lunes, 25 de marzo de 2013

Tormentazo por los pinares de Aznalcazar (sem. -7)

Semana bastante complicada, porque después del caco de la anterior, el tendon rotuliano quedó bastante dolorido. Hablé con Jose Antonio Salas Lluch y me consiguieron dar cita para verme el miércoles.
Lunes y Martes no quise forzar nada y recuperar, tan sólo hice dos sesiones de bicicleta elíptica.

El miercoles por la tarde me encontraba ya bastante mejor, prácticamente no tenía dolor, y pensé que podía hacer una sesion de entrenamiento unas horas antes de visitar a Jose Antonio, para que así viera mejor como respondía el tendón. Empecé poco a poco y sin darme cuenta apreté al final un poco. Como era de suponer he sentido bastantes molestias. No un dolor grande que me limitara la carrera, pero si molestia.
Después de correr no me ha molestado tanto como el pasado sábado.
Y poco después me fui a ver a Jose Antonio Salas Lluch. Marta me hizo una completa descarga y limpieza de los dos tendones rotulianos, así como ultrasonidos. Me pidió un par de dias de descanso de correr y el sabado de nuevo al tajo con los cacos. Y proxima sesión el dos de abril para ver como está todo.

Así, jueves y viernes descansé totalmente, prácticamente no tenía ninguna molestia en el tendón. Y el sabado, la sesión larga de lo que en principio iba a ser un caco, pero que al final fue mucho más duro de la cuenta y que se alargó mas.
4 locos dispuestos a disfrutar en un dia de perros, con Jose Manuel, Almudena y Jesús

Noche horrible y por la mañana temprano todo seguia igual. Cojo el coche hacia el camping Dehesa Nueva y muchísima lluvia por el camino. Espi me ha dicho seguro que estará allí, pero pienso que no va a aparecer nadie mas. Gran sorpresa y alegría cuando al llegar veo que en el camping ya están con Espi, Almudena y Jesús, que ya hacía tiempo que no veía.
En los instantes en que nos estamos preparando no llueve o lo hace muy poco. Comentamos que con la lluvia no hay problema, pero puede ser peligroso si hay tormenta por la gran cantidad de árboles que hay. Nada de usar bastones, aunque yo hoy no los llevo.
Como Jesus conoce a la perfeccion los caminos de la zona nos olvidamos del track que llevaba preparado y ha sido genial, porque nos ha llevado por unos caminos ab-so-lu-ta-men-te es-pec-ta-cu-la-res.
Al principio se pone a llover, y tenemos los primeros problemas por resbalones, pero en 2 o 3 kilometros dejó de hacerlo y ya el piso por los caminos donde Jesus nos llevaba era mucho más firme.
Aproximadamente durante las siguientes 2h30 o 3h prácticamente no llovió y cuando lo hacía era de forma muy suave, sin viento. Daba gusto correr así, y tal como estaba el campo, todo espectacular.
Iba bien, pero al no ir nadie de mi nivel, estos son 3 pedazos de máquinas y de caminar poquisimo si no prácticamente nada por lo menos en la primera mitad del entrenamiento. Todo eso ya sabía que me iba a ir quemando, pero qué le íbamos a hacer. Alguna pequeña molestia en el tendón rotuliano durante todo el entrenamiento pero no mucha.
El arroyo Majalberraque por la zona del puente destruido, impresionante.
Conforme nos adentramos por la zona donde hay arroyos, cada vez hay mas agua y al final siempre acabamos con los pies mojados, pero despues de un par de veces ya ni caso. El paso por el arroyo Majalberraque imposible y brutal, una cantidad de agua tremenda.
Hacemos algun rodeo para evitar este paso, y vuelta a mojar de nuevo todos los pies. Habíamos visto por alguna parte rebaños de vacas pastando, pero en la zona sobre el km 14 la parte más alucinante un grupo de caballos salvajes pastando en una gran llanura, junto con algunas otras vacas. Uno de los caballos, muy simpaticote se viene hacia Almudena y a mí y se deja acariciar.
El caballo simpaticote que se acercó a saludarnos
Entorno espectacular entre la manada de caballos salvajes pastando
Nos seguimos alejando por una zona de sube y baja y ya me empiezo a sentir mas cansado. Después de algun rodeo por la zona de la casa abandonada llegamos al camino junto a la carretera y nos disponemos a volver. Por aquí ya paramos y hacemos caco en toda regla de vez en cuando.
Al llegar a una rotonda nos metemos a la izquierda para ahora ir por el otro lado de la carretera, ya el caco cada vez se hace mas ca que co.
Nos quedaría la sorpresa que hacia el km 25-26 empieza de nuevo la lluvia y lo que era una mojada suave, se empieza a tornar en tempestad brutal. Se abre autenticamente el cielo y cae toda el agua imaginable y algo más (de esto no hay fotos, claro). Estábamos siendo respetados casi toda la mañana, pero en ese momento la naturaleza dijo basta y aquello era el diluvio universal y de vez en cuando mucho viento. Vuelvo a ponerme el poncho, pero al ir todo empapado, no se si por eso o por la que ya llevaba encima me siento las piernas con dolor y bloqueadas, creo que más que nada a causa del frio, además creo que no me he avituallado muy bien.
Con toda la tempestad encima y salvo algun pequeñisimo trote de vez en cuando ya no puedo correr. Los caminos se tornan en rios, pero mojarse ya da igual. Pienso que lo peor fue el frio. En un momento donde la lluvia arreciaba, una lástima no haber tenido cámara, para hacer fotos de Jose Manuel, Almudena y Jesus con los brazos arriba gritando al cielo. La verdad que yo en ese momento no llevaba ya fuerzas ni para levantar los brazos. Y la carretera no se veía por ningun lado.
Finalmente conseguimos llegar a los coches. Me senté en él y no podía dar un paso más. Pienso que hoy he acabado mucho más agotado que en el maraton. Cambio de zapatillas y de ropa, y en el camino de vuelta un frío que llevaba que creia que no lo contaba, yo creo que eran sintomas de hipotermia. Nada más llegar a casa, dejé todos los bártulos en el coche y directo a la ducha caliente reparadora. Que sensación tan maravillosa, volviendo poco a poco a entrar en calor y a ser persona.
Lo peor de todo es que nada más llegar a casa empezó el fuerte dolor en el rotuliano izquierdo, casi toda la tarde con hielo y no se ha recuperado casi nada. Veremos a ver mañana como evoluciona.
En resumen una espectacular mañana en un lugar espectacular, disfrutada a rabiar por 4 auténticos locos. A ver cuando lo repetimos todo otra vez.


Articulos relacionados por categoria