miércoles, 16 de diciembre de 2015

37ª Media Maratón de Sevilla - Los Palacios

Nueva cita con esta fantástica carrera. En principio como los dos años anteriores iba a participar junto a mi mujer, pero finalmente decidió no correrla. Yo desde hace unos dias estaba pensando que quizás no debía haberme apuntado, estando tan cerca del esfuerzo de la Maratón de la Sierra Norte, sólo un par de semanas antes. En un principio mi idea era hacerla sólo, luego cuando vi el cansancio que tenía en mis piernas había decidido acompañar de nuevo a Merche. Pero como al final decidió no correr, mi idea era intentar hacerla a un ritmo cercano al que me gustaría entrenar este año para el Maratón de Sevilla.

La noche fue de continua lluvia, el dia amaneció también por el mismo camino. Lloviendo todo el trayecto a Los Palacios. Había quedado en la meta con el amigo Pretoriano Alonso Escalante, para dejar un coche allí y con otro ir hasta la linea de salida.
La verdad es que una de las peores cosas que tiene esta carrera, aparte que te obliguen ir a recoger el dorsal dias antes de la carrera "in situ", es las pocas plazas que hay para usar el autobús que te lleva a la línea de salida, y lo temprano que hay que estar en Los Palacios para poder usarlo. Desde hace unos años esta carrera ha mejorado muchisimo en su organización, pero creo que estas dos cosas son un punto pendiente.

Finalmente nos plantamos Alonso y yo en la linea de salida. Saludamos a muchos amigos y luego de dejar la bolsa en el bien organizado guardarropas, nos colocamos en la zona, algo más atras de lo que pudimos haberlo hecho. Lloviznaba algo en la salida, y había cogido la gorra para llevarla para protegerme los ojos si llovia por el camino. Pero finalmente me dió la sensación de que no llovería e iba a pasar algo de calory decidí dejarla en la mochila, y cambiarla por el Buff de la MSN, y las gafas. Aparte de esto, estaba estrenando los manguitos para los brazos que regalaron en La Pretoriana. Nunca había corrido con manguitos, y la verdad que me sentí muy muy cómodo.

Con Espi y Alonso, foto de Footing Pepito
Sin mucho más que contar, y con los comentarios del gran Juan Garrido, se dió la salida. Tardamos muchísimo en pasar por el arco de salida, casi dos minutos, aunque había menos de 3000 participantes. A pesar de que la zona de salida es muy muy amplia, los primeros instantes fueron de correr muy lento y costaba trabajo avanzar. Empecé junto con Alonso, pero enseguida se vio que iba más rápido y se escapó unos metros por delante. No quise seguirle porque quería mantenerme a un ritmo cómodo que pudiera seguir hasta el final.
Y este ritmo cómodo pude pillarlo bien, y hasta el km 4, donde era el primer avituallamiento pude mantenerlo bastante por debajo de 5:30. Me marqué sobre la marcha de un objetivo mínimo de hacer menos de 2 horas, y un objetivo principal de acabar con una media por kilómetro por debajo de 5'30.
En el avituallamiento apenas tomar unos tragos de agua para refrescar un poco y ya está. Antes había saludado a Footing Pepito, que se encontraba en una de las rotondas haciendo fotos.

Gracias a Pepe por sus fotos
Los 5 kms los paso en un buen tiempo para el objetivo marcado, de 26'51, y por fin abandonamos la carretera amplia para entrar en la estrecha que nos conduce a La Corchuela y Los Palacios. Aquí ya desaparece el llano y la carrertera tiene algo más de ondulación hasta la fuerte subida entre los kilómetros 7 y 8 de carrera. El km 7 lo paso en menos de 38' y mentalmente me hago la idea de que para bajar de 2 horas, hay que pasar 3 bloques de 7 kms en menos de 40'; por lo que voy bastante bien.
Pero no se puede pensar mucho más y llego a la fuerte subida. No se si porque voy más rápido que en años anteriores, pero la veo a lo lejos y me parece durísima. A lo lejos y subiendo la fuerte cuesta se ve un reguero grande de corredores, algunos a buen ritmo, pero la mayoría bajando mucho la marcha. Yo, para resguardar un poco más mis sobrecargadas y cansadas piernas, intento hacer las zancadas muy muy cortas y mover las piernas algo más rápido. Parece que da resultado porque hago los dos kilómetros con poca perdida, por debajo de 5'40 cada uno.

Paso por el km 8 de carrera. Gracias a Finidi Blanco por la foto
A partir de aquí una pequeñisima bajada para recuperar y el resto hasta llegar al pueblo son varios sube y baja, con poco terreno estrictamente llano. Hasta llegar a la zona de La Corchuela me voy recuperando bastante bien. En el km 8 había un nuevo avituallamiento. Aquí me tomé más agua y además una pastilla masticable de isostar, puede que eso fuese lo que me hizo recuperar fuerzas.
Los avituallamientos, todos estupendos y bien organizados. Muchas mesas a ambos lados de la carretera; botellas, por lo que se podía beber perdiendo poco ritmo sin problemas; y muchos voluntarios a cargo de cada uno. Nunca vi un avituallamiento desatendido. A lo mejor algunas mesas se quedaban sin agua, pero siempre había otra más adelante con líquido disponible. Además también había naranjas, aunque yo no las tomé en ninguno. En resumen, los avituallamientos, de 10.

A la altura de La Corchuela se pasa el km 10. Con un control de chip de paso intermedio. Por mi reloj en 54'31. Por el km 11, de nuevo otro avituallamiento. Y es que lo que no he comentado antes, es que en total fueron nada menos que 5 durante la carrera. Por aquí me tomo otro masticable, pero además paso a Alonso, que para un momento a tomar algo de líquido en las mesas del otro lado de la carretera. No me dió tiempo siquiera a decirle nada. Esta parte del camino entre la Corchuela y el poblado de Adriano, es la más bonita del recorrido, con algo de arboleda a los lados de la carretera, y alguna gente animando. Pude saludar entre ellos a Luisma y a Ricardo Cabrera. Al haber por aquí un camino de bici, es fácilque haya gente animando que ha pasado por allí para practicar deporte.

Aproximadamente km 12, gracias a Las Molonas, por la foto
En el camino hacia Adriano (km 14) de nuevo vuelvo a mantener un ritmo por debajo de 5'30 y sin mucho problema. Me hace disfrutar de la carrera, y el paso por Adriano como siempre espectacular. Mucha gente en las dos orillas de la carretera, muchos niños ofreciendo las manos para dar la palmada. Y creo que cada año hay más gente por aqui.

En el km 15 nuevo avituallamiento, pero ya por aqui se me empieza a hacer más duro. La temperatura ha sido muy buena desde el principio, no ha llovido y todo el tiempo nublado ha mantenido un dia perfecto para correr. Pero en estos momentos el cielo empieza a abrirse y por momentos brillan algunos rayos de sol. Se ve que en breve podremos hasta pasar calor. Y esto ocurre cuando mis piernas empiezan a quejarse por el cansancio, los cuadriceps empiezan a cargarse y a molestar. Además esta parte del camino, hasta la entrada en el pueblo es la que menos me gusta del recorrido. Empiezo a echar de menos a Merche, porque recuerdo por esta parte del recorrido a punto de entrar en Los Palacios, lo bien que lo pasamos en años anteriores. Espero que en los proximos años volvamos de nuevo a correr juntos por aqui.

Con dolores en las piernas, y ya con los kilometros marcando algo por encima de 5'30 llego al puente que cruza la circunvalación del pueblo. Lo paso mal en la subida, pero una vez bajado, ya estamos en el interior del pueblo. En el km 18 tomo un nuevo avituallamiento. Bebo más que otras veces y me refresco echandome agua por la cabeza. Es cuando más me duelen las piernas, y el ritmo se resiente por eso. Este km 18 será el que más lento pase, en 5'44. Por un momento pienso qe se me puede escapar hacer menos de 5'30 de media e intento aumentar un poco la marcha.
Me adelantan algunos corredores, intento mantener sus ritmos pero no lo consigo con la mayoria. Pasando la rotonda de entrada al pueblo, me intento mentalizar y obligarme a mantener un ritmo algo más fuerte, a pesar de los dolores de los cuadriceps. Pero sin dejar de estar mentalizado para las 3 largas rectas que hay que pasar. Más largas la primera y la recta de meta, y un poco menos la segunda. Mucha gente por la primera recta, y consigo recuperar algo de ritmo, hago el km 19 en 5'32. Al girar para volver por la siguiente calle en dirección norte ya empiezo incluso a adelantar a alguno de los que antes me habia pasado. En la segunda recta intento mantener el esfuerzo y olvidarme del dolor de piernas. Se pasa bien. Al final de ella consigo ya ponerme casi a tiro de los primeros que me adelantaron del grupo y que se me habian alejado más. El km 20 se cumple a mitad de camino hacia la recta final de meta y verlo me da mucha moral, porque he logrado apretar y pasarlo en 5'18.

Ya giro hacia la recta de meta. Aquí es perfecto el nombre que le ha puesto el amigo Espi a esta calle, la "Agonía Street". Es perfecto para expresar lo que se puede pasar al no saber dosificarse tambien durante esta recta de meta tan larga. Y como ya me la conozco bien, 9ª vez que me encuentro aquí, lo que hago es intentar dosificar cobn la velocidad que ya traía. Ese esfuerzo ya me supone llevar las pulsaciones a tope. Pero tramo a tramo, rotonda tras rotonda el esfuerzo es recompensado adelantando a alguna gente. Por supuesto algunos otros que vienen por detras bastante más rápido tambien me superan a mi, pero yo me fijo en mi parte...

Recta de meta. Gracias a Jose Antonio Rico por la foto
En una de las rotondas veo al amigo Jose Antonio Rico haciendo fotos, pero no tengo ya fuerzas para saludarle ni nada. Y ya tengo al frente la sucesión de los arcos de meta. Aquí siempre lleva a confusión la gran cantidad de arcos que ponen, pero me fijo bien, en el último, al que hay que llegar  con la máxima fuerza. Me exprimo y me exprimo aún más, y me voy acercando a Juan Garrido, al que doy la mano al pasar junto a él, y tiene unas palabras bonitas diciendo mi nombre por la megafonía. Un autentico subidón entrar así en una linea de meta tan impresionante como la de Los Palacios, con su arco, sus gradas a los lados. Muchas gracias como siempre, Juan.

Instantes antes de llegar a meta. Foto de Footing Pepito

Linea de meta, foto oficial
Y poco más que contar, atravesar la meta y al parar el reloj veo un tiempo de 1h55m59sg, que está bastante bien. Objetivo de hacer menos de 2 horas conseguido de sobras, y media de 5'27 para los 21,24 kms que me midió el reloj para la carrera.

Luego recuperar un poco bebiendo agua y haciendo algunos estiramientos (los cuádriceps los tenía muy doloridos). Y una gran alegría al ver el móvil, ya que durante la carrera había sido tio-abuelo. Mi sobrina Elena había tenido un niño precioso. Con lo cual mucha mayor alegría.
Luego de tomarnos una cervecita, camino de vuelta con Alonso hasta donde dejé el coche en la salida de la carrera.

En definitiva, muy contento con la carrera. Muy bien organizada, lo de los avituallamientos, espectacular, guardarropa, voluntarios, señalizacion, todo de 10. La camiseta conmemorativa de este año muy bonita, y de estupenda calidad (aunque preferiria que fuera manga larga, como antiguamente). Lo que vuelvo a repetir que es para mejorar, es que no dejen recoger el dorsal antes de la carrera, o en algún lugar de Sevilla, como antiguamente. Y los autobuses para llegar a la zona de salida. Mejorando estas cosas, si que se podria considerar esta carrera como alguna gente dice la Behobia del Sur.
Por mi parte, conseguí llevar el ritmo que me marqué como objetivo. Pero por otro lado los cuadriceps acabaron muy mal. Espero que fuese por el cansancio de la MSN. Los dos dias posteriores a la carrera tenía unas agujetas en ellos casi como cuando se corre un maraton. Como no los vaya recuperando y poniendose al 100%, se avecina desastre en el Maratón de Sevilla. Espero que no sea así.

Articulos relacionados por categoria