lunes, 26 de noviembre de 2012

16ª Carrera Pop. Alcalá Panadera

Tercer año consecutivo que participo y disfruto en esta carrera. Este año, aunque no había carreras para niños, nos fuimos toda la familia para allá temprano, con la ilusión de los niños de al final comer las hamburguesas y salchichas que en meta suelen dar en esta carrera.
Sobre una hora antes llegamos al Club de Tenis Oromana, y voy a recoger el dorsal. Saludo a algunos amigos a la ida, en el club y a la vuelta en coche, donde me preparo para la carrera. Luego nos vamos toda la familia para la salida. Mas saludos y fotos, y sin tiempo para hacer ningun tipo de calentamiento nos vamos a buscar hueco para tomar la salida.
Con Jose Manuel, haciendo hoy de fotografo
Con Marisa, Simon, Damian, Carlos y Rafa
Sin mucho más que esperar, se da la salida. El principio de la carrera ya estuve mirando que es como hace dos años, en el que nada más empezar hay que subir por las duras cuestas del pinar hasta la ermita de San Roque. Duro inicio de recorrido, que hace que no se pueda coger un buen ritmo de inicio, y con el poco calentamiento, chungo.
Aunque salgo con Damian, Simon y Marisa, desde el inicio todos se van por delante. Yo hoy quiero coger un ritmo buenecito en el que poder ir disfrutando de la carrera y guardar fuerzas para los 50 kms que esperan el sábado que viene. Esta subida inicial controlando no va del todo mal, y luego una fuerte bajada para volver al asfalto, todo dentro de un primer kilometro que como digo, luego se puede pagar.
Me encamino solo hacia el centro del pueblo, para cruzar por el puente de Carlos III. Empiezo a pensar que si me quedo solo toda la carrera se va a hacer dura de verdad y aburrida. Asi que no paro de mirar para atrás a ver si encuentro alguien conocido con el que pueda ir de compañía. Busco y busco una y otra vez, y al final veo a los amigos Manuel Pinteño y David, que están algo más atras, dos de mis mejores compañeros de aventuras en otras ocasiones. Asi que les espero y cuando llegamos a la otra orilla del río ya nos encontramos los tres juntos y de charla, que es de lo que se trata esto.
Saludando a Pepe el fotografo Jartible, mientras David y Pinteño me cogen en el puente
Cruzamos el rio y ya tenemos formado el terceto parlanchín.
Callejeamos por el pueblo, alguna gente en las calles pero tampoco demasiada. Peloton grande de gente y a lo lejos se ve una de las partes más duras de esta carrera, la subida al Castillo de Alcalá por la calle de las escaleras. Posponemos un poco la charla y se nota mucho el esfuerzo, cada vez mas empinado y duro, hasta la parte de arriba, donde están nuestros amigos fotógrafos y hay que preocuparse por colocarse bien para salir en la foto. Una vez arriba del todo, llego casi casi asfixiado y aprovechamos para intentar recuperar algo en la cuesta abajo que inmediatamente viene para volver a cruzar el rio. Me parece incluso más dura esta subida que el año anterior, puede ser porque hayan puesto algún escalón más en la cuesta, o porque tengamos un año más en las piernas, no lo tengo muy claro.

Bonita foto donde se aprecia el esfuerzo y la dureza de la subida al castillo
El terreno favorable dura poco. Se vuelve a cruzar el rio por donde veníamos al principio y avanzamos hacia la Urbanización Pinares de Oromana, por aqui más cuestas que tambien dan miedo. Saludo a mi familia de camino hacia allá, y sin más respiro a la entrada de la urbanización uno de los repechos mas fuertes, que se hace bien duro. Al menos por aqui de vez en cuando hay algun pequeño descanso. Pasamos el primer avituallamiento y aprovecho para recuperar algo de fuerzas. David se escapa un poco pero algo mas adelante nos volvemos a agrupar y seguimos charlando. Se hace duro, pero es que las cuestas que estamos pasando, en los entrenamientos de caco a los que ya estaba acostumbrado las hubiese hecho andando. Algunos como los pretorianos Plum y el Niño las hacen asi, por lo que continuamente nos adelantan y les adelantamos de nuevo.
De camino a la Urbanización Pinares de Oromana
Una vez salimos de la urbanización, entramos en un carril de tierra que aunque en general en buen estado, tiene algunas piedras y hay que tener cuidado por donde se pisa. Es un terreno más cómodo y esta parte del recorrido se hace muy bonita, porque además, como está nublado, no pega el sol de pleno por aqui, que es lo que más lo puede endurecer. Conseguimos mantener un ritmo más continuo sobre el que estamos intentando llevar, que es en torno a algo menos de 5:30 el kilómetro. Aunque es un terreno más favorable, pica ligeramente hacia arriba, y poco a poco todo va costando más trabajo y endureciéndose. Sobre el km 10 llegamos al segundo avituallamiento, y después de él ahora sí que el terreno tiene más tendencia a bajar, por lo que aumentamos más el ritmo. Pero un poco más adelante tanto a David como a Pinteño se les ve fuerte. Me preguntan si quiero apretar algo más, pero no voy tan sobrado y quiero guardar fuerzas para el sabado, así que les digo que tiren hacia adelante y así lo hacen. En ese momento también me pasan como un rayo Plum y El Niño, aun así me da tiempo a charlar algo con Plum; y es que Plum está hoy que se sale, haciendo una carrera verdaderamente buena.
Ultimo tramo en la subida a los pinares de Oromana
Giramos a la derecha, y nos aproximamos hacia el rio. Dejamos a un lado el camino donde se produjo el equívoco del año pasado, y el terreno tiene buenas bajadas pero acompañadas de muchos repechitos donde la verdad que sufro más de lo esperado. Miro el Garmin y me marca un ritmo medio de 5:26, que está muy bien, pero con las subidas tan fuertes del final me veo que puede ser complicado mantener el llegar a meta con menos de 5:30. Llego a la zona donde está la pasarela que cruza el rio y a la izquierda ya se empieza a subir, con un tremendo desnivel. Veo que Plum y el Niño se echan a andar y tengo que esforzarme una barbaridad para vencer la tentación de hacer yo lo mismo también, la verdad es que es lo que mas se apetece, pero sufro y sufro hasta llegar a un primer descansito, que aunque sigue subiendo es mas llevadero y recupero algo del ritmo. Luego otro tremendo repecho con curva, donde está Pepe que me hace unas cuantas fotos, y afortunadamente he conseguido llegar hasta arriba sin parar. Ahora una buena y corta bajada y suave cuesta arriba hacia la meta. Aprieto un poco el ritmo en la bajada y saludo a Jose Manuel, que está haciendo fotos allí tumbado; haciendo un poco el idiota.
Tonteando en la bajada del Pinar
Ya lo que queda hasta meta, en leve subida, aprieto pero tampoco de una manera muy grande, me parece que al final voy a poder llegar mas o menos como esperaba al principio, con 5:29 de ritmo medio, para 1h22m25s de tiempo final por mi reloj. Pero estos últimos dos o tres kilómetros se hicieron muy muy duros, me noté bastante cansado, más de lo que hubiera querido estar. Aunque por lo menos, muscularmente estuve toda la carrera muy muy bien, y hacia bastante tiempo que no estaba así.

Llegando por fin a meta.
Luego, en la cola para coger los regalos y camiseta, conocí a un lector de este blog, que también hizo la Turdetania y que me dijo que se había leido todas mis historietas respecto a ella, y que le habían servido bastante. Dan muchos animos y alegría cuando se conoce a gente que sigue el blog de forma anónima y que te dicen que lo que escribes les sirve o se entretienen con ello. Además de llevar una historia de las cosas que hago en las carreras, el tener el blog me ha servido para conocer a mucha y muy buena gente, y eso me hace sentir muy feliz.
Con Reyes y con Espi

Posición final: 357 / 488.  Clasificación aquí.

Al final, no me dieron tickets para las hamburguesas de los niños, pero entre los tickets de sobra de unos y de otros y a la caridad de la organización, los niños pudieron comerse sus hamburguesas y perritos, que si después de estar esperandome tanto tiempo no hubiesen podido, se hubiese formado un buen follón.
Por lo demás, buen rato de charla que echamos con muchos amigos y comiendonos el genial plato de garbanzos que también se cocinó.
Esperemos el año que viene volver por aquí y disfrutar de esta genial prueba.

La semana que viene tenemos La Valiente, a ver como somos capaces de afrontarla, cómo se nos da, y cómo se encuentra el terreno...




Articulos relacionados por categoria