lunes, 2 de febrero de 2015

Semana 8 / 10 para Maraton de Sevilla

Ultimas 3 semanas para que llegue el dia del Maratón. En esta semana, practicamente completa la he pasado con gripe, pero milagrosamente sólo perdí un dia de entrenamiento, el miércoles. Esta semana pensaba entrenar 4 dias y finalmente fueron 3, incluso pude aumentar algo de kilometraje total semanal.

Lunes 26: 45' trote (7,2 kms). Trote regenerativo de 45'. Ritmo lento y pulsaciones muy muy bien, bastante bajas para lo ondulado del terreno. Sin embargo las sensaciones siguen sin ser buenas. Las piernas se mantienen muy muy pesadas, sobre todo molestan los cuadriceps. El martes fue cuando empecé a notar las molestias de la gripe.

Miercoles 28: Dia perdido a causa de la gripe, con fiebre.
Viernes 30: Cal + 3x5'  (1' rec) + 30' +5' + Enf (11,5 kms). Para aprovechar mejor el tiempo hago el  entrenamiento antes de entrar al trabajo. Ayer tarde me encontraba mejor de la gripe, asi que había que volver a ponerse manos a la obra. Me atreví a hacer el entreno perdido del miercoles aunque es más exigente que el originalmente propuesto para hoy, pero tenia ganas de hacerlo.
10' de calentamiento y llegada al paseo del rio, donde me esperan 3 bloques de 5' a ritmo.
Bastante bien creo que han salido (medias de 5'40 - 5'32 - 5'24 cada uno de ellos). No ha habido molestias ni dificultad al respirar. Tan solo un poco de arcadas a mitad del entrenamiento debido a algo de balsa, pero que quedó en eso.
Vuelta desde el Alamillo, que daba bastante viento en contra, con 30' de ritmo lento, para finalizar con otros 5' a ritmo que salieron a 5'36.
Temperatura agradable, y algun pequeñisimo chirimiri al principio, mas lo dicho de viento molesto a la vuelta.


Domingo 1: 2h50m trote (24 kms). Prevista tirada larga para hoy con Merche, pero ayer me pareció recaer de la gripe que me está afectando toda la semana. Algo de dolor de huesos, pero lo peor algo de fatiga y mareo. Al acostarme tengo decidido no salir a correr. Al despertar, me siento aún con algo de mareo, la barriga un poco regular, por lo que pienso que no voy a ir. Pero al final Merche, que hubiese ido sola, empieza a picarme, y me digo que por qué no. Lo voy a intentar. La idea eran hacer unos 25 o 26, pero nos conformamos con algunos menos y salvar el día.
Se hace un poco tarde, empezamos ya cerca de las 11, aunque hace fresco. Cruzamos por puente de las Delicias y de ahí por todo el paseo del río hasta el Huevo de Colón. Ritmo muy suave, viento en contra aunque no molesta demasiado.
No me encuentro mal, pero a partir del km 6 se me empieza a remover el estómago, y se nota que la cosa puede acabar mal. Cerca del Alamillo decido que es imprescindible la parada técnica controlada pues si no puede ocurrir una explosión incontrolada. Paro en un lugar donde pienso que no me ve nadie y me alivio una barbaridad. Acelero un poco para pillar a mi pareja de baile, y continuamos por parque San Jerónimo, cruzamos pasarela hacia el Alamillo y damos una vuelta larga por el interior del Parque, donde había muchísima gente. Merche aprovecha un cuarto de baño para hacer su propia parada técnica (lo que es tener clase). Salimos por la puerta Norte y desde Rtve decidimos si dar una pequeña vuelta más o si volvernos que nos saldrán unos 22 kms. Decidimos volver porque se hace tarde, aunque no nos encontramos mal.
La vuelta  se hace un poco más rápida, el viento ayuda porque vamos a favor, pero también hace que se note más el calor y que sudemos mucho más.
Por algunos momentos duelen algo más las piernas. A Merche se le ve que aguanta bien a ese trotecito casi cientounero. Al llegar al puente de Los Remedios, no parece que vayamos a llegar a 23, pero al final decidimos regresar por el puente de las Delicias, lo que nos hace completar 24 en algo menos de 3 horas.

Al acabar no he sentido el dolor de piernas de otras veces, sólo han molestado un poco los cuadriceps al final. Y he conseguido pasar el entrenamiento sin que me afecte la gripe.
Merche por su parte, cansada pero muy bien. Muy contentos los dos.
La estrategia es llegar trotando al 30 el día del maratón. Y eso se ve cerca. A partir del 30 ya se verá.

Unas horas después, ni siquiera he tenido que tomarme nada más de medicinas para la sensación de gripe. El entrenamiento ha ayudado a expulsar de mi cuerpo los virus que quedaran.

Articulos relacionados por categoria