martes, 15 de mayo de 2018

Carrera Popular Parque Vega de Triana

Nueva cita con el circuito de Sevilla 10. En ésta ocasión el IMD modificando sobre la marcha las reglas del circuito de carreras, se inventó una Renault Street Run, que podía haber sido en otra fecha y obligó a todo el que ya tenía dorsal a cambiarlo por uno nuevo. Había que acercarse los días previos hasta el concesionario Renault de Kansas City para recogerlo, así como unos regalos que consistían en camiseta de tirantas aunque de buen tejido, buf, cantimplora, cinturón para el móvil, y el sempiterno gymsack.
Aunque decían que el que no cambiara el dorsal no saldría en clasificaciones no tenía previsto ir, pero al final el viernes me acerqué a última hora, justo cerrando el concesionario, y ya me debí de llevar una camiseta pequeña. Al final el que corrió con el dorsal anterior (sorprendéntemente muy pocos) no tuvo ningún problema. Aunque espero que cosas como ésta no se les ocurra más.

Novena vez que participaba en la carrera del distrito de Triana con sus diferentes nombres a lo largo de los años. Pero nunca había participado con éste recorrido, acabando la carrera en el Parque Vega de Triana, lugar de muchos de mis entrenamientos en invierno, cuando correr a pleno sol no es problema, ya que en éste lugar hay muy muy poca sombra.


En cuanto a la carrera, me voy temprano para aparcar dentro del parque. En ésta ocasión sólo, porque Jose, con dolores en los gemelos, no iba a hacer la carrera de 5k. Afortunadamente pude aparcar a la perfección, y sobre todo pude pasar por los WC de las pistas de allí para poder aliviar el estómago por última vez antes de la carrera. Luego el camino hasta la salida en un suave calentamiento que creo que luego me ayudó bastante. Antes de la salida saludo a Footing Pepito y al compi Antonio, que hacía tiempo que no lo veía durante la carrera.


Desde 15 minutos antes de la salida, pude hacer un calentamiento que casi nunca hago, incluyendo unos 3 o 4 sprints muy rápido que creo que me dieron chispa para la carrera.

Desde después del Maratón me planteé las carreras de 10k con el objetivo de poder, en la última antes del verano, estar de nuevo en torno a los 50'. Cosa que entonces parecía difícil, sobre todo por mis problemas respiratorios. La primera carrera la dejé pasar y solo hice la de 5k acompañando a Jose. La segunda ya empecé a ver en qué nivel estaba y pude bajar de 53'. Y para ésta tercera, me había fijado la meta de intentar hacerla a una media inferior a 5'10. Es decir, en menos de 51'40.
Las dos carreras que había hecho en semanas anteriores, no me habían dado muy buenas sensaciones, aunque no eran llanas. Además ésa misma noche tuve problemas de moqueo y picor de ojos y garganta con la alergia. Aparte de un dolor en la espalda que me vino en una sesión de series de la semana anterior. No pintaba la cosa nada bien.

Me coloco en la salida. Temperatura agradable. Unos 15º a la sombra, pero ya se suponía que al sol se empezaría a notar el calor. Me pongo todo lo hacia el centro del pelotón que puedo y un par de minutos sobre las 9:30 se da la salida.

De inicio, aunque se puede correr, el ritmo no es muy rápido. Saludo a poco de salir a Miguel Angel, que estaba haciendo fotos, y poco a poco voy aumentando el ritmo cuando se ve que se puede avanzar mejor. Llega un momento en que noto que mi sensación es la de un ritmo confortablemente duro y el que puede ser el interesante para llevar en la carrera, casi ya llegando al primer km. Y justo en ese instante miro el reloj. Una decepción porque el ritmo está por encima de los 5'20. Mi primera intención es aumentar el ritmo una marchita más. Pero de repente pienso que no, que debe ser por la lentitud de salida y me quedo a intentar aguantar ese mismo ritmo. Cuando pasado un rato ya llevo más de 1 km, ya veo en mi reloj los 4 cincuentaypico que quería ver desde hace tiempo, y ya lo que toca es aguantar todo lo que pueda.

En relativamente poco cojo el globo de los 60' de carrera. Y gracias a que la calle Virgen de Lujan es muy amplia se puede correr sin problema, solo algún minimo paroncillo de vez en cuando. Por aquí el sol da de pleno, pero aun no molesta mucho. Ya de vuelta por Adolfo Suarez y Flota de Indias algo mejor y aunque de vez en cuando suelto un bufido, señal que no voy para nada sobrado, ya me he acoplado perfectamente el ritmo y lo que hay que hacer es aguantar y disfrutar de ése esfuerzo. Empiezo a ver a lo lejos el globo de los 55' al que me voy acercando poco a poco.

Ya he pasado los kms 2, 3 y 4 y el ritmo aproximado en ellos es casi el mismo, unos 4'55. Voy de uno a otro contando los segundos que voy sacando cada km de ventaja sobre el objetivo de media de 5'10 que me había planteado, y la moral me va subiendo conforme pasa cada uno de los kilómetros.
Poco después del kilómetro 4 está puesto el avituallamiento, me limito a coger la botella y tomar un pequeño trago, no quiero que por querer beber algo más me afecte al estupendo ritmo de crucero que llevo. Y me estoy imaginando que puede que en el km 5 se ralentice el ritmo por la subidilla que hay hacia la carretera del muro de defensa.

Afortunadamente en este tramo algo más duro hay mucha sombra y esto hace que el esfuerzo no sea mayor. Justo subiendo la cuestecita adelanto a los dos corredores que llevan los globos de 55' pasando entre ellos. Procuro no cebarme por mantener el ritmo en la cuesta, y cuando estoy sobre la carretera del muro y vuelve el llaneo me hecho a la izquierda para intentar recuperar por donde van corriendo menos corredores. En poco tiempo llego al km 5, que paso en un ritmo de 4'58. Muy bien para haber tenido esa subida. Por mi reloj casi 25' justos en este paso.
La carretra del muro se hace larga, incluso a veces parece que hay leve subida, pero se que al final y girar para buscar la entrada al parque habrá una cuesta abajo, aunque corta. El km 6 lo sigo pasando por debajo de 5', y durante la bajada intento recuperar un poco, aunque a la entrada de la calle Castilla pego un traspiés contra un badén que no vi bien, que casi me hace caer, y que me descoloca un poco el ritmo. Entramos ahora por la Ronda de los Tejares y ya me siento bastante forzado. Por aquí veo a Teo, pero empieza a correr más rápido y se me vuelve a escapar por delante.


El kilómetro 7 está justo en el subterráneo de entrada al parque y sorprendentemente es el kilómetro que hago más rápido de toda la carrera. Una leve cuestecita al entrar al parque y se nota mucho. Veo a Pepe haciendo fotos, pero casi no tengo fuerzas para saludarle. El inicio del trayecto por el parque se hace duro, y ahora el sol si que pega fuerte. Veo que mi ritmo se va de repente por encima de los 5'10 y aprieto un poco hasta que consigo enderezarlo en los 5'. Según los cálculos y la ventaja que voy llevando, si soy capaz de mantener ese ritmo podré bajar de 50 por mi reloj, que medirá en la carrera algo más de 10k. Por lo que sé que para llegar a la meta me costará unos 40 segundos más o menos de más.
 Los pasos por los km 8 y 9 los hago ya casi de forma agónica, deseando llegar a la recta de meta, antes de la que hay un desesperante curveo que se hace eterno. Intento ampliar algo la zancada y ya por fin paso el cartel de 500m a meta. Animo que solo quedan un par de minutos largos. A lo lejos se ven varios arcos de meta y el reloj. Menos mal que me fijo que hay que pasar 3 arcos antes del de meta, pero en este trayecto lo paso bastante mal. De reojo ya veo que en el paso por los 10k en mi reloj es algo por debajo de 50', lo cual es todo un logro.

Recta de meta
Al final, el tiempo oficial real en meta es de 50'41". Y el trayecto recorrido según mi Garmin de 10,180k, un poquitín más que otras veces. Habrá que dejar para la ultima carrera, la del Parque de Miraflores, la bajada de 50' por el tiempo oficial de meta, a ver si se puede.


A poco de llegar casi que me daban ganas de tirarme por el suelo pero si lo hubiera hecho hasta me hubiera podido dar un yuyu. Mucho mejor recuperar poco a poco sin dejar de andar. A poco de llegar de dio mucha alegria saludar a mi antiguo compi del trabajo en Cruzcampo, Paco, que hacía muchisimo tiempo que no veía. Y luego tambien unos minutos de charla con Pepe Sosa, Marcos Infante, y el figura de Miguel Angel Chaparro.





Buena carrera que salió hoy, sin problemas respiratorios ni dolores de espalda, sorprendentemente. A ver si puedo mejorar sólo un poquitín para la carrera del Parque Miraflores y conseguir bajar de 50'.
Esta carrera supone un baremo de VDOT de 39,40. Desde Noviembre de 2016 no conseguía un baremo de éste nivel.

Gracias a Pepe, Ermanué y Miguel Angel Chaparro por las fotos!!


Articulos relacionados por categoria