miércoles, 9 de mayo de 2012

101 kms y una ilusión

"Si no estás empujándote a ti mismo fuera de la zona de la comodidad, si no estás constantemente exigiendo más y más de ti, potenciándote, y aprendiendo al tiempo que marchas; estás eligiendo una existencia entumecida. Te estás negando a ti mismo un viaje extraordinario"
Dean Karnazes

Como el bueno de Dean Karnazes dice en esta cita, faltan sólo dos días para embarcarnos en un viaje extraordinario, bastante más allá de la zona de comodidad.

Los sentimientos que se tienen en estos momentos son de nervios, miedo ante lo desconocido y ansia porque ya estemos empezando a trotar por las calles de Ronda. Como "nunca se alcanzó nada grande sin entusiasmo", la preparación para llegar a este dia ha sido muy extraña. Ha tenido poco de plan de entrenamiento estándar y mucho de entusiasmo.

La verdad que hacia finales del mes de febrero, no daba un duro porque pudiera participar en esta prueba. El final del año 2011 fue muy bueno, con buenas carreras y marcas, pero desde principios de este año la cosa se torció, primero con la rotura de gemelo,  y luego por el problema circulatorio debido a las mallas de compresión; que acabaron dejándome sin maratón a mitad de febrero y algo más de un mes sin correr nada. 

Desde esa fecha de finales de febrero, aunque no corría, intenté mantener la forma durante el tiempo de obligado descanso a través de la bici elíptica (estupendo descubrimiento durante esta preparación). Luego  empecé a caminar rápido, con salidas cada vez más largas e incluyendo los bastones y tecnicas de marcha nordica (genial descubrimiento éste también).
Seguía con muchisimas dudas, y así consulté varias veces en el foro de los 101 y al Cabo Becerra (menuda dedicación la de este señor) cómo se hacía y hasta cuando tenía tiempo para hacer la renuncia de mi inscripción.

En el correo final de la conversación con el Cabo, el 22 de febrero, me decía lo que reproduzco a continuación:
"Las gracias a usted por hacer posible esta prueba y, si cabe, hacerla aún más grande.
Pues en el peor de los casos, si tuviera que cederla aquí me tiene para lo que le pueda ayudar.

De todos modos, me da a mi que usted va a participar este año, no sé por qué.

Mucho ánimo. Un saludo
."
Pues afortunadamente, el Cabo Becerra acertó en sus vaticinios. Como digo poco a poco fui cogiendo más ritmo de entrenamiento y confianza. El punto de inflexión fue la participación en el Homenaje a la Legión. Después de tantos dias sin correr, me presenté a intentar completar la prueba andando, y no solo eso, sino que los ultimos kms me decidí a trotar y conseguí perderle el miedo a volver a correr, porque me volvieran a aparecer los dolores.

A partir de ahí volví a salir a correr, quitando dias de eliptica a mis entrenamientos. De especial recuerdo es el primer dia que hice carrera contínua, unos 6 kms tan solo, con muchos miedos, pero que gracias a la compañía de Jose Luis Olivares y Javier Serrano, los pude dejar atras y completar el entrenamiento. Quien sabe si hubiese ido solo si mis miedos me hubiesen jugado una mala pasada. A veces en pequeños detalles de este tipo está la clave de una recuperación. Y poco a poco, empecé a hacer tiradas más largas pero compaginando correr y andar, disfrutando una barbaridad de los entrenamientos. En este tipo de entrenamientos es con los que he disfrutado más. Descubriendo rutas nuevas, con frio, calor, lluvia, barro,... con buena compañía y dias de excursión para no olvidar...

Y así poco a poco he llegado hasta ahora, creo que he completado una buena preparación, dado como estaba el tema en el mes de marzo. Como he dicho antes con poca planificación técnica, pero con mucho entusiasmo, precisamente el que lleva a hacer grandes cosas.

También hay que mencionar por supuesto a mi fisio, Jose Antonio Salas Lluch, ya que su conocimiento, gran profesionalidad y amor por su profesión me ha ayudado de forma decisiva a no solo superar mis problemas, sino a tener mis piernas en una condición actual que nunca han tenido, lo que me da una grandísima confianza. No se si aguantarán hasta el final, pero seguro que lo van a hacer durante muchisimos kilómetros.

Por otro lado está también la satisfacción de poder enfocar la carrera como un reto solidario, tremenda experiencia esta, recomendable para cualquiera. Me hubiera gustado hacer el reto de la hepatitis C, que había estado preparando tanto tiempo, pero como ya se sabe en el hospital retrasaron tanto las cosas que al final no fue posible. Así que me sumé al reto que había preparado mi amigo Javier Rosales, y entre los dos ya tenemos recaudado más de 500€. http://www.migranodearena.org/javierbalbuena1
Si queréis colaborar, aún se puede.

Así, con todas estas cosas, afronto la prueba con ilusión por conocer cómo son los 101 kms de Ronda desde dentro, a ver si es verdad de las maravillas que dicen de esta prueba. Disfrutar del fin de semana alli, de los previos con la familia (espero que ellos tambien disfruten), de la convivencia con los muchos compañeros que van y de montones de gente que podremos conocer allí. Y de no dejar que mis miedos ocupen el lugar que deben tener mis sueños.

Y sobre la carrera en sí, no pensar mucho en lo que queda en cada momento, sino intentar pensar que es un largo paseo por un entorno fantástico y poco a poco ir cubriendo objetivos, llegar a Arriate, a Alcalá, a Setenil, al Cuartel, a la Ermita, y ya desde allí, practicamente está la meta.

Como en la Turdetania, que ya saqué el dibujito, intentaré convertirme un poco en Mr.Imposible, que todo lo puede.

Y esto es lo que nos espera:


No sé aún como lo haré, pero intentaré durante la prueba tener actualizado twitter y facebook por los sitios que vaya pasando. A ver si lo consigo.

@balbuej en twitter


Articulos relacionados por categoria