lunes, 2 de abril de 2012

Volviendo a disfrutar de los entrenos de trail

Después del Homenaje a la Legión del sábado pasado, esta semana volví a hacer carrera contínua desde el pasado 16 de febrero. Fué durante algo más de media hora y a ritmo lento. Aunque sentí alguna pequeña molestia, pinchazo o miedo en la pierna durante el entrenamiento, gracias a que fui acompañado por Jose Luis Olivares, y un rato por Javier Serrano, y con charla; el entrenamiento se pasó bastante bien, y finalmente acabé sin molestias.

El sábado quise hacer un entrenamiento de más kilómetros por los caminos cerca de casa, compaginando andar y correr. O bien Trotar, mas que lo que se llama Caco (Caminar-Correr) lo que me salió fue un Catro (Caminar-Trotar). El caso es que salió un entrenamiento de puro Trail. Un buen dia con barro, lluvia, arco iris, pero sobre todo endorfinas desbocadas y disfrute sin igual.
Satisfecho después del entrenamiento
No pintaba nada bien el dia, pero decido salir con el objetivo de hacer entre 2h30 y 3h por los caminos hasta el rio Pudio, atreviendome a caminar y trotar desde el principio.
Amenaza mucha lluvia, me visto adecuadamente para la ocasion, con chubasquero, y la mochila con la bolsa de agua, botella de isotonica y barritas de fruta. Empiezo andando y en cuanto el camino hace un poco hacia abajo desde el principio empiezo a trotar. A los 10 minutos ya me sobra el chubasquero y decido parar y guardarlo. Otros 5 minutos despues empieza a llover y será una constante todo el tiempo. Una fina y agradable lluvia solo en pequeños momentos fuerte. A poco de empezar la subida del camino del Zaudín, me cruzo y saludo con un grupo de Pretorianos de Tomares que ya vienen de vuelta de su entrenamiento.



Todo el rato igual, compaginando caminar y trotar, algunas veces el trote lo alargo más de la cuenta, a veces más de 1 km seguido. Otras veces el cuerpo tambien me pide trotar en llano. El dia se va poniendo genial, fresco, lluvia, de vez en cuando se ve el arco iris. La cosa marcha, el cuerpo me pide correr y me siento para mi sorpresa muy muy bien. El soleo responde, ni pinchazo, ni miedo ni leches y las endorfinas empiezan a fluir y se desbocan, como hacia muucho tiempo que no lo hacian. Voy paralelo al rio pudio, entre la lluvia me cruzo con un tipo ataviado como yo con su mochila de trail, nos saludamos, y me fijo que lleva la camiseta del ultra trail bandoleros. Parece que el dia solo está para que lo disfruten unos pocos.


Y asi. por los caminos, y disfrutando de buena musica con la radio, sigo enfrascado en mis pensamientos, y por si fuera poco, de repente tengo una revelación sobre mis posibles problemas circulatorios con mis piernas. El jueves en la charla con Jose Luis, me preguntó desde cuando tenia las mallas de compresion de cuadriceps. Resulta que el dia de la carrera de Ecija estrenaba las mallas. Alguna vez de guasa he pensado que vaya mal fario que tenian las mallas que desde entonces voy de mal en peor. Pero es un hecho objetivo, que desde el dia que tengo las mallas empece con problemas que son poco explicables, luego aparecieron los problemas de circulacion que provocó dolor en el soleo, y yo con mis mallas la mar de contento. Lo mismo la explicacion es una mezcla de todo. Las mallas no son malas, modifican el riego sanguineo para mejorar el rendimiento, pero lo mismo yo sí que tengo algun pequeño problema circulatorio, que normalmente no se presenta pero cuando las mallas actuan modificando intentando mejorar mi circulacion, lo que hacen es perjudicarme y provocar ese dolor. Las mallas de por si a mi me molestan, y de hecho las ultimas veces que he salido no me las he puesto. Puede que las mallas a mi particularmente no me vayan bien. Estoy siempre pensando que el problema es el pie y la ampolla de la media de los palacios. Pero las mallas son otro elemento que entro a jugar en esas fechas, modifican la circulacion sanguinea, y resulta que me aparece un problema circulatorio. Osease, mandar a tomar viento las mallas. En las proximas salidas, si siguen sin aparecer estos dolores, puede que definitivamente esté en lo cierto. La verdad que en ese momento me puse muy contento ya que esa explicación parece bastante logica. Siempre intentamos encontrar una explicacion para algo y buscar la causa de un problema, para poderlo remediar. Si esa es la solución al mío, bienvenida sea, y si fuera así, sería gracioso que las mallas, que yo pensaba que me iban a beneficiar mucho, acabaran dejandome sin poder disputar el pasado maraton de Sevilla.


Emocionado por estos pensamientos, pienso si no atreverme a seguir el camino y llegar hasta Salteras, pero consigo controlar el desboque de endorfinas y ser prudente (si todo va bien la semana que viene), me vuelvo por el camino del Galapagar. Entrando en Bormujos la lluvia arrecia, y tengo que parar a sacarme piedras de una de las zapas. Vuelvo por el camino de la Hacienda S.Jose y decido en vez de regresar por donde vine entrar en el Zaudin por detras y dar alli un par de vueltas para completar unos 20 kms. 

Entrando en el Zaudin llueve aun mas fuerte, y aunque es cuesta abajo y se puede correr el terreno ya ha dejado de absorber agua, está absolutamente resbaladizo, una autentica pista de patinaje. Las Cascadia estan llenas de barro y no son capaces de agarrarse al suelo, voy como esquiando, y sin los bastones que los dejé en casa. Varias veces estoy a punto de darme una buena torta en el suelo. No puedo correr porque casi que andando no puedo siquiera guardar el equilibrio. Con el esfuerzo del pie por intentar mantener el equilibrio, me empieza a molestar el pie izquierdo y los juanetes de los dos. Hoy he probado a añadirle otra plantilla a las Cascadia para evitar el dolor de pies (las de unas pegasus antiguas). Con las dos plantillas no he notado dolor de pies, pero veo que me ocasionan molestias en los juanetes. Para la proxima habrá que tomar medidas. Visto el percal con los resbalones pienso volverme a casa, pero en esto para de llover, me atrevo a dar otra vuelta, pero procurando pisar siempre sobre hierba, a los lados de los caminos. Acabando la segunda vuelta emìeza de nuevo a llover, en el km 18 llego a lo mas alto del parque, pienso que mejor me salgo a la carretera para evitar un drama al final y desde el 18 llego trotando a casa, incluso con el ultimo km cuesta arriba. 


Llego a casa con unas sensaciones inmejorables, la pierna ha aguantado, al caminar y correr el esfuerzo no es grande, por lo que me encuentro muy entero, capaz de seguir mucho más. Ha sido un entrenamiento maravilloso, digno de recordar, creo que de los mejores de mi vida, sin exagerar. Esto es puro y absoluto trail. El circuito elegido, además me ha resultado muy bueno. Para colmo, cuando estoy en casa, me doy cuenta que encima de todo, he corrido sin las cinchas rotulianas, y mis rodillas ni se han dado cuenta. TREMENDO.
Segun sporttracks, entre correr y trotar he hecho 12,84 kms de los 20,20 del total. Así hay que seguir, ASÍ SÍ.


Lo único malo es que el pie se me ha resentido algo. El hecho de correr con dos plantillas en las Cascadia, añadido a los resbalones en la ultima parte del entrenamiento, me han ocasionado más molestias de las que antes tenía durante el sábado y domingo. A ver como evoluciona, y en la próxima salida, en vez de las 2 plantillas, lo que voy a probar es a cambiar la plantilla de las Cascadia por la de las Pegasus.

Esta semana compaginaré la bici eliptica, con una o dos salidas a caminar y trotar por el campo, según pueda con los dias de Semana Santa. Espero que las molestias de mi pie vayan a mejor.











Además he tenido una revelacion en un instante de mis pensamientos, sobre la causa de esos supuestos problemas circulatorios que me dijo la doctora. Iremos informando y comprobando, no hay nada como encontrar la causa de un mal para poderlo evitar.
Como explico en el texto, ha sido de los mejores entrenamientos, de los que mas he disfrutado de toda mi vida. Se ha perdido el miedo a trotar, y ha sido disfrutar y disfrutar del camino, salvo los resbalones y problemas en los juanetes del final. Necesitaba algo así, porque me muestra perfectamente el camino a seguir. Toi endorflipao.

Articulos relacionados por categoria