domingo, 25 de mayo de 2014

Deconstruyendo los 101 kms de Ronda 2014

Casi dos semanas ya desde que pasaron los 101 kms de Ronda, pero yo sigo en una nube, recordando todos los momentos de la carrera, principalmente los del cuartel hasta la meta. La cronica completa, aquí.

Vuelvo a decir que la experiencia de acabarla va a ser un antes y un después para mí. La verdad que el año pasado me llevé un fuerte palo, después de todas las expectativas puestas. Y creo que fue un palo del que no me recuperé en todo el año. Casi todas las carreras me fueron mal desde aquél dia. Creo que a partir de ahora volveré a encontrarme mucho mejor. El chute de autoestima ha sido bastante importante.

Voy a hacer esta entrada explicando algunos detalles que creo yo que han sido bastante importantes para poder haber conseguido este sueño. Seguramente ninguno de ellos ha sido un punto determinante, pero sí todos en común.

En primer lugar, resulta que pude llegar al dia de la prueba bastante bien muscularmente. Acabé el Maratón con las piernas totalmente destrozadas, unas semanas después veía que así no habia forma de hacer 101 kms, las piernas no estaban muchisimo menos para eso. Gracias a Jose Antonio Salas Lluch, pero a base de una y otra sesion de descarga, una vez a la semana y en algunas ocasiones hasta dos a la semana, las piernas fueron poco a poco resucitando y seguramente llegué a la carrera con las piernas mejor que nunca. El entrenamiento de casi seis horas que hice con Segundo un par de semanas antes, me dejó con muy buenas sensaciones, me encontré realmente bien de piernas en ese día, como nunca. Y para acabar de darme cuenta de lo bien que estaba, las ultimas sesiones de Jose Antonio, que fueron prácticamente sin dolor. Lo nunca visto. La novedad en las sesiones de fisio fue el tratamiento de las plantas de los pies. Hasta ahora, al cabo de 4 o 5 horas tenía un dolor tremendo en ellas. En casi todas las sesiones me estuvieron descargando especialmente las plantas de los pies, y se ha notado de una manera espectacular. Los pies me dolieron pero prácticamente nada, una cosa absolutamente soportable, y esto ya era una ventaja gigantesca respecto a años anteriores.
Luego en la carrera, todos los años llegaba a Arriate con las piernas ya tocadas, y reventadas luego de la subida a los cochinos. Este año la cosa no tuvo nada que ver. A Arriate llegué bien. En la subida a los Cochinos las piernas sufrieron como es logico, pero al llegar al Cortijo del Polear y ver que estaban echando Reflex, me puse a que me echaran y desde entonces ya no volvi a necesitar de nada más, aunque luego hasta Setenil troté bastante. Lastima de las ampollas porque podría haber trotado mucho más.
Como anecdota, siempre llevo conmigo un tubo de radio salil, y en todas estas macrocarreras me llego a echar muchas veces, muchísimas. Para los 101 compré un tubo nuevo, no tenia ni quitado el precinto. Bueno, pues no llegué a usarlo en todo el tiempo y no me di ni cuenta. Cuando lo saqué de la riñonera salía con el precinto, aun sin usar.

Otro cambio muy importante respecto a años anteriores. En otras ocasiones para recuperar fuerzas en la carrera lo que me había llevado encima eran barritas energeticas y cosas de ese tipo, ademas de algo de frutos secos que al final nunca comía. Después de ver la crónica de la carrera de David "Melojero" del año pasado, y de ver lo bien que le fue con la comida que su hermana le llevaba a determinados sitios, desde entonces supe que tenía que hacer algo igual.
Así preparé pequeños sandwich de Salami y Mortadela. Los de Mortadela copiados del Tarahumara del Viar, pero creo que yo soy más de Salami. Eso para llevarlos encima. Y para la mochila que llevaban los amigos Agustín y Rafa, preparé unos tupper con ensalada de pasta (espirales con atun y maiz) y unos filetes de pollo empanados. Estuve comiendo los sandwich cada cierto tiempo, y reponia en la riñonera cuando los acababa. La pasta y los filetes sólo para cuando paraba algo más de tiempo. Principalmente su labor fue evitar parar a comer en el Cuartel, y la parada del mediodía en Navetas. Comí en Arriate, Alcalá del Valle, y en la entrada y salida del Cuartel. Luego del Cuartel me llevé algunos filetes metidos en una bolsa para bocadillo y un par de ellos en la mano.
La verdad que mi estomago se porta bastante bien durante el esfuerzo fisico, y encima me suele dar bastante hambre. Asi que esta forma de recuperar las fuerzas fue un acierto. Para cuando me sentia mas decaer, llevaba algunas pastillas de glucosport, que tuve la precaución de no tomar una antes de una hora después de haber tomado otra.

Sobre los pies y ampollas. Es lo que he llevado peor y he tenido más problemas. Pero aún así ha sido bastante mejor que el año pasado. El año pasado en el km 10 ya tenía ampollas. Y este año no me las empecé a notar hasta el 48. Otros años iba con los pies vendados con cinta tipo esparadrapo Omnifix.
Pero después de la experiencia de este año en la turdetania y en los entrenamientos, donde no he tenido ampollas, me decidí a ir sólo con los pies metidos en los calcetines Bionassay del Decathlon, que creo qué si se nota bastante que sean antiampollas, no como otros que he probado.
Estuve leyendo que una forma buena de evitar las ampollas era tratar los pies desde algunas semanas antes con crema exfoliante. Y estuve muchos dias masajeandolos con la crema exfoliante del Mercadona. Puede que fuera una buena idea, pero quizas tuve que haber llevado el Omnifix puesto en los pies desde la salida. Segun me dijeron poner el compeed al empezar a notar la ampolla es lo peor. En fin este asunto de los pies hay que seguir afinándolo.

Sobre la equipación. Gracias a que mis amigos me los daban cuando necesitaba, sólo usé los bastones en la subida y bajada a los Cochinos, y ya, a partir de Setenil y hasta la meta. No como el año pasado que salí con ellos de inicio y creo que me lastraron.
Otro cambio importante fue no salir con la mochila. La mochila da mas calor, al ser la mia de tipo chaleco, y casi sin quererlo, llevo también más peso. Ajusté mucho lo que debía de llevar encima, y todo me cabía en la riñonera que ya estrené la Turdetania. La verdad es que la riñonera es fantástica, la Endurance de Raidlight. No parece que vaya a caber todo lo que finalmente cabe en ella. Por llevar, hasta llevaba dentro manta térmica y el frontal desde el inicio. Luego las cosas que mas ocupaban, las pastillas efervescentes de Isostar para convertir uno de los botes en isotonica al rellenarlo de agua, algunas barras de fruta y comestibles de isostar, aparte de algunos glucosport. Y aparte de todo eso los sandwich.
Pero también cabían dos baterías portátiles para recargar el Garmin y el móvil, si era necesario, Radio Salil y Proskin, pilas de repuesto, dátiles,... La verdad que esa riñonera es una pasada.

La estrategia, quise asimilarla lo máximo a lo hecho el primer año. Se trataba de trotar en todo el terreno favorable que pillase desde inicio, plano y en suave bajada. Y sólo andar en donde no fuera así. Para conseguir esto ayudó mucho salir sin bastones y colocarse bien en la Salida.
Los dos errores mas graves de los años anteriores fueron: No saber gestionar las crisis de los que me acompañaban y debilidad mental para continuar en el primer año; y en el segundo, no saber gestionar mis propias crisis, sin tener tiempo para recuperarme.
Trotando lo que quería conseguir, como así fue, un colchón de tiempo con el que poder gestionar mi crisis si se presentaba. Al final se presentó en forma de ampollas, y ese tiempo pude usarlo tranquilamente en el Cuartel para solucionar en la medida de lo posible ese problema. Por fin pude convertir el Cuartel en un santuario, y no como antes era, el Castillo de los Horrores.

Aspectos a mejorar, los entrenamientos. Ya me ha comentado gente que por qué no meto bici, trabajo de gimnasio... Para esta carrera he corrido lo que he podido en mi tiempo libre. Creo que si hiciera algo más metódico y preparado seguro que mejoraría, pero no quiero quitarle mas tiempo del que le quito a mi familia, y además tengo que lidiar con las lesiones que tengo. Así que esto es lo que hay.

Para terminar, siempre me gusta hacer análisis de gráficos y datos. En esta ocasión, no sé debido a qué el track que pude grabar de mi carrera no lo he conseguido cargar en sporttracks, para ver distancia andada, corrida, etc. Pero sí que se pudo cargar en el Garmin connect. Se ven datos interesantes, como que estuve en total casi 3 horas parado,...



En la crónica he puesto dos videos que no tenia cuando la escribí, son los videos de como siguieron en mi casa la entrada en meta por la pagina web; y el video del recibimiento de Jose Manuel Espinar poco antes de llegar a linea de meta. Un video impresionante.

Pero ayer me salió la notificación de un video que ha creado automáticamente Google+ (cada vez me alucina más esta herramienta) sobre toda la carrera. Está curioso y muy muy bonito.
El video es el siguiente:


En definitiva, que como digo, sigo en una nube. Quizás lo mejor de todo fue la mentalidad, no desesperarme ni aparecer ningún instante de ansiedad en la carrera por la cantidad de horas. Sabia que después de llegar dos veces a la casilla de la muerte y tener que regresar a la salida, la llegada de nuevo hasta el Cuartel iba a ser larga, tiré para adelante para llegar hasta alli y no pensar más. Había decidido lo que tenía que hacer, me limité a hacerlo, y como iba saliendo todo bien, la moral cada vez iba subiendo más. Una vez habiendo llegado alli, y poder volver a salir, las sensaciones fueron maravillosas, inolvidables. En vez de pensar en descontar kilometros y ver lo que me quedaba que cada vez iba reduciendose; lo que hacía era fijarme y disfrutar con los kilometros que ya llevaba hechos, y quería más y más.
Espero no salir nunca de esta nube.

Durante la carrera sentí dentro de mí todos y cada uno de los puntos del Decalogo Cientounero del amigo Hacha Vikinga:
"1.- Sentaros a pensar lo duro que habéis entrenado hasta ahora, sobre todo , en los duros momentos que habéis superado, asi los tendréis frescos en lo duro.
2.- Preocuparos de ser buena gente, asi es más fácil enfrentarte a ti mismo.
3.- Piensa en todos los compañeros que sufren por no haber tenido plaza, no puedes defraudarlos.
4.- Piensa en todas esas personas que te quieren, desde este mundo o el otro y en su felicidad cuando te vean terminar.
5.- Piensa en las personas que sufren enfermedades y han de ser fuertes, debemos ser un ejemplo para ellos.
6.- Cuando llegue tu peor momento mira detrás tuya, busca a un compañero que sufra más que tu, dale ánimos, empujalo, con eso renacerán las fuerzas en ti.
7.- Recuerda que si llegaste hasta aquí es porque eres un elegido y tienes una importante misión que cumplir, no lo olvides.
8.- El sufrimiento es algo que por duro que sea se olvida, la gloria es eterna.
9.- Tienes una goma de borrar en el culo que borra el camino detrás de ti, por eso NO PUEDES VOLVERTE, ASÍ QUE ADELANTEEEEEE.
10.- Disfruta cada segundo, tendrás mucho que contar durante muchos años, así que DISFRUTAAAAAAA. A TOPEEEEEEE."

He preparado el siguiente vídeo, con música, con todas las fotos y vídeos grabados por mi cámara en el día. Es bastante largo, pero creo que ha quedado bonito.



Ahora ya se empieza a pensar un poco en qué retos puedo hacer próximamente. Quizás me decida por pruebas cercanas, posiblemente para el otoño me decida con la Pretoriana, que sale y llega a la localidad donde vivo, y para algo después con la Ultra de la Sierra Norte de Sevilla, 110 kms. Pero ya lo decidiré todo más tranquilo.
Aqui paso el analisis que la página de IBP Index hace de mi recorrido, muy interesante los diferentes desniveles, zonas de paradas, etc.

Articulos relacionados por categoria