domingo, 16 de abril de 2017

Semana -4 Ronda 101

Llegamos a las ultimas cuatro semanas para Ronda. Un par de entrenamientos para cubrir kilómetros, otro de carrera continua más largo de lo habitual. Y para finalizar la semana una tirada de casi 5 horas, aunque principalmente andando con los amigos Rafael Panduro y Thierry Robache, reviviendo los bonitos caminos de Gerena en el Trail, y descubriendo algunos otros nuevos.

Lunes, 10 de abril: 45' CC (7,6 kms)
Carrera continua a ritmo lento intersemanal

Jueves, 13 de abril: 90' CC (15,1 kms)
Mañana estupenda para correr, con fresco gracias a algunas nubes. Ha salido un ritmo bastante bueno, las sensaciones bastante buenas y aumenté un cuartito de hora lo que salí dispuesto a hacer así que muy contento.

Sábado 15 de abril: 40' CC (6,3 kms)
Carrera continua con parada tecnica

Domingo, 16 de abril: 4h40 caco (25,1 kms)
Estupendo dia de entrenamiento junto a Rafael Panduro y Thierry Robache. Comenzamos en la zona de salida del Trail de hace un par de semanas para dirigirnos a la zona de las graveras que está dentro del pueblo. Impresiona el paisaje. Terreno técnico y complicado igual que algunas partes de la zona de motocross. Tengo que llegar a advertir de que tengo vértigo. 
Desde la urbanizacion cercana al pueblo nos adentramos en la sierra para buscar el camino de rompezapatos . En esta ocasión no subimos cortafuegos por estar en fincas privadas, pero si vamos por la orilla del Arroyo de las Torres. paisaje absolutamente espectacular. Pasamos por gran parte del recorrido del trail pero no hay que mojarse zapatos esta vez. 
Cruzamos la carretera a El Garrobo y tomamos un camino donde prácticamente no hay sendero, la mayoría del tiempo atravesando la vegetación, en otra finca privada, donde a lo lejos se escuchan los disparos de un tiro al plato. Salimos a otro camino de los del trail. En esta ocasión volvemos a atravesar otra finca (menos mal que Panduro controla) donde pasamos por el árbol tirado que se saltaba en el trail y la zona de toboganes, que es curioso pero hoy me parece más dura. Desde aquí fuerte bajada por pista hacia el barranco de la Avutarda. Luego ya nos aproximamos a Gerena. Pero Rafael pregunta si queremos tirar hacia el Guadiamar. Aceptamos y lo malo es que había que atravesar un terreno arado durante bastante tiempo en donde se caminaba muy mal. Pero la recompensa al llegar al río fue muy grande. Paraje precioso, con varias pozas de agua y bastante corriente. Con varias familias aprovechando el dia de campo. Luego de cruzar un rebaño de cabras, las cuales se venían solas detrás nuestra, tomamos el camino paralelo a la carretera y llegamos al pueblo. Después de casi 5 horas y 25 kilómetros. Se corrió poco, apenas unos 5 kilómetros, pero un muy buen entrenamiento. Luego unas cuantas cervecitas en le peña bética.










Articulos relacionados por categoria