sábado, 24 de septiembre de 2016

4º Cross Urbano Nocturno Castilleja de la Cuesta "Luis Manuel Conejero Pontes"

Ayer de nuevo participando en una carrera, después de más de un mes y medio. En esta ocasión me enteré de una carrera nocturna que se hacía muy muy cerca de casa. En Castilleja de la Cuesta. Y aunque es la cuarta edición, esta es la primera vez que me entero de que se realiza esta carrera.
Al principio había muy poca gente apuntada, pero parece que se animaron muchos al final y finalmente fuimos cerca de 250.

Me desplazo hasta Nueva Sevilla, que es desde donde salía y llegaba la carrera (parte alta del pueblo) una media hora antes. Los dorsales se recogían en el punto donde estaba la meta. Una plaza grande dentro del recinto de un parque, donde había un bar con mesas bastante animado.
Recojo dorsal y chip, que también lo había. Todo muy bien organizado, sin problemas.

Antes de irme para la zona de salida puedo saludar a Reyes, que hacía un montón de tiempo que no la veía.


La salida se realizaba a unos 300 metros dentro de un campo de fútbol con pista de atletismo, donde estuve dando un par de vueltas de calentamiento.
Antes de salir, otra vez vi a Reyes, pero esta vez sólo el tiempo de hacernos una foto antes de la salida.

Disparo de salida y había que dar una vuelta a la pista. Un poco de atasco por allí, no se podía coger un buen ritmo hasta salir del estadio. Aunque justo al salir había que afrontar un repechito duro, enseguida se llegaba al puente y cruzábamos para el otro lado de la autopista. Desde el puente una continua cuesta abajo suave. Ahora sí, ideal para coger un buen ritmo. Este ritmo para mí todavía no está por debajo de 5', me iba acercando a él pero un poco por encima todavía.


La bajada estupenda, para disfrutar. Las calles un poco  vacías, salvo en algunos puntos en que se agrupaba la gente, y cuando te encontrabas un grupito, animando a rabiar, con niños chocando manos y todo. Toda la carrera fue en esa tónica.
Dos kilómetros de bajada, hasta la rotonda del Iguanas Ranas, donde se giraba a la izquierda y donde unos instantes después, nuevo giro a la izquierda. Yo ya sabía lo que esperaba, no se si los demás también porque avanzando a ritmo empecé a adelantar a muchos cuando la calle tornó cuesta arriba.
Cuesta arriba de las que gustan, de las que se disfruta o donde puedes morir, suave y larga. Enseguida se me vino a la cabeza de nuevo el Veleta, con la carne de gallina supongo que era bastante más facil subir por allí.
Todo recto y hacia arriba, a veces parecía que al final de aquella esquina acababa la tortura, pero no, Seguía y más. Los grupos de gente animando que pasábamos de cuando en cuando cumplían su función y hacían que el ritmo casi no se resintiese. Aunque al final se tenía que resentir, y ya cuando a lo lejos se veia el Hospital Nisa, casi que no podía más. Vino de perlas el descanso al llegar a la rotonda. Pensaba que ya aquí acababa lo más duro, pero enseguida llegaron más repechos.
Pasado el kilómetro 4 estos repechos se fueron sucediendo con algun descanso, pero quizas entre este kilometro y el 5 fue cuando lo pasé peor, quería que llegara la nueva bajada larga que nos encontraríamos, a pesar de lo que suponía eso para el final.

Y así, después de un buen repechito vino el kilómetro 5 y de ahí, todo cuesta abajo de nuevo cruzando el centro del pueblo. Alguna zona con algo más de pendiente donde te embalabas y las rodillas sufrían más de la cuenta, pero principalmente suave. La plaza de Santiago estaba preciosa, con veladores y gente disfrutando de la agradable tarde.
Luego de pasar el ayuntamiento ya quedaba muy poco por bajar. No sabía exactamente por donde se subía. Finalmente fue por la carretera. Me gustó porque por ahí se hace más suave.
Y la subida final me salió bastante bien. De nuevo tomé un ritmo constante y otra vez empecé a recuperar posiciones. Encima el giro hacia el puente de la autopista fue por una calle con menos pendiente, así que muy bien.
Al llegar al puente ya iba muy cascado, pero enseguida se pudo recuperar un poco y ya fue llegar al kilómetro 7 y desde ahí todo ya de nuevo en bajada hasta la meta. Donde ya había mucha gente.
La llegada estaba muy bien, como en una carrera de las más grandes. Su reloj de entrada, fotos, creo que también había video... El tiempo final fue de 40'22, a 5'22 de media, que con las muchas cuestas no está nada mal. Muy contento de haber hecho menos de 5'30.


Clasificacion de la carrera aqui. Puesto 155/237

Luego, recoger la bolsa de regalos, donde había un pastelito, platano, un zumo extraño de ikea, camiseta (pero de sarpullido, lo único malo de la carrera), agua, y la sorpresa y lo mejor de todo: un trozo de pizza del telepizza lista para comer.


Carrera que me ha sorprendido, por lo bonito el recorrido, por lo que se puede disfrutar, aunque es dura. Y sobre todo muy muy bien organizada en todos los aspectos. Volveré más años. Lo único que espero que cambien es la camiseta del sarpullido.


Articulos relacionados por categoria