jueves, 6 de junio de 2013

Aqui un cliente de Lets Bonus totalmente satisfecho.

Hace ya más de un año, por el mes de marzo, escribí esta entrada a poco de recibir en casa una bici eliptica que compré con una oferta de Lets Bonus.
Este es el modelo, Tentable E-500
La bici, aunque desde el principio no funcionó bien el mando de los diferentes niveles de resistencia y esfuerzo, resultó un elemento casi indispensable en la familia. Para mí, para usarla cuando he tenido mayor problema de dolores en mis rodillas y hacer alternativas a la carrera o bien en alguna ocasion que ha hecho mal tiempo y no apetecía salir. Pero es que también la ha usado con asiduidad el resto de mi familia.
Es decir, que entre todos le hemos dado un buen tute al aparato.

El caso que hace un par de meses o así, haciendo ejercicio tranquilamente mientras veía la tele, noté como si el soporte de las manos donde te toma el ritmo cardíaco se hubiese desplazado un poco, como caido hacia adelante. Me extrañó mucho y al final me di cuenta que la barra vertical principal, se estaba doblando e incluso cortando. Pensé que poco a poco nos ibamos a quedar sin bici, pero fue más rápido de lo que parecía. 10 minutos después la barra ya estaba doblada, y para mi pesar ya se veía que no iba a poder usar la bici nunca más.

El caso es que pensándolo bien, aunque la compra la hice por una oferta de LetsBonus por internet y no directamente a una tienda especializada, la garantía de 2 años del producto aún no se había cumplido.

Aqui se aprecia la barra doblada y rajada
Pensé que era complicado, pero decidí reclamar a Lets Bonus que la bici había durado algo más de un año. Aunque la verdad, no le veia mucho futuro a la reclamación, ya que pensaba que lo que harían sería ponerme en contacto con el proveedor y pelearme con ellos directamente podria resultar dificil y complicado.
El caso es que yo suelo comprar de vez en cuando algún bono de tapeo o cenas y cuando he tenido algún problema, como que el restaurante hubiera cerrado (desaparecido, estamos en crisis) o que hubiese cambiado de opinion, o que la oferta no fuera lo que yo me pensaba que era; siempre que he reclamado han atendido amabilisima y positivamente mi reclamación. Bueno pues en esta ocasión no sólo no ha sido menos, sino que al final del proceso me he llevado una noticia muy pero que muy agradable.

Al plantear la reclamación, no me dieron el telefono o direccion del fabricante, sino que ellos se encargaron de todo. Tan solo me pidieron que hiciera una foto del detalle de lo que estaba roto.
Cuando hicieron su trámite, me llamaron de la empresa encargada de intentar reparar la bici, y me dijeron que me enviaban a casa sin coste alguno un servicio de mensajería para recogerla (que pesa no un huevo, sino los dos). Ni siquiera tenía que desmontarla ni empaquetarla, solo debí echarle por encima un plástico. Finalmente llegó el transportista y se llevó la bici.

Hasta aquí yo ya estaba contento. Pensaba que al menos me había ahorrado sacar yo solo el amasijo de hierros que tenia tirado por casa, y tirarlo no se a qué basura... De no haber reclamado hubiese tenido que hacer todo ésto.

Pero la sorpresa fue que un par de semanas después por correo electrónico, me informan que LAMENTABLEMENTE, han visto que va a ser imposible la reparación de la bici y que para resarcirme de la inconveniencia van a reintegrarme el importe completo de mi compra de la bici.
Bueno, cuando ví eso no sabéis las veces que volví a releerlo. Me parecía increible. Y yo al principio que no pensaba reclamar la garantía por lo complicado que iba a ser....
Y no sólo eso, sino que me daban opción o a recuperar el dinero como crédito para Lets Bonus o bien me lo reintegraban en mi tarjeta de crédito. Opción esta última que cogí, lógicamente para poder comprarme otra bici elíptica, ya que ahora mismo ellos no tienen este producto en venta.

Así que muchas veces hay que pegar tiron de orejas y nos decepcionan los tratos que nos hacen algunas empresas. Pero en esta ocasión ha sido todo lo contrario, y por eso he querido dejarlo bien claro en esta entrada del blog.

Felicidades a Lets Bonus, por procurar la satisfacción del cliente como el primer objetivo de la empresa, por encima de otras muchas cosas. Detalles así hacen que una empresa de la que su canal de venta muchas personas no se fíen, se gane poco a poco y de forma muy afianzada la confianza de muchas personas.
Así que yo, como seguro que otros muchos, puedo decir:
Si veis algún producto que os interese comprar en Lets Bonus, tened la total confianza que os van a tratar como merecéis, como auténticos clientes. Y en caso de que tengáis un problema, seguro que harán lo posible por arreglarlo, y finalmente os vais a quedar totalmente satisfechos.

Ahora estoy esperando recibir el dinero y buscarme otra bici eliptica, que ya tengo a toda la familia con el mono, deseando de dar pedaladas. Aunque espero que la próxima dure más.

GRACIAS LETS BONUS.

Articulos relacionados por categoria