lunes, 15 de julio de 2013

Senderismo por el Cabo de Gata. Las Negras - Cala San Pedro

Segundo día de excursión de nuestro viaje. Teníamos echado el ojo desde hace algunos años a la Cala de San Pedro, ya que es una de las calas más bonitas según muchas recomendaciones, del parque natural del Cabo de Gata. Es de las de más dificil acceso en el parque, y por eso, en otras ocasiones que hemos estado con los niños, no nos atrevimos a tirar para allá.
Sólo se puede acceder a ella mediante unas lanchas a modo de taxi desde Las Negras o por sendero bastante dificil desde Cala del Plomo y no excesivamente complicado desde Las Negras.

Nos fuimos en coche hacia Las Negras y con suerte pudimos dejarlo en un pequeño parking al inicio del sendero.
El principio del camino es ancho y de buen piso, pero en fuerte pendiente, hasta que en aproximadamente 1 km se pasa al lado de Cerro Negro, impresionante montaña que corta en el mar y que tiene un color que le viene de perlas el nombre. Desde este lugar hay unas maravillosas vistas del poblado de Las Negras, aunque ya de poblado tiene poco, ha sufrido más que otros sitios el boom urbanístico y ha crecido una barbaridad desde las ultimas veces que hemos estado aquí.

Las Negras, desde el inicio del sendero

Cerro Negro

Vista desde el camino hacia Las Negras
Una vez pasado Cerro Negro, no hay mayor dificultad de pendiente, más o menos plano e incluso cuesta abajo. La pista continúa y se puede ver a lo lejos casi todo el recorrido. Es como la construccion de una carretera, donde se han abierto pasos entre montañas incluso, para luego dejarla abandonada, y ahora es el camino de los senderistas para ir hacia Cala de San Pedro.
Durante este camino hay alguna que otra vista bastante espectacular del mar o de las montañas por donde vamos serpenteando, pero principalmente bastante calor si hay mucho sol. En nuestro caso, tuvimos suerte que soplara una suave brisa.

Paisaje de aguas cristalinas sobre el mar

Rocas hacia la parte de la montaña
En cierto momento el camino se estrecha y gira un poco a la izquierda para llegar a abrirse ante nosotros la bahía donde se encuentra la Cala de San Pedro, y las vistas son absolutamente espectaculares. El color del mar, veleros que hay fondeados, la vegetación de la cala, y la estampa del Castillo de la Fortaleza de San Pedro, al lado de la playa, produce una imagen dificil de olvidar.

La bahía, con la Cala y el Islote de San Pedro a la derecha


Castillo, verdor de la vegetación e impresionante azul del mar
El ultimo kilometro de camino para bajar a la cala, es algo más peligroso y hay que tener precaución, pues el camino es estrecho y hay un desfiladero muy cercano.
Es curioso lo tranquilisimo que estaba el mar en la Cala, ya que en Las Negras cuando salimos de alli había bandera roja. El baño estaba estupendo.
En la cala no hay chiringuito o lugar para comer, pero sí que los asentamientos hippies que hay alli, en alguno de sus tenderetes y cuevas, venden latas de refresco o cerveza. Cosa que hay que tener en cuenta si no se va provisto de mucha bebida fría.

Panoramica de la playa

Otra panorámica
Camino de vuelta por donde habíamos venido, sin novedades, tan solo algo mas complicada por el calor. En el camino de ida, aún parando a hacer muchas fotos, tardamos una hora para unos 4 kilometros.
La verdad que nos sorprendió el sitio más que Cala de Enmedio, el día anterior, que ya era dificil. Un lugar precioso para no dejar de conocer.

Hasta la próxima!!


El recorrido, en endomondo:

Articulos relacionados por categoria