martes, 10 de noviembre de 2015

33ª Carrera de Fondo del Aljarafe

Y llegó la Carrera de Fondo del Aljarafe, la histórica del Grupo Empresa Fasa Renault en Gines.
Carrera de las que más me gusta hacer de todo el año, que me trae fantásticos recuerdos de cuando empecé a correr y de cuando solía entrenar por gran parte de su recorrido. Desde 1990 llevo corriendola con regularidad, salvo los años que estuve de manera forzosa sin correr.
Una carrera bonita, por su recorrido, por los pueblos que atraviesa, y principalmente porque se corre más que nada con la cabeza, y lo mismo puede ocurrir que sufras un montón, como que te diviertas y lo pases extraordinariamente bien.

En ésta ocasión iba a ser mucho más especial, además de participar Merche, mi mujer, también lo iba a hacer mi hijo Javi. Ya había participado en alguna ocasion de pequeño, pero esta iba a ser su primera vez en la carrera de los mayores, y también su carrera de asfalto más larga.
Convenimos que dejaríamos a Merche ir a su ritmo, y que Javi me acompañaría al mío. En principio para, siendo su primera vez, que fuera cómodo ya que mi ritmo es mucho más lento que el suyo. Con eso se garantizaba disfrutar en toda la carrera y no pasarlo mal por una salida rápida, como dije antes. Es a lo que se presta esta carrera para quien no la conoce, su mayor trampa.

Ultimamente estoy bastante mejor de ritmo que otras veces. Pero hay un handicap adicional. El dia antes pienso que no me penalizará acompañar unos kilometros al amigo Segundo, cuando pasa cerca de casa haciendo el Trail Doñana. Pienso que andando y corriendo no se deben resentir mucho las piernas. Lo que ocurrió fue que al final fueron 20 kilómetros, y no me lo esperaba, pero acabé con las piernas totalmente doloridas y agarrotadas. Aparte también me notaba un dolor agudo en el isquiotibial derecho. Estuve toda la tarde del sábado contrariado y haciendo estiramientos y masajes. Pero el domingo por la mañana aún me sentía mucha pesadez en las piernas. No cabía otra que salir y ya veríamos lo que pasaría. La buena noticia que me llevé el sábado por la tarde es que al ir al polideportivo en Gines para recoger los dorsales, me dijeron que la carrera tendría 13,5 kms, porque no se iba a pasar por Valencina y el recorrido por Castilleja de Guzmán era a través de la urbanización de El Señorío de Guzmán. Parece ser que no encontraron voluntarios para cubrir el recorrido. Una pena, pero que me iba a venir muy bien que la carrera fuera menos dura.

Esperando que dieran la salida
El domingo, un poco después de las 9, nos fuimos para la salida. Nos costó trabajo aparcar cerca de la meta, ya que ya no dejaban subir para aparcar dentro del polideportivo, pero no tuvimos problemas de tiempo, afortunadamente. Al llegar a la zona del Parque donde se hace la salida, había muchísimo ambiente, y una gran cantidad de corredores. Creo que la zona donde se recogían los dorsales, era nueva, una especie de templete moderno al lado del parque, que estaba muy bien, pues incluso tenía cuartos de baño disponibles. Otros años en los aseos del parque se formaban unas colas inmensas.

En la espera puedo saludar a varios amigos, a Teo, a Álvaro, que se encuentra lesionado, espero que se recupere pronto. Y sin mucho tiempo para más nos procuramos un buen sitio en la salida, nos deseamos suerte y de repente suena el disparo y a correr.

Los primeros metros siempre son muy complicados en esta carrera, pues se sale en subida y por calles estrechas, que hace que con tanta gente casi no se pueda avanzar. Al principio no me quiero subir por la acera, pero finalmente lo hacemos y empezamos a recuperar algo de ritmo, que al pasar por el primer kilómetro es muy cercano a 6'. Cuando ya el ritmo lo hemos avivado y justo un poco antes de tomar la larga avenida que conecta con Castilleja de la Cuesta, Javi se da cuenta de que se le han desatado los cordones y se tiene que parar a atarselos, aminoro de nuevo la marcha y afortunadamente no nos perdemos entre nosotros ni paramos mucho tiempo. El km 2 ya lo pasamos en 5'30, y desde aquí más o menos empieza la bajada que nos llevará ya hasta el km 3,5, cruzando todo el pueblo de Castilleja de la Cuesta.
Le voy diciendo a Javi cómo va a ser el recorrido. Es imprescindible ahora en esta cuesta abajo ir a un ritmo rapidito dejandose llevar, pero para nada apretar ni gastar un gramo de fuerza. Ahora veo que las pulsaciones en este tramo se me bajaron una barbaridad, en torno a 140ppm, y ya el km 3 lo pasamos en 5'09. En este tramo además de la bajada se agradece bastante la sombra, pues el día está muy soleado y caluroso. Nos adelantan bastantes corredores que se ponen a buen ritmo, aunque nosotros tambien adelantamos a alguno que otro. Nos cruzamos con Cesar, al que saludo.

Poco después de la salida. Foto: Finidi Blanco
Llegamos al cruce de la Calle Real con la Calle Convento, un punto clásico de esta carrera, donde un giro de casi 180º nos lleva ahora a subir hacia la Plaza de Santiago, y más allá. Ya hasta casi llegar a la urbanización de el Señorio de Guzmán no dejará de picar para arriba la carretera, aunque salpicada de pequeños descansitos. Otro clásico es que el 90% de los corredores recortan en esta gran curva, nosotros no.
Empezamos la subida empedrada hacia la plaza, intentando mantener el ritmo, sin forzar, y mas o menos lo conseguimos. Entramos en la plaza y la bordeamos de modo diferente a otros años, salimos de ella y sigue picando para arriba hasta un giro a la derecha donde está el primer descansillo, pasamos el km 4 muy bien, en 5'20, a buen ritmo. Llegamos ya a la calle que, ya por asfalto, nos conduce hasta la rotonda del Nisa, por aqui de nuevo pica para arriba, pero mantenemos y podemos adelantar a muchos que ya empiezan a sufrir con la larga cuesta. Tomamos la carretera hacia Castilleja de Guzmán y seguimos muy bien. Grandes recuerdos de cuando entrenaba por estas carreteras en verano de forma asidua, la carretera está exactamente igual que hace veintitantos años, pero quien me iba a decir en aquellos momentos que iba a correr con mi hijo una carrera por aquí.

Pasamos varios toboganes y ya empieza a hacer un poco de mella la cuesta, mas que nada porque parece que nunca va a acabar. Caemos en que aún no ha habido avituallamiento, pero ya se ve a lo lejos situado en el inicio de la bajada a la entrada del Señorío de Guzman, km 6.

Cogemos botella de la ultima mesa. Muy bien colocado el avituallamiento, porque en una cuesta abajo se puede beber mucho mejor. Además durante la bajada, disfrutamos de las espectaculares vistas que se ven de la ciudad de Sevilla, y en la lejanía de la Sierra de Grazalema. Corta la bajada, porque en esta ocasión el recorrido cambia, y se entrará en la parte antigua del pueblo por la pasarela que conecta con esta urbanización. Con lo cual, la bajada es más corta que otras veces, pero la subida posterior hacia Valencina más corta también y menos dura, porque la parte que no se hace es la que tiene más desnivel de toda la carrera. Quizás se podría haber callejeado un poco más por el pueblo, porque enseguida tomamos la rotonda de salida hacia la carretera de Valencina, después de haber pasado el km 7.

En el camino hacia Valencina, tomamos por el nuevo carril bici, estrenado no hace mucho. Por aqui vuelve a haber desnivel hacia arriba, que se endurece bastante, aunque las piernas siguen bien, nos adelanta el gran Javier Sierra, al que también puedo saludar unos instantes, y un poco después llegamos al enlace de entrada en Valencina. Solo que en esta ocasión no se entra en el puebo, con lo cual se hacen unos 2 kms menos respecto al recorrido habitual de la carrera. Parece ser que no encontraron voluntarios para cubrir sus calles. Así que la carrera prosigue hasta el cruce de la carretera de Gines, desde aquí ya el recorrido clásico de la prueba. El km 8 lo pasamos en 5'43, el mas lento de todos sin contar la salida. Aunque desde aquí ya se huele a meta y de camino a Gines se podrá apretar.

Entrando en Gines. Foto: Alvaro Galván
Al entrar en el carril bici de la carretera de Gines, Javier Sierra no se encuentra muy lejos e intento al menos mantener la distancia con él. Comienza a marchar bien rápido pero nosotros también. Por el carril bici empezamos a adelantar a mucha, muchísima gente. Km 9 lo pasamos en 5'15 y ya el km 10, al igual que el km 11 arreamos de lo lindo y ambos los pasamos en 5'02 incluso aminorando un poco la marcha para beber en el avituallamiento del km 10. La verdad que esta es la parte que más se disfruta de toda la carrera si se han guardado fuerzas, porque se puede adelantar a mucha, muchísima gente, como estamos haciendo nosotros. Las piernas me están reaccionando bastante bien, después de cómo las tenía de perjudicadas, aunque tampoco para bajar mucho de 5', es como una velocidad máxima que no quieren pasar. Le pregunto a Javi si va bien como para tirar más rápido él sólo y adelantarse, pero me dice que no, que prefiere seguir al ritmo que llevamos. Al final haremos la carrera juntos de inicio a fin.

Entramos en Gines y saludo a Alvaro Galván, que está haciendo fotos. Aprovechamos este tramo para recuperar un poquitin y le cuento a Javi lo que nos queda, un pequeño repecho, bajada y giro para afrontar el último kilómetro en subida. A lo mejor exageré un poquito la subida, yo tampoco quería forzar mucho, e hicimos toda ella sin forzar casi nada, no nos importó que nos hicieran algunos adelantamientos, pero en el descansito después de pasar la plaza del pueblo, volvimos a ir más rápido. A la espera del último repecho que ya entra en el recinto del Grupo Empresa Fasa Renault y que siempre se atraganta bastante. Por aqui lo paso un poco peor, aunque Javi va perfectamente. Nos adelanta algún corredor que supongo cree que la pancarta de entrada al polideportivo es la meta, pero no es así. Aún falta aproximadamente medio kilometro. En ese trramo aprovechamos para apretar bastante y adelantar a unos cuantos que se esforzaron en exceso en la cuesta y están listos de papeles. Llegando ya a meta, queda un corredor por alcanzar del grupo que llevábamos delante, dandole alcance Javi, pero yo no. Así que entramos con un corredor entre medias, pero bastante contentos. Tiempo final de 1h12m08s.

Una alegría tremenda haber compartido por primera vez toda una carrera larga con Javi. Aunque decía haber ido a tope, no es en absoluto así, podría haber corrido mucho más de no haber ido conmigo. Pero al menos pudo disfrutar más de la carrera sin esforzarse al 100%. Es la primera vez, ya habrá muchas más para eso. Además le sirvió para quedar el 5º de su categoría, Juvenil.
Un auténtico sueño compartir una carrera con un hijo. Y espero que aún me quede repetir esto con otros dos!.

Unos instantes de charla con Carpe poco después de entrar, Y recogemos la bolsa con la camiseta, además de lata de isotonica, plátano y yogurt, y miro con el endomondo que Merche ya estaba cerquísima de la meta. Con lo que nos fuimos a la entrada del campo de fútbol a esperarla, y enseguida apareció por allí. Genial carrera que le salió, para últimamente estar entrenando un poco menos. Consiguió hacerla en 1h25m.

Llegada a meta de Merche
Lo malo que se quedó sin camiseta de su talla, aunque yo creo que cuando nosotros llegamos tampoco había camisetas talla S. Luego nos tomamos unas cervezas y nos hacemos unas fotos de reto conseguido.

Próximo reto los 3 juntos, puede que Media de La Puebla del Río
Clasificaciones aqui.

Gracias a Finidi Blanco y Alvaro Galván por sus fotos.
Y sobre todo muchísimas gracias a los organizadores de esta carrera, por regalarnosla año tras año, luchando con pocos medios porque podamos disfrutar de un estupendo dia haciendo lo que nos gusta, en un entorno precioso. Espero que el año que viene se pueda volver a recuperar el recorrido habitual, como siempre.



Articulos relacionados por categoria