lunes, 18 de julio de 2016

Subida al Veleta (Sem. 7/10)

Semana de entrenamientos muy diferentes, en la semana siguiente a la que fui a reconocer el terreno a Sierra Nevada. Empezamos por una carrera continua normal con cuestas. La sorpresa vino el primer dia de entrenamiento en que hice series. Aunque fueron series de sólo 400m, la verdad que el cambio fue grande, estuve corriendo muy rápido comparado a otros días, y las pulsaciones no se resintieron mucho.
Luego vino el dia de la tirada larga, que pretendía llegar a 30 kms, pero se hizo muy duro, porque decidí irme con Segundo a hacer cuestas a la zona de La Cantina, en la ruta del agua, y de noche, para evitar el calor. Al final hice 24 kms, pero las sensaciones subiendo fueron buenas, me encontré con fuerzas. Lo peor que al final acabé con el coche en el taller por culpa de una rotura del carter, cuando íbamos por el camino, de regreso.
Y para finalizar, entrenamiento por Chipiona. Quise ampliar un poco hasta los 90' de carrera, pero así tarde. Hacía mucho calor y acabé destrozado, con muy poca fuerza, las pulsaciones por las nubes,... En fin, que fue un mal final de la semana de entrenamientos.
Espero en esta semana recuperar un poco y seguir sumando.


Lunes, 11 de julio: 75' CC (12 kms)
Trote matutino para evitar el calor, pero aún saliendo antes del amanecer, hacía más de 25º en la calle. Trote suave para comprobar como estaban las piernas del esfuerzo del sábado. Todo se encontraba en condiciones. Incluyo la subida de Avenida del Aljarafe para no perder la costumbre. Luego, cuando daba la vuelta por el Zaudín paré unos minutos a contemplar la salida del sol, que fue un espectáculo impresionante.

Miércoles, 13 de julio:  Cal + 10x400 (1' rec) + Enf (10,4 kms)
Hoy tocaba levantarse tempranito y hacer un poco de series. La vez anterior, hace dos semanas, estuve corriendo estas mismas series en torno a 4:50. Hoy en principio me levanté y empecé con poca gana. Pero poco a poco y para mi mayor sorpresa me he ido encontrando mejor. Empecé las primeras sobre 4:55. Pero ya a partir de la tercera estaba por debajo de 4:45. Ya estaba contento, y en la 6ª ya me encontraba corriendo por debajo de 4:40. Exhultante cuando en la octava me puse por debajo de 4:30, asombrado cuando en la 9ª me salió a 4:21, y no dí crédito cuando ya la última, que hice a tope, me salió en 4:08. Entiendo que para la mayoría de los mortales estos tiempos son de chichinabo, pero en mi caso, ni los más viejos del lugar. Hacía decenios que no corria a esa velocidad, ni aunque sean 400m. Y lo mejor de todo es que tampoco me esforcé en exceso. Sólo en la ultima serie pasé de 160ppm, con máximo de 162. Cuando otras veces no aguanto y paso de 170 con creces. Hubiese tenido fuerzas para seguir haciendo alguna más. Es increible. La mayor diferencia es el paseito largo que me dí el sábado entre 1600 y 2800m de altitud. Habrá podido esto influir en algo?? Yo supongo que sí, porque si no, no hay otra explicación.


Viernes, 15 de julio: 3h30 caco con cuestas. Toros, serpentina y aceite (24,2 kms)
 En primer lugar muchas gracias a Segundo, por hacerme compañía en este duro entrenamiento en hora golfa.Quería entrenar por este terreno, por que las cuestas son de dureza parecida a las que vi el sabado pasado en Sierra Nevada. Y mañana por la mañana no iba a poder ya que la familia quiere ir a la playa y hay que compaginarlo todo.
Llegamos con el coche a La Cantina y aparcamos alli, para usarlo como base.
Decidimos empezar por la cuesta de los Toros. Trote hasta la base de la cuesta. Todo el entorno precioso, con los últimos rayos de sol. Algo de calor pero tampoco demasiada. Hace mucho tiempo que no entreno por este terreno y no recordaba la dureza de la cuesta. Compagino trote y andar a intervalos de 1' y a veces de 30" cuando es más duro. Poco antes de llegar al cortijo, había puesta una cancela, por lo que decidims volver. Lo hicimos casi completo al trote.
Un par de perrillos nos acompañaron desde el principio hasta volver a llegar al coche.
Una vez en La Cantina, los acompañantes se quedaron y nos dispusimos a subir la Serpentina.
Tampoco recordaba su dureza, y me encuentro contento por haber decidido entrenar aqui, ya que es el mejor terreno para el Veleta. Por aquí principalmente ando en las curvas de herradura, y troto algo en las rectas. Poco a poco se hace de noche y hay que encender el frontal, aunque una luna casi llena da mucha claridad, y con las estrellas, hacen una noche preciosa.
Decidimos bajar al trote, y nos encontramos por sorpresa con un peloton de bicis grande, unas 30 por lo menos, con muchas luce encendidas, y que nos dims mutuos ánimos al cruzarnos.
Llegamos al coche con algo más de 14 kms. Repusimos en él bebida y decidimos cómo continuar, si volver a los Toros o volver a subir la Serpentina. Decidimos lo último. En esta subida me sentía algo más cansado, pero toda la parte del curveo se me hizo muy rápida. Luego en el resto de la cuesta apretando con pequeños trotes cuando podía. Creo que llegué arriba muy bien. En esta ocasion otro grupo de bicis nos pasó pero mientras ascendíamos.
Cuando al empezar a bajar me encuentro a Segundo se le ve algo fastidiado porque dice que ha pisado una roca y le duele el talón. Intenta trotar un poco y le es complicado. Total, decido que bajo yo un poco más rápido y luego volveré a subir hasta que nos volvamos a encontrar.
La verdad que tantas pasadas por el coche, ya eran cerca de las doce y no se apetecía mucho seguir corriendo, pero cuando llegué abajo pensé completar al menos una subida más, aun así me iba a quedar lejos de los 30 planificados. Llegué al coche y no tuve que reponer liquido, tenía los botes a mitad. Me dispongo a subir, pero al llegar a la primera curva me encuentro a Segundo. Me dice que le sigue doliendo y que prefiere no subir más. Le doy las llaves del coche y le digo que voy a intentar hacer otro par de kilometros para arriba, y la vuelta para llegar al menos a 24.
Subo como antes, compaginando algunos trotes. La zona de curveo se me vuelve a hacer corta, pero ya lo más duro es la soledad y en un sitio tan oscuro. Son más de las 12 de la noche y tampoco me cruzo ya con bicis. Cuando completo los 2 kms giro y me vuelvo al trote hasta el coche.
Segundo me da un susto tremendo al llegar abajo porque está sentado en una roca y sin luces. Llegamos al coche y nos disponemos a recuperar algo de fuerzas.
Las piernas me empezaron a doler pero no en demasía.
Ya no había ganas de haber hecho otra subida más, con lo que hubiese logrado casi llegar a los 30. Pero 3 subidas a la serpentina y una a la cuesta delos toros espero que esté bien. De haber sido el entrenamiento a otra hora seguro que lo hubies realizado, pero a una hora de calor, complicado también.
Finalmente decidimos ir a tomarnos unos piscolabis a Guillena, que hay más luz.También había la posibilidad de completar el fin de fiesta con el baño en el Chorrito.
Cogemos el coche de vuelta por el Carrril de la Mujer, pero sorpresa, porque aún nos quedaba lo más desagradable. Al cabo de unos 3 o 4 kms de marcha, el coche pilla una piedra que golpea en los bajos. Unos segundos después aviso de bajo nivel de aceite, paramos y ya nos dimos cuenta que se había roto el carter. Finalmente el coche quedó parado y perdió todo el aceite.
Menos mal que llamé a la asistencia en carretera, y al cabo de unos 3/4 de hora vino la grúa. Muy poco movimiento por esa zona, estabamos en medio del campo. Solo dos coches pasaron por allí y los dos se pararon a ver si necesitabamos algo.
Finalmente el de la grua, que por cierto es vecino de Rafael Panduro, llegó. Sin más problemas cargó el coche. Le pidió un taxi a Segundo para ir a su casa desde Guillena, y a mi junto al coche nos dejó en un taller al lado de casa. Ahora el lunes me dirán a cuanto asciende la broma.
Finalmente se fastidió el baño de madrugada en el Chorrito de El Viar, por culpa de la pérdida total de aceite. Es lo que pasa por juntarse con Segundo.
Al menos creo que pasamos una tarde noche muy divertida. De no ser por la compañía de Segundo no me habría atrevido a hacer algo así solo. Espero que él también se lo haya pasado bien.


Domingo, 17 de julio: 90' CC Chipiona (15 kms)
Carrera Continua de 1h30m en vez de 1h15 para compnsar que el dia anterior quedó el entrenamiento algo más corto. Mas tarde que otros dias, mucho calor, y la vuelta por arena muy dura. Al final las pulsaciones también muy altas. Día durísimo en general.

Para la semana que viene, tengo el miercoles la cita para hacer el test de esfuerzo, y para el fin de semana quiero volver a llegar a un entrenamiento de 30 kms.

 Los obstáculos son esas cosas espantosas que ves cuando apartas los ojos de tu meta

Articulos relacionados por categoria