lunes, 7 de noviembre de 2016

34ª Carrera Popular del Aljarafe - Fasa Renault

Por fin llegó una de mis carreras favoritas en el calendario. De las que más, en diez adiciones he participado, las 5 últimas consecutivas. En esta ocasión sólo se echaron de menos tanto a Merche como a Javi, que el año pasado la corrimos juntos. Esperemos que en próximas ediciones se pueda volver a repetir.

La carrera normalmente son unos 15 kilómetros, pero en estos últimos años ha habido algunas pequeñas diferencias en el recorrido, unos años por un lado y otras por otro. En la siguiente imagen he reunido los recorridos de las carreras que yo he hecho desde la edición de 2010, son 6 porque sólo falté a la edición de 2011. Todas ellas han tenido los recorridos distintos.

De izquierda a derecha y arriba a abajo, recorridos de ediciones de 2010, 2012, 2013, 2014, 2015 y 2016
En la edición de 2012, fué la única ocasión que el recorrido ha sido exactamente el originario de la carrera y clásico. El recorrido de 15 kilómetros prácticamente justos con salida en la Plaza de España de Gines.
En 2010 la salida estuvo también aquí, pero por algún motivo no se entró en Castilleja de Guzmán y en la rotonda se continuó a la izquierda para Valencina, siendo más corta la carrera.
En 2013, fue el primer año que se salió del Parque de la calle de los Hermanos Pinzón. El resto del recorrido fue el clásico, el mismo que en 2012, pero la carrera creció casi medio kilómetro más.
En 2014, continuando con el nuevo lugar de salida, volvió a ocurrir lo de 2010, con lo que no se entró en Castilleja de Guzman, recortando el recorrido para llegar directo a Valencina.
El año pasado, ya hubo cambios apreciables en el recorrido. Nueva salida, que ya se ha mantenido así, pero en la carretera entre las dos Castillejas, se gira a derecha en urbanización Señorío de Guzmán, y se entra en Castilleja de Guzmán por la pasarela de la carretera para directamente ir hacia Valencina, pero por primera vez, nose entra en el pueblo sino que se bordea por el carril bici. El cambio dela pasarela me gusta, pero la verdad que entrar en el pueblo de Valencina tenía mucho encanto.
Y en este año 2016, nuevo recorrido, la bajada de Castilleja de la Cuesta se realiza desde el Hospital NISA hasta abajo del todo, en la rotonda de Iguanas Ranas. Más bajada y más subida de lo habitual. El cambio en Castilleja de Guzmán se mantiene, salvo que al cruzar la pasarela, se sigue bajando hasta la Hacienda que es el Colegio Mayor, y desde ahí se sigue hasta Valencina, pero como el año anterior, bordeando por los carriles bici. Se aumenta el recorrido hasta 15,5 kms.

Pero claro, el recorrido de este año yo no lo conocía, ya que cuando el sábado fuí a recoger el dorsal, ví pintado el km 15 a la entrada del Polideportivo, por lo que pensaba que se volvía a hacer el recorrido clásico. De hecho pregunté para confirmar si se pasaba por Castilleja de Guzmán. que me dijeron que sí, pero no me dijeron nada del resto de cambios en el recorrido. Incluso antes de la salida, a todo el que me preguntó yo le describí el recorrido clásico.

Pero dejemos los preliminares y vayamos a lo más interesante. Después de un viernes y sábado con lluvias, amanece un domingo de mucho sol y temperatura fresca. Después de prepararme, tomar el desayuno habitual de los días de carrera, y de pasar por el cuarto de baño; cojo el coche para dirigirme a Gines, se encuentra muy cerca de casa.
Lo primero que salió mal y parte más escatológica de la historia, es que cuando me dirigía con tiempo e intenciones de aparcar dentro del Polideportivo de Fasa Renault, ya cerca de este, me da un apretón y primeramente pienso que a pesar de ya haber ido al water, voy a tener que volver a entrar en el Polideportivo. Pero poco despues la alerta amarilla cambia a alerta roja, y me queda poco para explotar. Menos mal que me conozco muy bien la zona, y antes de llegar a la calle del Polideportivo, girando a derecha está el cementerio de Gines, y justo al lado hay un olivar por donde no pasa casi nadie. Lugar perfecto para volver a armonizar el cuerpo, después de expulsar los malos efluvios que me estaban perturbando. Así que llego como una centella al cementerio y aparco, bajo rápido y al lado de la tapia, aunque cerca de un camino, la mezcla de alivio y apuro por la situación que se está desencadenando me invaden. Justo en el momento de la liberación del churretazo, un corredor en chandal, que no se cómo pudo llegar hasta alli sin que le viera, pasa por al lado mía, y me pregunta como se llega al polideportivo. Pero sin inmutarse para nada sobre lo que yo hacía, ni recriminarme ni nada por el estilo, lo que de forma increíble me permitió tranquilizarme y finalizar con lo que estaba haciendo. Y es que nos parece que echar una buena cagada en el campo es algo malo, pero para nada. Es lo más normal del mundo y el ejemplo de este corredor es a imitar. No hay que ni inmutarse respecto a ver a alguien cagando en un olivar a tempranas horas de una bonita mañana. Tan sólo desearle buenos días y seguir de largo.

Una vez pasado lo más interesante, comenzaremos con la carrera. Finalmente tuve que aparcar lejos del polideportivo, pero a mitad de camino de la salida. Me acabé de preparar y me dirigí al parque donde desde el año 2013 se da la salida de la carrera. Esperando por allí me encuentro a algunos amigos: Javier Duque, Diego Meca y Eli, los pretorianos Pepe y Carmen, y a Miguel Angel Chaparro que estaba haciendo fotos. Un poco de tiempo para calentar por el Parque, y a colocarse bien en la salida, pues quería intentar de inicio pasar la parte donde casi siempre se forma un embudo y poder correr.

Salida de la carrera
Justo a las 10 de la mañana se da la salida y como era de esperar se forma un buen apelotonamiento, parece que decían que este año había más de 1000 inscritos, pero gracias a situarme mejor, algo menos que otras veces.
De inicio nos encontramos un buen repechito, pero luego ya se va suavizando y atravesando el pueblo nos encontramos algunas subidas cortas y bajadas para recuperar. Una vez llegados a la recta entre chalets, que conecta con Castilleja de la Cuesta, solo queda una subida algo más larga y al llegar arriba ya es todo bajada por la carretera de Castilleja de la Cuesta (o al menos eso era lo que yo me creía). Aprieto un poco pensando que en la cuesta abajo voy a recuperar dejandome ir un poco. Paso el km 2 a buen ritmo, cercano a 5'. Cuando ya empieza la cuesta abajo, ya me doy cuenta para mi sorpresa que no se está tirando a la derecha sino a la izquierda. De repente caigo que en la carretera hay una obra, quizas vayan a atravesar el pueblo por la siguiente calle, pero no giran por la siguiente calle, parece que se continúa hasta el Hospital NISA, y lo que se supone que teníamos que hacer bajando se convierte en una subida no prevista. No me esperaba para nada esto, y ahora hasta me pregunto si quizás no entremos en Castilleja de la Cuesta,...
La verdad que cuando se va a una carrera sin saber el recorrido nunca hay problema. Pero en mi caso, conociendo tan bien esta zona y pensando que conozco el recorrido y teniendo tan bien pensado los sitios para recuperar, para apretar, etc. Cuando de repente te cambian todo el guión te descolocas totalmente y empiezas a actuar de forma un poco absurda. El km 3 lo pasamos justo en la rotonda del Hospital, y ahora sí giramos hacia Castilleja, por una calle que es una larga bajada y que en la Nocturna de Castilleja, se hizo en cuesta arriba. Una bajada bastante tendida y que se hace bastante rápido. Durante ella adelanto a Teo, que estaba hoy acompañando a una corredora de su club. Km 4 lo paso en 4'46. Excesivamente rápido. Y todo el tiempo de la bajada intentando adivinar por donde continuaría la carrera. Ni se me ocurría que iba a volver a pasar por el NISA. Llegué a pensar que quizas al final de la bajada tiraría a la izquierda para continuar hacia Camas y desde allí subir a Valencina, eso es lo que suponía con mayor probabilidad. Y lo que ocurrió, lo que en realidad era lo más previsible, que giramos a la derecha y llegamos a la rotonda del Iguanas Ranas. Y vuelta a entrar en Castilleja de la Cuesta. Por lo tanto en este año se iba a hacer la subida del pueblo completa, de abajo hasta arriba, más de 2,5 kms de subida contínua.

Al principio me mantengo en un buen ritmo, el km 5 sale a 5' de media, ya cerca de la Plaza de Santiago. Pero una vez en ella ya siento bastante bajón y veo que la subida se me va a hacer dura. Me adelantan algunos corredores, pero ya pasada la Plaza, hay un brevisimo descanso que parece que me recupera un poco y avanzo con algo de mejor cara. Incluso lo suficiente para gritarle a Manolo Perez, que está viendo la carrera. El km 6 lo paso en 5'38 y en la rotonda del Hospital, donde volvemos a pasar para tirar hacia la Carretera de Castilleja de Guzmán, vuelvo a ir algo perjudicado.

El tramo de carretera se hace interminable y parece que nunca va a llegar la cuesta abajo. Finalmente empiezan a aparecer las primeras vistas espectaculares de Sevilla, y poco después se entra en la urbanización hacia la derecha, y empieza una fuerte aunque breve cuesta abajo. Menos mal que en su inicio se encuentra el avituallamiento y es la oportunidad de refrescarse y beber un poco.
Hasta llegar a la pasarela principalmente cuesta abajo con alguna pequeña rampita hacia arriba de vez en cuando. Ya empiezo a recordar el recorrido del año anterior, en que desde la pasarela se tiraba hacia Valencina. Y al acabar el puente nueva sorpresa, se vuelve a tirar al contrario de hacia donde yo pensaba. Por el pueblo hacia abajo, y ya me doy cuenta de lo peor porque nos quedará subir a Valencina desde casi el comienzo del pueblo, perdiendo la altura que ya llevábamos.

A poco de comenzar la cuesta se llega al km 9. A pesar de ir bastante quemado ya, los últimos kilómetros los he ido pasando entre 5'20 y 5'30, pero ahora el terreno se vuelve a hacer duro, y lo paso verdaderamente mal hasta la salida del pueblo y comenzar el carril bici donde había algunos descansos. Aún me estaba esperando que se entraba en Valencina, y entonces recordé que el año anterior ya se había hecho este recorrido por los carriles bici. De nuevo otra sorpresa, pero ahora ya estaba verdaderamente cansado, y me cuesta mucho trabajo mantener el ritmo, empiezan a adelantarme muchos muchos corredores. Y ya me doy cuenta que este año a lo más que voy a poder aspirar en la bajada de Valencina hasta Gines es a poder mantener y recuperar un poco de fuerzas, va a ser posible apretar.

Para colmo, ya casi llegando al cruce de la carretera, empieza a darme dolor y amago de tirón en el isquiotibial derecho, en el izquierdo también noto molestias. Y es que de la sesión de fisio de hace poco salí con los isquios algo doloridos, y se ve que el esfuerzo en las cuestas ha hecho resentirlos.
Ahora además del cansancio, estas molestias me dificultan bastante cuando hay alguna cuesta arriba. Pero por fin llegamos al carril de la carretera a Gines y aprovechando la cuesta abajo consigo recuperar un poco y pasar el km 12 en 5'08, todo un espejismo, porque el kilómetro 13 ya en la entrada de Gines lo vuelvo a pasar en 5'21.
En el avituallamiento que pasamos sobre el 12, ni siquiera me entraron ganas de tomar el masticable de Isostar que llevaba, y que quizás me hubiera recuperado un poco. También me adelantó Teo, y se puso a hablar conmigo de no se cuantas carreras. Lo siento mucho pero yo podía hablar muy poco o casi nada. Siguió para adelante junto a su compañera de carrera.

Subida final hacia meta, foto: Corredores del Parque de María Luisa
Esta recta, en la que otros años me divierto de lo lindo, apretando fuerte despues de haber hecho una carrera con cabeza, se convierte en un auténtico suplicio, montones de corredores me adelantaron. Y yo sabía que aún me quedaba lo peor. La entrada de Gines la hago casi al trote para intentar tomar fuerzas para el ultimo kilómetro. Pasando la tachuelita antes del giro recupero un poquito más y ya empieza la cuesta final, en la que el primer tramo, el más largo lleva hasta un poco después de la Plaza de España. Me lo tomo con tranquilidad, y al menos mantengo las distancias con otros corredores que también están algo perjudicados. Al comienzo de la cuesta me da ánimos el amigo Javier, que lleva rato por allí esperando.

Fotaza de Antonio Garcia Montilla
Se hace muy duro llegar a la plaza, y allí está Antonio (últimamente nos vemos en todas las carreras) haciendo fotos. Pero aún queda un poco de cuesta y de adoquinado hasta que aparece un buen tramito de descanso. Aprieto sólo un poco la marcha, intentando no malgastar más energía de la cuenta y finalmente llego al último repecho donde se ve la pancarta de entrada al Polideportivo y el km 15 a lo lejos. Ya sé que sólo queda este pequeño repecho, pero se hace verdaderamente duro. Una vez entrado en el Polideportivo lo que queda es en suave cuesta abajo. Antes de llegar a la recta de meta, veo a Pacokrak al que saludo.

Llegando al Polideportivo. Foto: Miguel Angel haparro
Y por fin consigo acabar la carrera totalmente exhausto de cansancio, y lo peor, de dolor en las piernas. Justo en la entrada hablo con Carpe, que me dice que él también ha pinchado. Descansar un poco, beber agua e ir a buscar la camiseta, que para que no hubiese peleas, sólo había una talla, la L. Además de la camiseta, un refresco, un plátano y un helado.

Clasificación: 577 / 855

Final de carrera, ya sólo quedaba recuperar las fuerzas, y el líquido
La verdad que las modificaciones del recorrido no han estado mal, salvo que me cogieron todas por sorpresa. Aunque personalmente prefiero la bajada y subida habitual de Castilleja de la Cuesta, y que se entre en Valencina en vez de circular por los carriles bici. Respecto a la parte de Castilleja de Guzmán si que la veo bastante acertada, se cruza la carretera por la pasarela sin necesidad de cortarla, y la subida por el pueblo queda casi como la original.

Lo que me da más coraje de la carrera no es haber hecho mejor o peor tiempo. Lo que me da rabia es no acabar la carrera con buenas sensaciones. Señal que no he sabido correrla con inteligencia. El año pasado acabé con 3 o 4 segundos mas de media. Pero las sensaciones de los últimos kilómetros fueron muy buenas, acabé la carrera bien fuerte.
Y prefiero eso a hacer un mejor tiempo y llegar a meta reventado. Pero si que es verdad que esta misma semana hice la de Brenes, y la anterior la Turdetania, es demasiado. No se si el tema escatológico del comienzo del día también pudo afectar.

En este gráfico se compara la media de carrera del año pasado con la de este.


En azul la carrera del año pasado, en rojo la de éste. La linea gruesa es la media por kilómetro, más abajo es más rápido y más arriba es mas lento. La carrera del año pasado fue más lenta, pero el final de carrera mucho mejor, mejorando bastante el ritmo de carrera en los ultimos kilómetros, lo contrario de éste año.

Esperemos el año que viene volver y tener de nuevo buenas sensaciones, correr la carrera con más cabeza.





Articulos relacionados por categoria