jueves, 3 de noviembre de 2016

31ª Carrera Popular de Brenes

Sólo una semana después de la Turdetania, y con un sólo dia de entrenamiento antes, me atrevo a irme a Brenes a disfrutar de su carrera popular. Carrera de las clásicas de la provincia, y de las pocas de dia fijo del calendario, el 1 de noviembre. 31 ediciones ya con la de este año, pero sin embargo iba a ser la primera vez que participara en ella. Por unas razones o por otras nunca había participado aquí. Como este año venía bien la fecha, he aprovechado para poder conocerla.

La carrera empezaba tardecito, por lo que daba tiempo a desplazarse a Brenes y no tener que madrugar mucho. Además parecía que iba a estar nublado, pero a la hora de la verdad, se despejó el cielo y aunque a la sombra se estaba muy bien, el sol picaba bastante.
Sin problemas para recoger el dorsal, pero el aparcamiento era complicado hacerlo cerca porque la estación de Renfe ya estaba hasta los topes de coches.


Muy animada estaba la calle donde se encontraba la salida y meta de la carrera, ya que previamente habían sido las carreras de niños. Antes de la salida me encontré al amigo Espi que iba a hacer una tirada por las cercanías. También a Melojero, antes de aparcar y antes de la salida, que espero que tenga suerte con su próxima Maratón de Málaga. Y por último a Antonio, de Corredores Hispalenses, de nuevo de fotógrafo, como la semana pasada.

Desde hacía rato se habían terminado las carreras de niños, y la salida se pudo dar prácticamente a la hora anunciada. Juan Garrido estaba de speaker, también le pude saludar antes de comenzar la prueba.

Se da la salida y de inicio bastante dificultad para correr para los aproximadamente 600 que tomamos la salida. Carrera de 9,5 kms, con recta de inicio y llegada, y luego 2 vueltas a un circuito que la primera era algo más corta, casi 4 kilómetros.


Una vez acabando la recta de salida, y comenzando el callejeo se hace más fácil correr, de inicio me adelanta bastante gente, pero luego ya se estabiliza el tema y mas o menos se avanza a ritmos parecidos. Tan solo de vez en cuando, cuando algún grupito ocupa todo el ancho de la calle es más dificultoso adelantar. De inicio veo a Chari, y a Nando que va un poco más adelante. Les saludo y tiro hacia adelante. El ritmo es bueno. En principio me conformaba con hacer sobre 5:15 o así, pero voy a lo que salga. Y para mi sorpresa lo que salió fue que el primer kilómetro lo pasé en 5'08 y el segundo nada menos que en 4'53. La verdad que bastante más rápido de lo que me imaginaba. No me encontraba mal, pero pensaba que no iba a poder aguantar esos ritmos mucho tiempo.

Poco después me pasa bastante fuerte el amigo Diego Meca, nos saludamos y me dice si quiero seguir con él. Pero va muy fuerte y me reventará, así le digo que continúe para adelante. Un poco después me pasa persiguiéndole Juan Carlos Mera. Se me van escapando poco a poco tanto uno como otro hasta que los pierdo de vista.

Una cosa peculiar de esta carrera es que tiene muchos muchos giros por calles, y poca, muy poca gente toman los giros por el asfalto. Prácticamente todo el mundo se sube a la acera. Y además por lo que he leído, parece que esto siempre es así, que la carrera es el paraíso de los recortadores... Por lo que a mí respecta me esforcé en tomar siempre por el asfalto, y digo me esforcé, porque en giros donde había mucha gente, como no fueras corriendo por el exterior, prácticamente eras arrollado.

Ya en los últimos tramos del circuito se veían pintados en el suelo los kilómetros 8 y 9, por lo que te hacías una idea de como quedaría el final para la siguiente vuelta. Paso por la zona de la recta de salida, donde había muchísima gente animando y veo a Antonio haciendo fotos. Por éstos kilómetros 3 y 4 mantengo el ritmo bastante bien, los paso en 4'57 y 4'56 respectivamente.

Foto: Antonio García Montilla
De nuevo a comenzar el circuito, y esta vuelta será un poquitín más larga. Se nota bastante calor con el sol que hace y ya apetece echar un buchillo de agua. Entre los kilómetros 5 y 6 se empieza a notar el cansancio pero me esfuerzo y empiezo a adelantar a algunos corredores que antes me habían pasado a mi. Por aquí el ritmo ya es de 5' pelados. Es la recta más larga del circuito, empezando en una suave cuestecilla arriba y al final suave hacia abajo. Al pasar el km 6 se encuentra una residencia de ancianos, donde todos los corredores saludan a los abueletes que se encuentran aquí viendo la carrera. Y además se encuentra el avituallamiento. A base de botellas, sienta muy bien echar ese buchecillo de agua y otra parte por encima para refrescar el cuerpo, pero no se qué me pasa últimamente que luego de beber parece que pierdo un poco el ritmo. Y eso me pasa, que durante los dos kilómetros siguientes sufro más y ya mi ritmo es de 5'04 en éstos dos kilómetros. Pasamos al lado de una carretera con casi nada de público y ya deseando que llegasen los kilómetros finales. Se empezó a encender la luz roja y necesitaba llegar lo antes posible.

Pero llegando al km 8 al menos ya conocía lo que me quedaba. Algún grupito me adelantó a bastante buen ritmo, y los recortadores seguían haciendo de las suyas. Pero yo a lo mío y sufriendo, conseguí de nuevo avivar el ritmo para pasar el 9 en 4'55. Quedaba ya muy poco para llegar a la meta. Según mis cálculos se iba a quedar la carrera algo más corta de los 9,5 kms. Una vez llegado a la rotonda de la fuente, giro a la izquierda a la recta de meta. Al fondo se veía el arco y parecía que se iba a hacer muy largo llegar hasta allí, esfuerzo máximo, intentando ir lo más rápido posible aunque sin tener fuerzas para hacer un cambio de sprint.

Recta de meta. Foto: Antonio García Montilla
Finalmente, llegué a la meta, saludando a Juan Garrido, en un tiempo de 46'45, a 4'58 de media, que está muy bien; y totalmente exhausto. Hacía bastante tiempo que no finalizaba una carrera por debajo de ese ritmo. Las pulsaciones a tope, 165ppm de media es alto.
En cuanto a posiciones muy bien, quedé por delante de la mitad de carrera! 267/547. Aqui.

La breve postcarrera muy bien. Camiseta de recuerdo, agua, naranja, y al camión de la cerveza. Luego un ratito de charla con Chari y Nando, y para casita.

Bastante contento y sorprendido de mi rendimiento en ésta carrera. Sólo una semana después de haber participado en la Turdetania. La verdad que estas cosas de correr bastante rápido poco tiempo después de hacer una carrera ultra, pasan.
Y la verdad que qué dos carreras más diferentes. La de hoy poco kilometraje y correr rápido echando los higadillos; la de la semana pasada muchísimos kilómetros, muy lento y disfrutando de uno mismo y de todo el entorno. Las dos cosas, aún siendo tan diferentes me gustan. Y dependiendo del momento, unas veces preferiré una cosa y otras lo contrario.

Para el fin de semana que viene, nueva carrera, porque me he apuntado de nuevo a la carrera de Fasa Renault en Gines. A ver que tal se da.

Articulos relacionados por categoria