jueves, 23 de mayo de 2013

El Reto, ¿y ahora qué?

La vista que quiero tener algún día
Han pasado casi dos semanas desde la gran decepción en los 101 de Ronda.

Ni que decir tiene que en estos dias he pensado mucho en el pasado, mucho en el futuro; y sobre todo he tenido que sujetarme varias veces para no volver a sacar del armario el disfraz de Shackleton e irme por ahí yo sólo, a hacer mis 100kms.

Pero una vez pasados los dias e irse asentando un poco la cordura en mi cabeza, he de decir que los objetivos principales del reto solidario se han cumplido de sobra.

Una recaudación de dinero más alta de lo que yo me podría imaginar y esperar para el hospital. Los que han hecho algo así en alguna ocasión, saben lo difícil que es recaudar dinero y más en la época que estamos. Además el reto aún está abierto a posibles donaciones rezagadas hasta el día 12 de Junio. Hay que agradecérselo a la gran cantidad de gente que ha entendido que aportar un grano de arena es muy importante aunque sea pequeño, porque junto a otros muchos se consiguen cosas muy buenas.

Respecto a la concienciación sobre la enfermedad de la Hepatitis C, sobre el extraordinario trabajo de investigación del Hospital de Valme en este asunto y sobre la sanidad pública en general; el resultado ha sido espectacular. Gracias a la acogida y el interés que ha suscitado la historia en tanta gente, ha hecho que el reto apareciera reflejado en entrevistas en revistas deportivas (Planeta Running); en periódicos (Correo de Andalucía y Diario de Sevilla); y en webs (Abc de Sevilla). Además es posible que se pueda hacer un reportaje, aun no se sabe y puede ser una sorpresa, que ya veremos si se hace dónde se puede ver.
Por lo tanto la divulgación y concienciación sobre este tema creo que también se ha conseguido con creces.

Animar a que otros corredores anónimos hagan cosas parecidas por otras causas solidarias, ya se verá. Pero por las increíbles ganas que he visto en alguno de ellos seguro que se van a hacer cosas.

El motivo más probable del éxito de acogida, sobre todo para los medios de comunicación, creo que debe ser el hecho de que yo mismo estaba implicado en primerísima persona tanto en el reto deportivo como el solidario. Muchas veces en retos solidarios que aparecen se está implicado en 2ª o 3ª persona, pero en 1ª persona en muy pocos. Eso es lo que me llevó a hacer algo así. Era para mí una obligación. Haber estado enfermo de Hepatitis C, deshauciado de un tratamiento estándard, próximo a un transplante de hígado y poderme curar, y más de la forma que ocurrió. Tenía que darlo a conocer sobre todo por los enfermos que pueden estar ahora en la situación que yo estaba, y que ahora pueden estar más optimistas y esperanzados en su recuperación. Que viesen en mi caso que ellos también pueden tener una grandísima esperanza de curación. Es devolver un poquito del tesoro que me dieron..
Este era el ultimo y gran objetivo del reto. Dar un rayo de esperanzas a los enfermos, hacerles ver que es posible una recuperación después de sus tratamientos y llevar una vida no como antes, sino mejor.
Creo por algunos mensajes muy bonitos que me han llegado, que esto también se ha podido conseguir.

Así que la última parte, el reto deportivo, la excusa para todo lo anterior que era participar en los 101kms de Ronda es lo único que ha quedado a medio hacer.
Irremediablemente el pasado no se puede cambiar, pero el futuro podemos volver a intentar construirlo. Y esto es algo que, si puede ser, habrá que solucionar el año que viene.
Ya he pensado mucho sobre mis errores y creo que sé como mejorar mucho mis posibilidades de acabar la prueba. Además tengo prevista una buena preparación para ello durante todo el próximo año. Mi error más grande se resume en la siguiente frase:

"El error más grande se comete cuando por miedo a fallar dejas de arriesgar en el viaje hacia tus objetivos".

Así, cuando llegue el dia 12 de junio se cerrará la recaudación del reto solidario, y el reto en sí. Lo único que quedará pendiente será esa finalización de la prueba, pero será algo particular mío y por supuesto para quien lo quiera compartir. Estaremos aquí para contarlo.
Luego del 12 de junio haremos un cierre y balance global de todo, conoceremos los ganadores de los bonos de fisioterapia de Salas Lluch. Y ya después habrá tiempo para pensar en nuevos retos y nuevos sueños y si se pueden hacer más cosas por ayudar a alguien que lo necesite, lo haremos.


Gracias a Manolo (Manolook) por la genial foto.


Articulos relacionados por categoria