar de donde vas a coger la botella de agua. Algunas mesas se ven vacías, pero al final no falta producto. Además el agua en botella, lo que es una tranquilidad. Creo que también había vasos de isotónico, pero no me preocupo de coger. Con mi botella de agua me tomo un masticable de Isostar.

Imponente y espectacular el paso por debajo de la Torre Pelli, giramos para entrar en Cartuja en dirección al puente de la Barqueta. Se cumple el km 6, donde paso algo más lento por la bebida que tomo en el avituallamiento. Pero en el km 7 de nuevo marco el ritmo correcto. Ritmo que mantengo muy bien en el km 8, por el Puente de la Barqueta, por debajo de 5'10 por km.
Me sigo gustando, y disfrutando de la carrera. Nos enfrentamos ahora a la recta más larga de toda la carrera, casi 5 kms. Pero me encuentro bien y me entretengo en mirar hacia el exterior. El paisaje, el entorno, el público que hay algunas veces; más que en el interior de la carrera y el mío propio. Además me marco hitos intermedios. De la Barqueta al paso inferior de Arjona. De aquí hasta el Palacio de San Telmo. De aquí al Pabellón de México. La estrategia me va bien porque consigo mantener ritmos y me sigo encontrando bien, aunque probablemente no me sobran ya dos marchas, sino sólo una.
Paso por el km 10
Al salir del tunel de Arjona se encuentra el kilómetro 10, por el que paso en un tiempo neto de 52'04. A ritmo ideal de conseguir mi objetivo. También aquí se encuentra el segundo avituallamiento. Como en el primero. Mucha gente y lío, pero bien organizado. Puedo coger botella sin problemas. Sigo con los masticables de Isostar para reponer energía.

Al girar por Eritaña, me adelantan a buen ritmo los Pretorianos Andrés y Cris. Ni les puedo saludar, ni seguir, enseguida se distancian bastante de mi. Un poco después entramos en el Parque de Maria Luisa. Otra vez en dirección norte. El paso por aquí, no se por qué, pero se me hace más pesado. Mi ritmo por los kms 13 y 14 está un poco por encima de 5'10 y ya me tengo que forzar bastante más para poder mantenerlo. Pasamos la Plaza de España, y ahora todo el camino coincide con el que haremos en el Maratón. Sólo que ahora el camino hasta la meta será un poco más largo.
La entrada a la calle San Fernando se hace difícil por el giro que hay que tomar. Además el piso, con las vías del tranvía está complicado. Entramos a la Avenida de la Constitución con mucha gente animando y aprovechando la suave bajadita que se nota. El km 15 está cerca y saco el gel marca Hydro Gel que quiero probar. Se me abre un pequeño agujero por el que aprieto el plástico y no sale, hasta que un chorreón fuerte me llega directo a la garganta que casi me ahoga. A duras penas consigo tragarlo poco a poco. Pero me noto la garganta con una quemazón. Se me hace eterno llegar a la Plaza Nueva que es donde está el avituallamiento. Aquí cojo agua que bebo hasta que consigo que se me pase esa desagradable sensación.

Al llegar a La Campana giro a la derecha y nos dirigimos hacia Las Setas. Esta parte del recorrido es más complicada, en ligera cuesta y con adoquines. Hace más difícil mantener el ritmo y se nota, porque los kilómetros 15 y 16, se me han ido en torno a 5'20. Este tramo es el que más complicado se me hace, y por la calle Imagen miro en el reloj por primera vez el ritmo medio de toda la carrera. Pone 5'11. Bien porque es un segundo por debajo del objetivo, pero poco margen para empezar a sentir flaqueo de fuerzas. Entramos en la Ronda y por aquí ya me esfuerzo al máximo, el gel parece que empieza a hacer su efecto. Ya estoy usando la última marcha que tenía en la recámara. Afortunadamente da sus frutos. El km 17 vuelve a 5'10, el 18 a 5'12; y el 19 ya en la Barqueta a 5'10. Por aquí saludo a Lupe, que se encuentra haciendo fotos.

Ya pasado el km 19 (Gracias a Lupe por la foto)
Ya cruzado el puente el km 20 se me vuelve a hacer duro. Pero aprieto y aprieto para aguantar lo poco que me queda para entrar en el estadio. Veo que el ritmo medio sigue marcando 5'11, o sea, que sería un tiempo por debajo de 1h50, pero no me cuadra que al menos en la entrada al Estadio tendré que llegar en 1h48 y veo que no llego. Aprieto, pero me parece imposible llegar en ese tiempo.

A falta de muy poco para llegar alguien al que adelanto escucho que dice lo siguiente: "Qué lástima que esto ya se esté acabando". Y es que a pesar de la dureza del esfuerzo, resume perfectamente la locura de lo que es correr.

Entro por el túnel del estadio en 1h48m40, es imposible bajar de 1h50, aunque en el ritmo medio del reloj pone 5'10, que sí que es por debajo de este tiempo. Enseguida caigo por qué es, la carrera es homologada, y con el error del reloj va a medir en éste más de 21,1 de ahí esa diferencia.
Aprieto lo que puedo, que no es demasiado, para entrar en meta con un tiempo de 1h50m23s y totalmente extenuado.

Foto de llegada a meta de la organización
Foto tomada por Teo poco después de la llegada
Muy contento porque he estado en el tiempo que quería después de muchísimo tiempo. Ya habrá lugar de volver a hacer otra media para bajar de 1h50.
Justo al llegar me hace unas fotos, charlamos y me hago un selfie, con el amigo Teo, que en esta ocasión se encuentra de voluntario, ayudando en el entorno de la meta.

Para poder acceder al agua y avituallamiento de Meta, hay que entrar en el túnel del estadio, pero me quedo en la pista esperando a Merche. Miro en el endomondo y ya se encuentra muy cerca del Estadio. Finalmente la puedo ver entrar por el túnel y acaba con un tiempo mucho mejor que el que pensaba hacer 2h14m50. Muy satisfechos nos dirigimos al túnel, donde aún hay agua, isotónico, frutas, etc. Lo único malo es que no dan bolsa para llevar las cosas y es muy difícil salir con todo encima y luego coger un vaso de cerveza.

Con Merche, luego de su llegada

Con Merche y con Teo
Mi posición final 3174 de 5388. Zona intermedia de carrera, además en el enlace de la clasificación se puede ver las posiciones en la salida (2945), en el paso del km 10 (3175), y en Meta (3171). Con lo que me mantuve todo el rato mas o menos en la misma zona en la que salí.


Consultando los datos de las otras 4 veces que he corrido esta Media Maratón, la marca conseguida hoy mejora en 2'20 mi marca conseguida en ésta carrera en el año 2012, por lo que es mi Marca Personal en ésta. 

Articulos relacionados por categoria