martes, 19 de agosto de 2014

Chorrito del Viar

Después de escuchar las repetidas historias del amigo Segundo sobre una acequia que está en los terrenos de cultivo cercanos a su casa, y por donde suele hacer sus entrenamientos, el pasado sábado, los compañeros del Tridente (Pepe, Segundo y yo mismo) quedamos para hacer una tirada a paso suave unicamente andando. Tenía que comprobar el estado de mi pierna, por la rotura del abductor, que Jose Antonio me habia dicho que durante una semana solo andara e hiciera bici eliptica.
Me encontré más o menos bien todo el tiempo, gracias a que el terreno era mayoritariamente llano, alguna pequeña subida en donde tuve alguna molestia, y para acabar, probamos las esquisiteces de la acequia, el denominado "Chorrito del Viar".




El recorrido fue andando tranquilo. Primero nos dirigimos hacia Guillena, luego bordeando el rio Ribera de Huelva hasta que nos dirigimos derechos hacia el famoso jacuzzi de Segundo.
Reconozco que al meter los pies noté el agua muy fria, y no pensaba que fuera a aguantarla, pero una vez dentro, las piernas se acostumbraron a esa temperatura y hasta llegue ha sumergirme completamente en la poza donde hace las delicias el Chorrito en el cerete cosmico.
La sensación despues de salir de alli, maravillosa, el frio del agua hace que las piernas recuperen todo su vigor, se suelta toda la pesadez de ellas, y se recupera toda la fuerza.
Mucho he escuchado sobre las bondades del jacuzzi y chorrito del Viar, pero nada es como la sensacion real de experimentarlo. Experiencia que merece totalmente la pena.

Dos videos grabados durante el chapuzón:


Al final fantástico desayuno que nos tenía preparado Segundo en su casa, después de las 3 horas de caminata que cayeron. Un fantástico día para repetir.


Articulos relacionados por categoria