jueves, 5 de marzo de 2015

Maratón de Sevilla: Datos, Reflexiones y futuro

En primer lugar un pequeño dato que pasó desapercibido. Aquí paso dos fotos que distan 25 años entre sí. Diferencias hay a montones. Analogías, principalmente 2. Son fotos de la llegada del Maratón de Sevilla y en cada una de ellas hay una persona que está finalizando su primer Maratón.


Bonita efeméride que Merche ha acabado su primera Maratón 25 años después que yo lo hiciera por primera vez.

Algunas curiosidades que quería poner por aquí de nuestro maratón. Aquí se encuentran todos los tiempos de paso con parciales cada 5 kilómetros y paso por Media Maratón.


Aqui se puede ver que el primer parcial del km 5 es demasiado rápido para la idea que llevábamos luego buenos tiempos, recuperando incluso un poco entre el 15 y el 20, y buen tiempo para la Media Maratón, lo previsto era 2h28 o así. Luego ya se ralentizan los tiempos. Lo peor de toda la carrera entre los kilómetros 30 y 35 que es cuando más tiempo estuvimos andando. Entre 35 y 40 se mejora un poco, y muy bien desde el km 40 hasta meta. Incluso este parcial no es el peor de los que yo he hecho en mis 9 maratones finalizados, sin ir mas lejos el año pasado tardé unos segundos más desde el kilómetro 40 hasta la meta, incluso sin haber andado en toda la carrera.

Otro dato curioso es ver la cantidad de distancia que estuvimos andando. Me sorprendí al verlo gracias a +SportTracks. Mucho menos de la que me había imaginado que estaríamos! Y fue exactamente la mitad que el tiempo máximo que nos habíamos marcado para andar.


En esta imagen se ven cosas interesantes. Arriba a la izquierda se ven las distancias y tiempos corrida, trotada y andada. Considera más rápido de 6' ir corriendo; entre 6' y 8' ir al trote. Y más lento de 8' ir andando. El total de distancia andada durante todo el maratón sale 6,41 kms a una media de 10'47. La distancia corrida, se hace curiosa, porque son 1,35 kms que corresponden a la suma de trocitos corridos después de parar a reponer agua en los avituallamientos con total seguridad. El resto, casi 35 kilómetros, es distancia trotada; que junto a la corrida hacen los algo más de 36 kilómetros que sumados a los andados totalizan el maratón.
En el plano de la derecha aparecen marcados en rojo las zonas donde estuve andando. Y se comprueba que entre el 30 y 35 fue lo peor. La Avenida de la Palmera aparece prácticamente en rojo. Tan sólo hubo algunos intentos de ponerme en marcha pero no podía, hasta que las piernas volvieron a reaccionar un poco. Todo este rato fueron minutos que le hice perder a Merche, hubiera acabado mucho antes su carrera.
En el gráfico de abajo a la izquierda también se aprecia que del 30 al 35 está lo peor.

El balance final para Merche creo que es óptimo. Sabía lo que quería hacer. Estuvo preparándose desde el mes de noviembre para hacerlo, y lo consiguió, superando las expectativas, y sobre todo disfrutando en todo momento del día. Sin problemas físicos graves, lo que le hace recibir mucha confianza en que tiene bastante margen de mejora. A ver si de aquí al año que viene las lesiones no aparecen en ningún momento.

Sobre el balance final mío, la verdad que mejor sería ni hablar, pero lo voy a hacer, me voy a poner a caldo. Quizás hubiera podido entrar dentro de lo medio razonable que si hago una distancia aproximadamente a un ritmo que supone alrededor de una hora más de tiempo, más lento que lo hecho el año pasado; tendría que haber ido prácticamente de paseo y ni notarlo prácticamente. Pero nada más lejos de la realidad.
Y aún así tengo que estar contento, porque 2 semanas antes estaba prácticamente KO, con las piernas en una condición en que no iba a ser capaz de completar 42 kilómetros. Ni en 4 horas, ni 5, 6 ni en nada de nada. Afortunadamente las piernas mejoraron algo y pude completarla. Pero en los últimos kilómetros, que se supone donde hubiese tenido que ayudar más a Merche, en realidad fue al revés. Ella fue la que me esperó y ayudó.

Y tengo que echar la vista atrás y veo que los Maratones de 2011 y 2013 los aguanté dentro de lo razonablemente bien en lo muscular, para estar contento. Pero el año pasado a partir del km 22 ya las piernas no marchaban para nada, se acalambraron y este año otro tanto de lo mismo, si no aún peor.
Afortunadamente en los 101 de Ronda pasados sí que aguanté bien.
Llevo ya bastante tiempo corriendo lento, sin sentirme bien. Veo como algo lejanísimo  y perdido cuando podía hacer un maratón alrededor de 4 horas, o una Media Maratón cerca de 1h45. No hace tanto pero lo veo muy muy lejano. Me gustaría volver a sentir que estoy en esos tiempos, tampoco es nada del otro mundo, no?
Como dice el video de "Si hoy fuera mi ultimo dia corriendo", "Luchar por mi derecho a sentir otra vez la velocidad de caracol de mis cambios de ritmo, el oasis de mis recuperaciones, el trote tras unas buenas series, que sólo recordaré yo".

Quizás tenga que parar, pensar, recuperar, replantearlo todo. Ahora en unas dos semanas, tengo el Homenaje a la Legión, al que me apunté. No voy a renunciar a hacerlo, me apetece bastante, el recorrido es muy bonito y trae muy buenos recuerdos. Pero una vez acabado, creo que debería parar un tiempo más largo, descansar bien. A ser posible recuperar del todo las piernas, y a partir de ahí seguramente con alguien que me ayude, empezar poco a poco un entrenamiento con sentido, mas adecuado y teniendo bien en cuenta los problemas musculares que padezco, para un único objetivo concreto y a largo plazo.

Lo primero es intentar el 21 de Marzo en los 48 kms que disputaremos en Ronda, disfrutarlos y correr con cabeza para evitar problemas musculares. Llegar a la meta sin ellos parece ahora mismo una utopía, pero, y si ocurriera?

Por cierto, para el que no haya leído la crónica:
http://nohaydolo.blogspot.com/2015/02/31-maraton-de-sevilla-cronica.html


Articulos relacionados por categoria