jueves, 25 de septiembre de 2014

Vuelta a probar el trote cochinero

Bueno, pues va por tercera vez desde que empezaron los meses de verano que vuelvo a empezar poco a poco los entrenamientos de trote después de un buen período sin correr. Esperemos que esta vez sí que sea la vencida y poco ha poco las piernas se puedan ir poniendo lo suficientemente sanas como para poder disfrutar de este deporte, que es lo que se trata.

La primera prueba fue el pasado domingo por la tarde, quería hacer una prueba antes de ver a Salas Lluch el martes.
Antes de salir un poco de dolor al tocar la parte lumbar derecha y alguna molestia en el abductor. Me imaginaba lo peor, pero la prueba era necesario hacerla.
Pero para mi sorpresa, la espalda no molestó nada de nada. El abductor si que he sentido ligeras molestias, conforme avanzaba se han ido suavizando un poco. Pero lo peor de todo ha sido el estado de forma. He empezado trotando muy lento, pero mis intenciones después eran ir un poco más rápido, y me era casi imposible llegar a acercarme a los 7' y esforzándome de verdad. En total sólo fueron 40'.
Creo que fue el entrenamiento de correr que he ido mas lento en mi vida, pero contento por las pocas molestias. A partir de aqui habrá que ir evolucionando poco a poco.
Después de un rato en casa, sí que noté algo más de dolor en la espalda, no mucho pero si algo más.

Ya el martes, tuve la sesion de fisio con +Jose Antonio Salas LLuch. Me dijo que lo del abductor va por buen camino, aunque siguen molestias, eso ya ha soldado y poco a poco debe ir a mejor. No me tocó.
Lo de la espalda dice que si es preocupante, aparentemente no hay hematoma, pero él dice que sí que se aprecia todavia, y que hay un edema interior. Dice que de la caida es como si me hubiesen dado con un palo bien fuerte. Que eso va a ser duro y largo de quitar. Me estuvo poniendo los electrodos a buena potencia y luego masaje. Mas o menos sigo con dolor. Aunque su idea es que ya la proxima vez no se trate la espalda y empezar a descargar piernas. En fin que le queda tiempo, pero que empiece a correr y vaya poco a poco.


Después de lo que me dijo, y como la Nocturna del Guadalquivir es una carrera para ir lento; aprovechando que quedaban dorsales decidí apuntarme con Merche.

Y ayer miércoles otra prueba más. Esta vez llegué hasta los 50' trotando. Primeros 3 kilómetros con mi hijo Jose, que está empezando a gustarle salir a correr un poco, y luego un poquitín más rápido que el otro día, pero no mucho mas. En la espalda no noto dolor al correr, pero en el abductor continuaban las leves molestias.

Mañana viernes, la Carrera Nocturna del Guadalquivir, será para trotar por Sevilla, intentar disfrutar lo que se pueda sin dolor. En mi caso no me voy a molestar en absoluto porque con 25000 inscritos no se pueda llegar a correr, para mi será lo menos, y lo de más poder participar de nuevo en una carrera. Será mi participación número 13 en esta carrera, la que más veces he participado de todas.
Espero que este numero no me dé mala sino buena suerte y a partir de aquí todo vaya mucho mejor.

Articulos relacionados por categoria