lunes, 21 de marzo de 2011

21ª Meia Maratona de Lisboa

Impresionante experiencia la vivida en Lisboa. Para poderse hacer una idea de lo que es una carrera donde hay 36000 personas atravesando el puente 25 de Abril y más de 6000 llegados en la prueba de media maratón, es imprescindible verlo en persona. No hay mas que decir viendo que el ultimo en meta de la media maratón finalizó en más de 3h30m. Se trata de una autentica fiesta del atletismo popular; con muchas luces, pero también alguna que otra sombra. Pero empecemos desde el principio, porque el fin de semana ha sido muy completo.
La idea de correr esta carrera es porque una sobrina mía está estudiando el doctorado en ciencias del deporte en la universidad de Lisboa, y nos invitó a su casa a pasar el fin de semana.
La primera historia fue hacer la inscripción, en la pagina web de la prueba, se puede uno inscribir on line con toda la comodidad del mundo, y hace ya semanas que vi que la inscripción es de nada menos que 33€ las primeras fechas y 35€ a partir de una fecha que ya había pasado. Parece mucho dinero para una media, pero no obstante como es para una sola vez en la vida, pensé apuntarme, pero aguardando hacer la inscripción, no fuera a ser que algo se torciese y finalmente no pudiera ir. Como seguía mirando la pagina, de vez en cuando ya que tiene un marcador de inscripciones disponibles, quería estar pendiente de no se agotasen. Con el paso de los días me llamó la atención de que había solo unas 1600 inscripciones (del tope de 35000) y aumentaban muy poco a poco y ya se acercaba la fecha. Se podía consultar los inscritos, se me ocurrió ver cuantos españoles había, salen unos 600, me sorprendió esa cantidad, luego saqué la lista completa y vi una grandísima cantidad de extranjeros, y pocos portugueses. Me llamo la atención, y saqué la lista de portugueses, salieron solo 37.
Empecé a pensar entonces que había gato encerrado. ¿Cómo puede ser una carrera con 35000 personas, cobren 35€ por la inscripción y no haya portugueses. Busqué paginas web de Portugal, y vi que inscribiéndose en Portugal directamente, solo costaba 18€. Se lo conté a mi sobrina y se estuvo informando, no solo eso era cierto, sino que además las inscripciones por equipos parece que son gratuitas. Ahora ya si cuadra lo de que corra tanta gente, pero está muy mal que engañen a los extranjeros de esa forma. Estuvimos a punto de poder apuntarnos gratis por un club de su facultad, pero ya habían hecho la inscripción; aun así mi sobrina pudo hacer la inscripción como si fuésemos portugueses. Yo a la Media, ella a la Mini de 7,5 kms y mi hijo Javi, a la de niños en 12 años, supuestamente de 2kms, el sábado.
Pues nada. Seguimos la historia. El viernes sobre las 4 salimos toda la familia a Lisboa, llegamos allí de noche con el tiempo de cenar y a la cama. El sábado por la mañana estuvimos visitando Sintra, y las playas de alrededores. Guincho, con gran cantidad de surfistas, Chascáis, Estoril, comimos en Carcavelos, y rápido para la feria del corredor y la carrera de niños, a las 4 de la tarde. Hacia un día genial y ya bastante calor, las playas estaban a tope.
Llegamos a la feria del corredor. Mención especial requiere esto. Aunque la sitúan en unas carpas cerca de la torre de Belem, la feria está bastante bien, mucho mejor que la de nuestro maratón. Montones de casas publicitarias dando innumerables regalos, nos llevamos mochilas, gorras, hasta pinos para plantar en casa. Y además unas ofertas de verdad de ropa, zapatillas de Adidas y Nike. Garmin también tenia un stand con los relojes a muy buen precio, el 305 por 159€.
La camiseta técnica de Adidas que daban con la carrera, muy buena de calidad y además bastante bonita. Otro punto chungo es que la camiseta de los de la Mini Maratón era aparentemente igual pero de algodón (mucho peor cuando la inscripción solo era 1 euro menos).
Bueno, pues nos fuimos a la salida de las pruebas de niños. La idea era carrera de 2 kms alrededor de la feria del corredor, con 3 categorías distintas. Mi hijo estaba con los mayores de 11 a 13 años.
La cosa empezó con mas de media hora de retraso, al parecer esperaban a la policia y hubo que quitar montones de coches mal aparcados. Parecia que era una carrera en serio, pero alli no se veia ni niños calentando o estirando ni nada, no se veia ningun afan competitivo ni prisa para nada. Mi hijo se esperaba una carrera como la de aquí de los distritos. Al final empezaron los pequeños, unos 300m de carrera. Pensé que de haberlo sabido hubiese corrido mi hija pequeña, como estaban anunciados 2 kms no la apunté. Continuaron los medianos, unos 300m de carrera tambien. Ya le tocaba a mi hijo, total, salen medio de improviso, mi hijo reservándose para llegar bien fuerte al final de los 2kms. Y, sorpresa, carrera de solo 300m. Una cosa increíble. No se por qué no dijeron que era así. Se llevó una decepción.
Bueno, pues seguimos la tarde con los pastelitos de Belem, una abundante cena de espaguetis y a la cama.

Nos levantamos a las 7:30 el domingo. La siguiente particularidad de la carrera es que al salir de la otra orilla del rio y ocupar el puente que lo cruza, no se puede llegar a la salida de otra forma que no sea el tren, salvo que vengas de la zona de Almada, Setúbal, etc. Las informaciones oficiales son que se puede usar cualquier medio de transporte por Lisboa gratuitamente con el dorsal para llegar a la estación de Campolide, desde aquí en el tren que cruza el puente 25 de abril por debajo de la calzada hasta la estación de Pragal desde la que hay 15 minutos andando hasta la salida. El ultimo tren es a las 9:40 y la salida a las 10:30 hora local.
Total, que mi sobrina no sabia llegar bien en coche a Campolide y decidimos ir a la estacion que hay antes, Sete-Rios, y menos mal que hicimos esto. Llegamos a las 9:15 a la estacion, ya se veian mucha gente con las camisetas oficiales de la prueba y entramos rapido en el tren de las 9:18, que ya casi estaba lleno. Habia gente por los pasillos, carritos de bebé. Ya era de impresión, casi todo el mundo con el dorsal del minimaraton de 7,5kms. Llega el tren a Campolide, antes de abrir las puertas se ve una masa enfervorizada de gente, ávida de ocupar una plaza en el tren porque no hay otro modo de llegar a la salida. Abre la puerta, y ahora es cuando ya te das cuenta, que es lo que nos espera en el resto del dia, y la esencia de lo que es la Media Maratón de Lisboa. Entra en el tren una autentica avalancha, hordas y hordas de gente ocupando el espacio que ya parecia que estaba completo, nos apretamos como podemos, vamos totalmente a presion, sin agarrarnos a nada. Consigo hacer alguna foto con el movil, y menos mal que el tren cierra la puerta a lo bestia y salimos de alli. En la estacion queda todavía una grandísima cantidad de gente, y solo quedaban dos trenes más. Ignoro si alguien se quedó al final sin poder llegar, pero lo mas seguramente. Ahora, que en la salida precisamente lo que menos se echará en falta es geeeente.

Avanzamos con el tren y empezamos a cruzar el puente. A duras penas puedo ver algo de la impresionante vista, el tren pasa por debajo de la calzada de automóviles del mastodontico puente 25 de Abril, por donde cruzaremos corriendo cuales posesos unos minutos mas tarde. Me imagino lo que tiene que ser la vista del tren desde abajo, con toda Lisboa un domingo por la mañana totalmente desierta, y el tren abarrotado hasta las trancas de gente, lo mismo hasta hay alguien en el techo.
Llega el tren a la estacion de Pragal. Aquello es espectacular, se abren las puertas del tren, salimos como de una explosion, la gente puede incluso caer, te fijas en la gente que sale del tren, sube un punto más lo que es la dimension de esta prueba. Carritos de niño, de bebés, parece mentira que estuvieran alli dentro, y nadie se quejó o profirio ninguna herejía. Abuelas, abuelos, habia una señora que seguro tenia más de 80 años ayudándole a andar toda la familia y con su camiseta y dorsal de la prueba. Colas de gente impresionante en los servicios de Pragal, en las pocas cafeterias de la estacion, para tomarse algo de desayuno, nadie ha desayunado dos horas antes de la prueba ni nada por el estilo, es más, seguramente es hoy el unico dia que corren, trotan o dan un paseo largo al año. Los pelos se ponen de punta. Buscamos mi sobrina y yo algún servicio donde se pudiera entrar pero nada. Nos dirigimos andando a la salida con la gente. Al principio del camino una charanga ameniza lo que es esto, una autentica fiesta. Algunos, no muchos, van con algún tipo de disfraz, azafatas de vodafone dándoles gorras a la gente. Yo prefiero no coger, con el buff pienso que tengo de sobra para el sudor de la frente.


Nos dirigimos a la salida, dicen que hay 15 minutos. Son antes de las 10 y hace un tremendo calor. Yo llevo una camiseta vieja para tirar y debajo la de tirantas del maratón de Sevilla, con la que correré pero a esta hora y a pleno sol sobra todo, ya se ve que esto se va a hacer duro, duro. No hay ningún árbol por ninguna parte, ni en la espera ni por todo el recorrido de la prueba.





Bueno, pues llegamos cerca del acceso de la autopista del puente. La gente se ve parada, por unos minutos pensamos que hay que esperar allí a que den la salida, pero estamos aun como a un km del comienzo del puente. Luego de analizar un rato la situacion y ver que hacia la derecha se mueve la gente, avanzamos por allí, hay un puente que cruza la autopista hasta la localidad de Almada, cruzamos por él porque parece que por el otro lado se baja más rápido. Hacemos más fotos desde el paso elevado. Total, conseguimos bajar a la autopista, y nos parece que hacia la izquierda se mueven mejor la gente que hay. Avanzamos por allí y llegamos ya bastante cerca de la salida. Aquello impresiona, toda la autopista repleta de gente, al lado del monumento de Cristo Rei. Desde ese mirador mucha gente ve la salida. El helicóptero de TV filmando parece que por momentos va a chocar contra el Cristo o contra la mole del puente. No estamos muy mal colocados, nos quedan ya solo unos 15 minutos de espera pero ya no se puede calentar, y a duras penas estirar una mijita porque no se cabe. Ya vemos los primeros grupitos de españoles. De repente en la lejanía se escucha un disparo. Parece que nadie ha sido herido, pero aun así la gente empieza a correr despavorida hacia el otro extremo del río Tajo, por el impresionante Puente 25 de Abril.....

Casi 3 minutos después del disparo cruzamos la alfombra de la salida, y avanzamos a duras penas por el puente. Creo que hay mas gente detrás nuestra que delante, la mayoría de los que van andando se han puesto detrás del todo, pero aun así hay mucha gente andando por aquí y es muy difícil siquiera moverse. El resto un espectáculo, camaras de tv en el puente, fotógrafos, incluso se ve gente arriba de los pilares mas altos del puente. Hay personas que se paran y suben en la mediana de los carriles para hacerse fotos. Por aquí ya no hago mas fotos para no estropear la grabación del gps del movil, las imágenes serán difícil de olvidar en toda la vida de estos momentos, aun no teniendo fotos. Mi sobrina y yo avanzamos juntos por el puente a tirones, apretamos para adelantar a alguien, nos paramos en seco porque de vez en cuando no se puede avanzar. Hay una parte de la calzada que en vez de asfalto es como una rejilla de hierro. Por ahí hay menos gente y se corre mejor, pero acaban doliendo los pies y de vez en cuando hay que pasarse a la calzada, además da panico mirar hacia abajo porque se ve el abismo con el rio abajo directamente. Corre brisa y en estos momentos no se nota mucho calor. Vemos grupos de españoles y sevillanos sobre todo, saludamos a algunos. Sobre todo un grupito grande de San Juan, les saludamos y como no llevamos en las camisetas identificación nos preguntan ellos que de donde somos. Cuando les decimos que también somos de Sevilla, se monta una fiesta. Otra de las cosas que llama la atención de la carrera es lo poco que hablan los corredores entre sí. Aquí en Sevilla hay mas jolgorio y charla durante la carrera. Ya comprobé durante la S.Silvestre y aquí también que lo que se oye son las pisadas de los corredores, es una sensación muy rara. Tan solo había un loco portugués con un megáfono y diciendo paridas a voz en grito mientras corría, los demás todos muy seriecitos.
Llegamos al extremo del puente en el km3, las dos calzadas se unen y empezamos la bajada del puente. No hay excesivo desnivel pero es larga, la bajada ayuda a avivar el ritmo y encontrar el ritmo bueno que debería haber podido mantener durante la prueba. Por aquí ya vamos casi a 5’ el km que es muy buen ritmo para el objetivo de 1h50m. Algo después del km5 llegamos abajo del puente, llegamos al primer avituallamiento, que es común con los de 7,5kms. Aunque está bien organizado y como en todos los demás hay botella de powerade completa, no en vaso o agua para todos, en este primero hay tal cantidad de corredores que es difícil coger la botella, hay personas, corredores que ruedan por los suelos, por momentos es casi dantesco.
Enseguida ya mi sobrina y yo nos separamos, yo cojo hacia la izq. en la avenida inmensa pegada al rio Tajo, y ella hacia la derecha, por la misma avenida pero ya en busca de la meta en el monasterio de los Jerónimos.
Me quedo ya solo en carrera, a partir de ahí todo igual, estaremos solos yo y mi botella de agua. Empieza a notarse el calor y llevo pastillas de Isostar esfervescentes suficientes para todos los avituallamientos, como hice en el maratón. 6 avituallamientos, botellita de 33cl cada 2,5kms a partir del km 5, y hasta el 18. No me tomo powerade, que no quiero hacer pruebas con otra isotonica. En vista del calor que hace no quiero pasarme ningun avituallamiento, porque creo que podria pagarlo.
Aproximadamente por el km 6 suenan unas sirenas y es que nos cruzamos con cabeza de carrera, que van por el km 12 por el camino de vuelta en la avenida. Me fijo bien. Viene Zersenay Tadese como una autentica moto solo en cabeza, bastante mas atras le siguen 2 keniatas, pero muy de lejos. Es increible lo de este atleta, que ha intentado sin exito pasar al maraton, pero que es el recordman mundial de media. Y la media de Lisboa, que es SU carrera. Se dirige hacia la meta con intencion de volver a batir su record del año pasado aquí, y ahí estoy yo viéndolo y compartiendo competición con él. Al final por solo 7 sg no pudo batir el record. Se quedó sin liebres en el km 5, sin la suficiente energía para mantener el ritmo que llevaba a causa del calor y humedad segun las declaraciones que hizo en meta; y sin los 50000€ por batir la marca.
Sigo aproximandome al punto de retorno de la avenida que esta sobre el km9, a buen ritmo, aunque me empiezo a notar forzado y eso no me gusta nada. Ahora mismo voy con el sol de cara, pero algo de viendo me da de cara tambien y hace que no note tanto calor. Pasamos la Plaza de Comercio, muy bonita la parte de la orilla del rio donde casi se mezclan los corredores que van y vienen, llegamos al punto de retorno y sigo a buen ritmo, continuo casi desde el principio adelantando corredores, empiezo a pensar que deberia acomodarme a seguir a alguien, pero no veo a nadie que vaya a mi ritmo. En el km 10 me encuentro bastante cansado, al no tener aire de cara y no ser lo suficiente de espaldas para que se noto empiezo a sudar fuertemente. No hay nada de sombra, el sol aprieta con fuerzas, veo en termometros a la sombra 25º, puede que al sol haga mas de 30º, no hay ningun arbol, y a la orilla del rio una gran humedad y bochorno. Sudo y sudo y ya casi no puedo mantener el ritmo. Sobre el km 12 ya voy mas lento, me habia mantenido por debajo de 5’10 pero ya me es imposible. Me sientan muy mal las carreras con calor y humedad porque sudo mucho, me acuerdo de la carrera de Coria del año pasado en que hizo tambien mucho calor y lo pase muy mal. Y no hay ni gota de sombra.
Como la carrera es solo por esa avenida, no hay callejeo, sombras de edificios, todo muy monotono. Tan solo hay la sombra del propio puente cuando se pasa por debajo. Mencion aparte las bandas de rock que hay cada 3-4 kms y que amenizan el camino, una nota diferente y que se agradece un monton.
En ese momento me doy cuenta de mi error, no se puede venir a una carrera de este tipo, algo tan especial, con intenciones de hacer una buena marca; ya que si va mal quedas decepcionado, cuando lo que hay que hacer es disfrutar de la carrera. En ese momento sobre el km 13, decidí aflojar y acomodarme a un ritmo que me permitiese llegar a meta mas entero y no convertir la carrera en un suplicio, cuando por el calor que hacia, lo mas seguro es que no pudiese conseguir mi objetivo. Maxime pensando que luego de la carrera tenia que coger el coche y hacer 500km de vuelta para Sevilla.
Asi que me dedico a intentar ir mas a gusto. Pero cada vez aprieta mas el calor, en cada avituallamiento aprovecho el agua de la botella pues no hay esponjas. Un chorrito por la cabeza, y con la pastilla esfervescente isostar, y asi hasta el siguiente avituallamiento. Este tramo que es la avenida de una punta a otra se hace larguisimo, son unos 9kms de recta bajo el sol.
Es increible que cuando volvemos a pasar por la calle que viene de la bajada del puente, aún hay gente que aparece trotando por alli, no extraña que los ultimos hayan hecho 3h30m. Además de ellos, la parte de la carrera de 7,5 seguia llegando gente en masa. Un total de 30000 corrieron esta carrera.
Sobre el km 15 paso por la zona de meta y saludo a mi familia, les hago una señal de que no voy bien. Hasta la zona de retorno de la avenida casi sin darme cuenta voy perdiendo velocidad y empiezo a notar dolor en los cuadriceps, pero al dar la vuelta y retornar hacia meta la cosa cambia un poco. Aunque el viento de cara hace que cueste mas correr, lo que refresca hace que la humedad casi desaparezca y casi dejo de sudar. Me encuentro mejor y decido aumentar el ritmo, asi que vuelvo a hacer los 3 ultimos kms a un mejor ritmo, los dos ultimos kms los hago acompañado de nuevo de mi sobrina, que llegó hace tiempo en su carrera, aprieto cada vez mas y ya tuerzo a la izquierda hasta la linea de meta. La entrada es impresionante, con el Monasterio de los Jeronimos al fondo, finalmente un tiempo de 1h55m43s por el chip.
Toda la experiencia ha resultado muy gratificante solo me voy con algo de mal sabor de boca porque me afectase tanto el calor como para perder ese tiempo y no haber hecho mejor marca, pero la clave es que no se puede ir a un sitio asi de especial intentando hacer marca, eso debe ser la guinda del pastel, y asi no quedar un poco mosqueado de no conseguirla. Por otro lado no se si debí gestionar el momento de crisis de otra forma, a lo mejor debia haber intentado aguantar algo mas al ritmo mas fuerte, me rendí pronto, pero hacía mucho calor, demasiado.
Durante la carrera el tendon rotuliano no me molesto, pero al llegar si que me duele bastante. Luego camino de vuelta a Sevilla con una bolsa de hielo para Sevilla y parando varias veces a estirar las piernas. Ahora me encuentro cansado y esperando a ver cual decido que sea el proximo intento de bajar de 1h 50m.

Todas las fotos

Posición general: 2965 / 6331
Posicion Veterano A: 491 / 855



Articulos relacionados por categoria