martes, 13 de enero de 2015

23 Carrera Popular Ruta de Carlos III - Ciudad del Sol

No sabía cómo empezar esta crónica, pero las palabras que le acabo de leer al amigo Nando vienen al pelo. No existen metas lejanas, sino valor para conseguirlas.
Hoy de nuevo acompañando a Merche. En la búsqueda de su meta lejana, hoy superó una intermedia. Nunca había corrido distancia mayor de una Media Maratón. Y de nuevo tenía sus dudas, porque la condición física no es la mejor, pero ha conseguido de nuevo superarse, incluso de mejor manera que en la anterior carrera.
Solo queda entrenar para mantener lo conseguido, y la última prueba de la Media de la Cartuja antes del sueño del Maratón.

Yo, por mi parte, 5ª ocasión en la que afrontaba esta carrera. Imprescindible para todo aquel que se está preparando el maratón y para cualquiera que quiera disfrutar de una prueba exigente y con una organización prácticamente perfecta. Difícil, muy difícil encontrarle un "pero" a la carrera.
Desplazamientos en Autobús a la salida sin problemas y para todo el mundo. Recogida de dorsales, con mas de 20 voluntarios repartiendo. Cuartos de baño, lugares donde cambiarse. Guardarropa bien organizado para recoger mochila a la llegada.
Durante la carrera avituallamientos correctos con botellas de agua y naranjas para todos, no se echó en falta de nada. Y la llegada espectacular en atenciones. Bolsa con pastelitos, agua, isotonica, fruta, bocadillo. Aparte de camiseta (de la talla que tu querías para cualquiera, hasta para el último). Y copa espectacular de finisher de la carrera. Todo ello por un precio de lo mas razonable. En definitiva todo un ejemplo para muchas otras pruebas, que se creen deben parecerse a carreras de Nueva York o Berlin, cuando el ejemplo está aquí mismo. Muy cerca. En Écija.

Con Javier Gil, antes de la carrera
Quedamos con el amigo "aspirante"  Tridenteño Javier Gil, en Écija, para juntos desplazarnos hasta la salida, ya que aunque con los autobuses no había problemas, de esta manera teníamos que madrugar un poquillo menos. Javier no conocía la carrera, y desde que llegamos a la salida ya se dio cuenta que la organización era de otro nivel. Gracias a Marmen y David, que nos habían recogido ya los dorsales; y poco tiempo para más. Nos preparamos, echamos alguna foto, y como el camión ropero funciona tan bien, dejamos nuestra cosas en él para poderlas tener de inmediato a la llegada,


Con los amigos Pretorianos que luego nos acompañarían casi toda la carrera, además de Harold y Javier
Saludos a varios amigos y algo de calentamiento para que la tibia de Merche se pusiera pronto en marcha. Nos colocamos a la cola del grupo e inmediatamente se da la salida.
La carrera claramente tiene tres partes. La primera desde la Salida hasta el pueblo de Cañada Rosal, la segunda hasta la gran bajada antes de entrar en Écija; y la tercera por las calles del pueblo. Normalmente estas tres partes suelen ser muy diferentes, por la acumulación de kilómetros y por las diferentes características de los terrenos de cada una de las partes.

Salida de la Carrera. Foto: Alvaro Galván
Salida tranquila sin muchos apelotonamientos. Salimos desde bastante atrás y enseguida nos encontramos entre las últimas unidades del grupo. Entre éstos se encuentran el grupo de Pretorianos que acompañan a Sandra, que está haciendo hoy un gran esfuerzo por completar la carrera, luego de bastante tiempo sin poder entrenar. Aunque de inicio se nos van un poco por delante. Les acompaña una chica a la que reconozco de la Pretoriana, y que creo que es la mujer de un buen lector del blog, conocido de una de mis hermanas. Hablo con ella y resulta que sí, que es ella, Elena. Así que Elena y el grupo amplio de Pretorianos (Pepe Bandolero, Pepe Roldan, Antonio "El Niño" y Sandra) son con los que nos juntaremos principalmente y compartiremos bastantes momentos de la carrera.
Paso por el km 3. Foto: Saray Borrego
Los primeros kilometros son complicados para Merche porque hasta que la pierna no se le caliente del todo, es cuando tiene mayores molestias. Pero hoy, a diferencia de Los Palacios, parece que el ritmo que llevamos es algo mejor. De todas formas, aunque hay algún corredor que va por detras nuestra, finalmente se acaba retirando y un poco después de ver a Pepe, en la rotonda del km 3, somos nosotros dos absolutamente los últimos clasificados, justo delante del coche de cierre de carrera que achucha por detrás.
Km 3, por Footing Pepito
El grupito de nuestros amigos va como medio minuto o más delante nuestra, y enseguida viene la entrada en la población de El Campillo, que junto a Cañada Rosal es la que anima esta parte del recorrido. Los ánimos de la gente en bastante número en las aceras de las calles te hacen recuperar e ir más rápido. Parece que a nuestros amigos algo más porque cada vez se van más por delante.
Camino de Cañada Rosal, coche cierre pisando los talones
Aún así no vamos mal, un ritmo bastante continuo por debajo de 7', dentro del objetivo de finalizar en 3 horas. Al salir de El Campillo primer avituallamiento, km 5. En él quedan las botellas justas para nosotros. En los siguientes avituallamientos siempre hubo de sobra.
Hasta el km 10 en que entremos en Cañada Rosal, el camino es todo recto, hacia el Norte, el viento se nota un poco más de cara pero no molesta demasiado. Y llano con mayor tendencia a bajar. Por esta parte se nos acerca bastante un tipo montado en paramotor. Luego nos enteramos que sobre esa hora en los alrededores de Ecija, se cayó uno, no sabemos si sería él...
El caso es que por esta recta, al principio Merche avanza con dificultad, pero a partir del km 7 se nota que empieza a recuperar y salen los mejores tiempos de la carrera hasta el km 11. Poco a poco nos vamos acercando a Elena y los Pretorianos, que avanzan juntos (bueno, El Niño se adelanta y retrasa continuamente, tomando notas en sus folios), y en el avituallamiento del km 10 en la entrada del pueblo los acabamos pillando y nos reagrupamos. Los ánimos que se reciben por aquí son muy buenos, una delicia pasar por los pueblos con tanta gente animando de esta manera. Además casi todo el tiempo se avanza en suave bajada. Hasta el final del pueblo, donde comienza la subida más acusada de la carrera. No es excesiva pero justo a mitad, con todo lo que queda y viniendo bastante alegre se puede atragantar.
Saliendo de Cañada Rosal
Y aquí comienza lo que para mí es la segunda parte de la carrera. Desde el km 12 y hasta el 22. Ahora avanzamos en dirección este, con lo que el viento cambia de nuevo otra vez. De nuevo una recta larguísima hasta el final. Salvo los dos primeros kilómetros con subida más dificultosa, el resto parece llano, pero no deja de picar un poquito para arriba. Además de eso, la ausencia de poblaciones, de gente animando por la carretera, y el paisaje bastante árido y prácticamente ningún árbol, hace que se pueda convertir en una prueba para el "coco" bastante dura.

Aproximadamente km 13. Gentileza de Pepe Bandolero
Durante la subida de la salida del pueblo nos volvemos a desperdigar, pero una vez acabada ésta, el grupito nos volvemos a unir, y pasamos unos buenos ratos de charla y guasa. Nos hacemos fotos, intercambiamos cámaras. Los del coche del cierre de carrera estarían flipando, vaya. Pepe Roldan, intentando convencer a los que adelantáramos de que no abandonaran la carrera, jejejeje. El ritmo perdido se recupera un poco. Pero al llegar al avituallamiento del 15, mas o menos donde comienza la planta de energía solar, nos separamos ya definitivamente. Elena se va por delante nuestra, enhorabuena por la gran carrera que hizo, luego nos quedamos Merche y yo y atrás se queda el grupo de Pretorianos. Intentamos mantener el ritmo y se hace muy duro. Intento animar a Merche para que se mantenga concentrada en mantener el ritmo. Nos fijamos como objetivo un grupo de 3 o 4 árboles que se ven muy a lo lejos como puntitos y que se encuentran en el avituallamiento del km20. Delante nuestra la larguísima carretera con algunos puntitos de corredores, de los que ahora sí, que vamos adelantando a unos cuantos y se van quedando detrás nuestra. El coche de cierre y el autobús escoba cada vez se ve más lejos y es un alivio que haya un buen colchón de corredores entre nosotros y él, ya que así es casi imposible que nos acabe pillando.

Acabando la recta interminable
Finalmente llegamos al avituallamiento del 20, con muchos voluntarios animando. Ellos también de diez, como toda la carrera. Recordamos que nuestra hija necesitaba unos tapones de botellas par un trabajo y se me ocurre parar a pedir un puñado. Cuando se lo digo a los voluntarios, no paraban de darme tapones. Hasta querían que me fuera con una bolsa grande de plástico llena de ellos. Finalmente cojo un buen puñado, y acelero para volver a pillar a Merche, aunque se hace difícil porque ya a mi también me duelen las piernas y hasta la gran bajada hay alguna que otra pequeña subida.
Vienen curvas peligrosas, al fondo y abajo, Écija
Pendientes de pasar por la distancia de la Media Maratón, que hacemos en 3 minutos menos que en Los Palacios, y a partir de aqui... Ya Merche batió su record de distancia, uno de los objetivos del día de hoy. Y esperemos que este record dure muy poco. Y al cabo de una pequeña subida ya se ven las torres y casas de Ecija, sólo queda un kilometro en bajada y el paseo por las calles de la ciudad.

Espectacular vista desde el km 22
La vista desde el km 22 de ésta carrera, no importa las veces que la hagas, es espectacular. Además de las bonitas vistas el subidón que da ver de repente que ya estás muy cerca de la meta. Aquí empieza lo que para mí es la tercera parte de esta carrera. Algo menos de 4 kilometros, que siempre son inolvidables. Unas veces por las buenas sensaciones de apretar al final y acabar la carrera con fuerzas y bien rápido, y otras veces porque si no llegas bien, la travesía del pueblo se hace dura y casi interminable. En esta ocasión más bien se aproximó a lo segundo.
Por las calles de Écija
Le damos fuerte en la bajada, nos sale el kilómetro más rápido de toda la carrera. Mis intenciones era intentar al llegar abajo continuar tirando fuerte y aprovechar esa aceleracion y subidón, pero parece que no está el horno para bollos. Creo que hay algun pequeño cambio en el recorrido, porque el inicio del callejeo no me suena tanto.Se hace duro, volvemos a ponernos alrededor de 7', incluso adelantamos a algun participante, pero ya en las cercanias de la Plaza de España tenemos que bajar más el ritmo y mas o menos a la altura del km 25 tenemos que ponernos un poco a andar para recuperar algo de fuerzas. Parece que no queda tanto, pero se vuelve a alargar la historia más de la cuenta por alguna que otra calle en obras y al final por mi reloj se marcan los 26 kilometros. El ultimo km sale el más lento de todos, pero aún así con mucho pundonnó, el esfuerzo había sido ya grande y ya seguro que nos íbamos a pasar de las 3 horas de carrera. Afortunadamente, a pesar de pasar de las 3 horas del reglamento, no tuvimos que montarnos en el coche escoba.

En la recta de meta
Sólo quedaba ver a Pepe en la recta de meta y allí estaba esperando para nuestra foto estelar de llegada, de nuevo también para enmarcar.



Luego, los dos nos encontrabamos tela de cansados. A mi me dolian las piernas una barbaridad, casi tres cuartos de hora más de tiempo que la última vez, pero es que es verdad eso de que mientras más tiempo se tarda más dura se hace la carrera.
Vuelvo a repetir, la organización de diez. Recogimos nuestro gran trofeo, y la camiseta. Increible pero había camisetas de todas las tallas, para elegir. La bolsa con pastel, fruta, agua, isotónica, y un gran bocadillo. Recuperamos un poco de fuerza sentados en el suelo del polideportivo, y luego nos encontramos con Javier Gil. Antes de salir para recoger nuestro coche en La Luisiana, nos tomamos unas cervecitas en el bar del complejo deportivo, donde saludamos a Pepe, Espi, y nuestros compañeros de carrera, los Pretorianos de Tomares. Incluso nos pudimos haber dado un baño en la piscina climatizada del complejo deportivo. Pero no estábamos preparados para tanto.


Como siempre una carrera para repetir, espero que a Merche le vuelvan a entrar ganas el año que viene.

Clasificación final de la carrera, aqui. Posicion 1492 / 1505. Pudimos coger al final a un buen puñado de corredores.


Próxima parada: Media Maratón Cross de La Puebla del Río.

Articulos relacionados por categoria