lunes, 5 de noviembre de 2012

Entrenamiento por el recorrido de La Valiente

La semana pasada, después de la buena marca conseguida en la carrera de Olivares, los dias iniciales de la semana lluviosos los aprovechamos para descansar un poco y hacer entrenamientos de bici eliptica, además de estiramientos.
En facebook, y junto con algunos amigos, estuvimos preparando una quedada para el jueves dia 1, con el objetivo de conocer el recorrido de La Valiente, la prueba de 50 kms en 7 horas que afrontaremos el próximo dia 1 de diciembre. En principio esta prueba, la idea que todos teníamos es que era prácticamente llana, sin muchas dificultades orográficas. Por lo tanto no pensaba que fuese a tener muchos problemas para realizar la prueba en las 7 horas que se piden. Pero nada más lejos de la realidad. Menos mal que organizamos este entrenamiento para conocer el circuito.

Con Jose Luis, Angelito, Segundo y Jesus

El entrenamiento que planificamos y para el que abrimos un evento en facebook consistía en unos 34 kms saliendo de Santiponce y llegando hasta Guillena. Quedamos en Guillena para organizar coches e ir a la salida en Santiponce.
Agradable mañana nublada para correr, nos presentamos en Guillena, Segundo, Jesus, Angelito, Jose Luis y yo. Mas tarde por el camino, en Gerena, se incorporan Almudena y Jesus (SepiaChocobike de facebook).
Al principio buen terreno para trotar sin ningún problema, hasta que llegamos a la parte de la Vía Verde de Itálica que está más abandonada y que es la parte nueva del circuito. Al principio mucha piedra, y luego barro, barro y más barro. Terreno prácticamente impracticable, por el que se hace difícil pensar que puedan meter una carrera de ruta si por aquí al menos no está sin llover una semana. Cruzamos la carretera, y cuando nos parece que puede haber acabado todo, viene la parte peor, y son 6 kilómetros más casi sin poder correr y luchando contra el barro.
Tanto barro en las zapatillas que parecian tacones
Una vez nos volvemos a incorporar al camino de la Ruta del agua, otra vez terreno en perfecto estado para trotar. La parte complicada de la V.Verde son unos 9 kms en total, y todo lo que se diga de esta parte es poco. Impracticable es lo mínimo.
Nos aproximamos a Gerena y el terreno está en buen estado pero son continuos toboganes, y las colinitas que hay que subir no son la cuesta del toro ni en desnivel ni en longitud, pero son muchas y esto poco a poco se va notando.
Entramos en Gerena, y por aqui Segundo que tenia un isquio muy tocado se ve que es muy dificil que continue. Le digo que se quede alli en un bar con dinero que le prestemos y una chaquetilla de alguien, pero prefiere irse andando por la carretera, no se sabe muy bien a donde, las intenciones son de llegar a Guillena.
Los demás continuamos y esta parte del camino es preciosa, pero tambien con continuos toboganes, algunos con algo más de desnivel y donde echo de menos los bastones. Llegamos al zoo y por aqui ya me encuentro los cuadriceps muy cargados. Una cuesta más pronunciada antes de llegar al cruce del tramo restringido acaba de cargarlos del todo, asi como el resto de las piernas y en cuanto me pongo a trotar noto que me da el calambre. Asi que ya practicamente no corro hasta el final, pasandolo mal tambien porque el sol da con fuerza y se nota el calor. Jesus, el cuñado de Melojero y que tampoco estaba en su mejor momento, se queda conmigo, luego Almudena y el otro Jesús también nos acompañan.
El resto del camino hasta llegar a Guillena, a los coches casi todo el tiempo andando y pensando que es una locura mi participación en La Valiente, y casi que estaba convencido de no hacerlo.
Tengo que pensarlo bien e intentar tomar la decision correcta. Porque esta carrera en principio no la tenia pensada y participar para sufrir y sufrir no es lo que quiero hacer.
Luego, viendo los tiempos, la verdad que no han sido excesivamente malos, 8:15 de media en los 34 kms, que es una media para acabar la carrera, y 8:26 en la parte que he estado peor.
El track se partió por la mitad y se encuentra en dos veces, hasta la carretera en mitad de la Via Verde, y desde allí.
Quizás haya sido un mal dia, hace poco de la Turdetania y no he descansado lo suficiente, aparte de la paliza del domingo en Olivares con la MMP de veterano en 10000. Además acompañado de una gente que anda bastante, las carencias de uno se magnifican, no sé. El tramo del barro ha sido duro, durísimo, y eso se ha notado sin remedio. El caso es que he acabado con las dos piernas fatal de arriba a abajo, al final al salir del coche de Jose Luis me dió un fuerte tirón en el isquio.
Lo más sensato sería olvidarme de la Valiente, pero al ver los tiempos del entrenamiento y que tampoco son tan malos, no se si atreverme a intentarlo. Luego me dará mucho coraje si no lo intento. De todas formas lo meditaré convenientemente. Pero lo ya dicho, que si veo que voy a la prueba solo a sufrir, lo mismo no voy.
Al final el episodio de Segundo terminó con que cuando venia hacia Guillena acabó tirando para Las Pajanosas y luego hacia Santiponce, pero fue rescatado felizmente por Almudena y Jesús, nos reunimos todos en Santiponce y dimos cuenta de varias cervezas durante largo rato, en una animada charla.

Ahora que pasaron unos dias, si que estoy mas convencido de realizar la prueba.Se trata de mentalizarse para afrontar un reto que no estaba previsto previamente y que será muy difícil. El tramo de 9 kms de barro habrá que afrontarlo en unas condiciones parecidas a las que vimos en el entrenamiento. En primer lugar porque la organización no tiene prevista una modificación del circuito si está muy mal y en segundo lugar porque llevamos unos dias que no para de llover y dudo mucho que antes del 1 de diciembre pasen un monton de dias buenos.
Tengo que pensar bien como afrontar la prueba, si llevar los bastones de nuevo. Si salir algo mas rapido en las partes de correr y andar las subidas, o bien correr un poco mas lento pero no andar en todas las subidas sino en las mas importantes, y en las mas sencillas, que son casi todas las del principìo pasarlas trotando.
Tengo que pensarlo todo muy bien, y sobre todo mentalizarme e ilusionarme con este imprevisto reto, porque si no lo pasaré muy mal.

El video grabado durante el recorrido:


En el resto de la semana, descanso total el viernes, y como la tirada larga ya estaba hecha, en el lluvioso fin de semana buscar un hueco el sábado para hacer 10 kms de carrera contínua. Salí justo antes de comer y finalmente acabé mojándome igualmente.

Resumen de la semana:
  • Martes: 30' elíptica (12,9 kms)
  • Miércoles: 30' elíptica (13,4 kms)
  • Jueves: 4h45m de caco (34,2 kms)
  • Sábado: 55' CC (10 kms)
  • Domingo: 30' elíptica (12,8 kms)
Para esta semana tengo el domingo una carrera que me encanta, la Carrera de Fondo del Aljarafe, en Gines, de 15 kms. Aprovecharemos también para hacer algo de caco antes y después de la prueba. Y durante la semana a ver cómo nos dejan entrenar las lluvias.

Tambien estoy revisando algunos libros para empezar a confeccionar el plan de entrenamiento para el Maratón de Sevilla, el 24 de febrero. A ver si consigo un buen plan, quiero encontrar uno que no sea de muchas semanas de duración.

Articulos relacionados por categoria