lunes, 18 de febrero de 2013

Semana de la resurreccion (Sem. -1)

Esta semana el cambio con respecto a la pasada ha sido afortunadamente, tan radical; como que a final de ella, estoy de nuevo corriendo y muy ilusionado con lo que pueda llegar a hacer en el Maratón.

El lunes fue el peor de los dias. Aún sentía dolores en la pierna, el hematoma provocado por la rotura era grande y me vine bastante abajo, incluso veía muy dificil que pudiese la semana siguiente tomar la salida de un Maratón.

El Martes, por fin, la visita al fisio, a Jose Antonio Salas Lluch. Ésta vez usando sus dotes psicológicas para convencerme de que esto va por buen camino, y que no debo renunciar a hacer el maratón que tenía soñado. La rotura, que era bastante grande está prácticamente cicatrizada, y me dice que es normal que sienta algo de dolor en esa zona porque está muy castigada.
Compruebo por mi mismo, que al masajearme esa zona, siento algo de dolor pero menos que otras veces.
Ya me dice que puedo probar a trotar algo, teniendo en cuenta que algo de dolor voy a sentir. Me pide que al dia siguiente haga la prueba. Empezar andando, hasta trotar aproximadamente media hora, no más.
Al acabar de poner el nuevo vendaje, esta vez el vendaje de la esperanza; pasamos al gimnasio, donde comprobamos para diversas posiciones y movimientos de la pierna de qué manera duele. Prácticamente no aparece dolor.
Salgo de la clínica muy contento, con menos dolor, por el masaje, y creo que un poco más cerca, al menos, de la línea de salida del maratón.
Vendaje con la misión de drenar y que desaparezca el moratón
Miércoles, dia de la verdad, de probar a ver si era capaz de correr. 9 días después de la lesión. Plan de unos 10' andando y 30' trotando, empezando muy flojo.
Estaba muy muy nervioso. Tanto que se me quitaron las ganas hasta de hacer la prueba. Estiro un poco y empiezo a andar, cada vez un poco mas rápido, no hay molestias. Llega el momento de empezar a trotar, empiezo flojisimo e intento coger algo de ritmo, cuando llevo un par de minutos me agobio mucho porque siento esa pequeña molestia, ese resquemor que vengo sintiendo últimamente. Pero me concentro y me digo: no pienses, no analices todo. Me limito a deslizarme por el parque como una hoja y todo empieza a ir mejor, casi que se va olvidando esa molestia, cada km lo procuré hacer un poco mas rápido pero sin forzar nada. De hecho no me atreví a ampliar la zancada, aceleré moviendo más rápido las piernas.
Las pulsaciones fueron aumentando bastante. Y ya casi al final la pierna derecha me la sentía muy cargada y muy débil.
Resultado final, contentísimo porque he podido correr. Las molestias mucho menores. En el aspecto negativo, las pulsaciones, y la debilidad muscular de la pierna derecha.
Fase 1 superada. Me doy cuenta de que puedo correr. Y quién me lo iba a decir la semana pasada.
Pero todavía queda mucho trabajo hasta llegar a la salida. Con Aerolíneas Salas Lluch, aumenta la confianza de poder llegar al destino.


Jueves, segundo dia consecutivo. Intentando engañar al subconsciente todo el rato sobre lo que no debe pensar. Ha sido lo más importante del entrenamiento.
Empiezo andando rápido 1 km. Noto las molestias en las cercanias de la rotura, incluso se iban hacia la zona de la ingle, abductor y hacia atras, isquiotibiales. Cuando el subconsciente estaba desprevenido empiezo a trotar.
Intento hacer un cambio respecto a ayer, ayer troté en algunas ocasiones rápido, pero hoy más que trotar rápido quería correr lento, me he atrevido a alargar u poquito la zancada, a ver si así las sensaciones eran mejores. Así que concentrado en correr, se me fueron pasando las molestias, que prácticamente al cabo de unos 3 kms casi no notaba. Intentaba no pasar de pulsaciones sobre el 75% y sale un ritmo en torno a 5:40-5:45 (antes al 75% iba entre 5:25 y 5:30), pero no me parece un ritmo malo.
Lo peor es que a partir del km 6 me empiezo a agotar y las pulsaciones van subiendo, con lo que para intentar que no suban tengo que bajar el ritmo. A partir de entonces, así, con las pulsaciones altas. El ultimo km apreté un poquitín sin tenerlas en cuenta, y se me fueron mucho más.
Al acabar el cuadriceps y la pierna derecha en general muy cargados, débil, pero no la debilidad tan exagerada que se veía ayer. Molestias de la rotura practicamente ninguna, mucho menos que al empezar.
Lo peor de todo las pulsaciones, que se han perdido bastante. Y la debilidad muscular. Lo mejor, que esa debilidad va a menos, y que al menos nos queda el pundonnó.



Ese mismo día, el jueves por la noche, visita de nuevo a Jose Antonio Salas Lluch, después del entrenamiento del mediodía.
Primero revisión de la rotura. Aunque duele un poco (durante el entrenamiento, casi que se había pasado el dolor) me dice que eso ya está totalmente curado y a olvidarlo.
Así que se acabó lo de hablar de rotura del recto anterior. El hematoma poco a poco va desapareciendo. Dia 4 de febrero me hice la rotura. Se consulta en internet, minimo 3 semanas de lesion. Con Aerolíneas Salas Lluch, dia 14 de febrero, la rotura está cicatrizada.
Se pone ya manos a la obra preparando los cuadriceps para el maratón. El derecho es una piedra. Se tiene que emplear como nunca, con una fuerza tremenda, vaya dolor. Especialmente el tensor de la fascia lata, que ya lo he conocido, era de cartón. Cuando se va al otro cuadriceps, me pone corriente en el derecho, menudo dolor más grande. Quedan dos sesiones la semana que viene para volver a poner las piernas a tono.


Viernes descanso, y sábado no hay tiempo de dormirse mucho si las intenciones son las de remontar la adversidad. Jesús vuelve a tomar el mando de las operaciones con un entrenamiento un poco complicado y enrevesado. Sin forzar muy claramente se trataba de dar un pequeño giro de la oxidada tuerca.
El plan era: 20' del 60-65%; 10' al 75%, si me encuentro bien los 2 últimos minutos al 80%; 5' al 70%; bloque de 12', si antes me encontré bien, 3 repeticiones de 2' al 75% - 2' al 80%; 10 minutos al 70&; para finalizar 5' al 65%.
Me voy hacia la estación de S.Juan Bajo, para hacer el entrenamiento en el Corredor Metropolitano a la orilla del río. Muchísima niebla, tanto que hasta te llegaba a mojar, pero no frío. Un día ideal para correr.
Empiezo los primeros 20' como estos últimos días. Las pulsaciones se van altas para lo de las semanas anteriores, el ritmo sale muy bajo (este primer bloque 6:09) de media. Siguiente bloque de 10', acelero y por contradictorio que parezca no me encuentro muy mal, mantengo bien el ritmo, me encuentro a gusto, las pulsaciones no se van de madre. Cuando faltan 2' me acuerdo "yo tenía que evaluar algo a falta de 2', ¿qué era? Ah! Sí, la semana pasada me rompí el cuádriceps. Ya ni me acordaba". Aprieto un poquitín los últimos 2' sin mayor problema, el bloque de 10' ha salido en 5'21. Muy bien!!
De nuevo paso 5' al 65%, descanso y recupero rápido. Curiosamente a esta velocidad se me hace más difícil mantener las pulsaciones bajas.aunque vaya bastante más lento. Incluso me noto alguna leve molestia por los isquios de la pierna derecha, que me hacen estar alerta. El ritmo de estos 5' sale 6'04.
Ahora toca el bloque de 12' bastante complicado, porque la mayoría del tiempo me pilla con el viento en contra, además de tener que estar pendiente cada 2' de subir y bajar el ritmo. De nuevo vuelvo a no notar las molestias anteriores y me limito a correr. Sale un buen ritmo en el bloque de 5'24.
Quedan 10' al 70% que tampoco sale un mal ritmo, de 5:44. Y últimos 5' al 65%, en 6:06.
El resultado final es que me encuentro muy contento. De las sensaciones del miércoles a las de ahora va un mundo, por no decir que el sábado pasado tenia la pierna toda vendada y con dolores. El sueño de tomar la salida está muchísimo más cerca, y el de finalizarla también. Me sigo notando más lento que antes de la lesión, pero he dado un paso adelante apreciable y ahora no hay tanta diferencia como el pasado miércoles. Además la debilidad muscular que notaba en la pierna derecha ha desaparecido por completo, y las molestias por la zona de la rotura prácticamente también.




Y para finalizar, el domingo, un buen entrenamiento. Aprovechando que los niños estaban con los Abuelos, voy con Merche al Alamillo, que ella quería mejorar su marca de 10kms. La acompaño los 2 primeros kms para calentar y que ella coja su ritmo. Luego un primer 6000 que al principio sale rápido pero que acaba sobre unos 5:30 para mantener el nivel de pulsaciones. El ultimo de los 6 kms aprieto para coger a Merche y hacer con ella mi km de descanso, aunque en ese momento ella va un poco más rápido que yo. Los siguientes 6000 un poco mas lento que los anteriores, con un ritmo que estaría dentro del objetivo, pero un algo más lento del que me hubiese gustado llevar (5:30). Al final como falta un poco para completar la hora y media sigo el esfuerzo medio km más y luego acabo enfriando hasta 16,16 kms en la hora y media.
La sensación que me deja el entrenamiento, dentro de que es buena, y he llegado a la hora y media bien y sin molestias; es que me da la impresión que el día del Maratón voy a llegar fundido a la Media (afortunadamente ahora estoy pensando este tipo de cosas y no si voy a poder estar o no).
Al final Merche batio su marca de 10 kms por bastante, unos 7 minutos. 




Con los entrenamientos que pueda hacer en la semana escasa que queda, tendré que tomar la decision de qué modo voy a salir en el maratón. De qué manera voy a disfrutar. Hay dos opciones, una incómoda y otra mas cómoda.
Y dos sesiones más que me quedan con Jose Antonio Salas Lluch. Que mas que fisioterapeuta de categoría es amigo, psicólogo y nosecuantas cosas más. Es increible siempre tanto su profesionalidad como predisposición e implicación con tu problema. Continuamente encima, incluso mandandome mensajes durante la semana y fin de semana a cualquier hora, preocupado por mi recuperación. Es un auténtico lujo poder tener a mi alcance un profesional con tanto conocimiento y soluciones para todo, y sobre todo como ya digo, totalmente implicado con los retos que yo quiero tener. Cuando lo facil que hubiese sido tirar la toalla, con una rotura de este tipo 3 semanas antes de un maraton, decir de recuperarla tranquilamente y dejar de participar en la carrera. Pero Jose Antonio entiende perfectamente y se pone al servicio de los sueños que queremos conseguir, tanto yo como muchos compañeros que también van a su clínica. Y encima es capaz de hacerlos posible. Muchas gracias por todo Amigo, porque gracias a tí es por lo que voy a poder participar en este maratón.

Resumen de la semana:
  • Miércoles: 1 km andando + 30' trote (6 kms)
  • Jueves: 1 km andando + 8 kms corriendo (9 kms)
  • Sábado: Cambios ritmo 65%-70%-75%-80% (11 kms)
  • Domingo: Cal + 6 kms al 75% + 1 km al 65% + 6 kms al 75% + Enf. (16 kms)
 Total: 42 kms.

Articulos relacionados por categoria