lunes, 15 de octubre de 2012

Semana -1 para Turdetania. Prueba bastones en Zaudín.

Solo queda esta semana para llegar a la Turdetania y comienza la preparación de la cabeza. Ya poca cosa hay que mejorar fisicamente, si acaso aprovechar los masajes de descarga para estar con las piernas en la mejor disposicion posible, pero poco más.
Esta semana se inició con un sustillo. Despues del descanso del lunes de los entrenamientos del fin de semana anterior, el martes volví a ir a ver a Jose Antonio, que continuó tratandome los cuadriceps, que ya se veían en mucho mejor estado que en la semana anterior, y también gemelos e isquios. Esa tarde hice algo de eliptica, y caminando rápido con mi hijo. Después realicé lo que yo llamo estiramientos evolucionados, y es probable que tirase algo más de la cuenta de la pierna derecha en el estiramiento del isquio derecho. Por la noche notaba un dolor al estar sentado y al sentarme y levantarme. Y al dia siguiente mucho más. El susto quedó en eso porque poco a poco fue desapareciendo el dolor, hasta el final de la semana.
Por lo demás, esta semana no he hecho ninguna tirada larga, salvo la salida de la mañana del viernes por el parque Zaudin, probando los palos, ritmo de carrera y avituallamientos que salió bastante bien, y el domingo la carrera de El Naranjo en Alcalá de Guadaira.

  • Martes: 30' eliptica (12,75 kms) + 15' andando rápido con Jose
  • Miércoles: 60' carrera continua (10 kms)
  • Viernes: 1h45m CaCo (16 kms)
  • Domingo: 11ª Carrera Pop. El Naranjo (10,1 kms en 53'51")
Sobre el entrenamiento del viernes, fue un genial entrenamiento, con geniales sensaciones. Uno de esos entrenamientos donde se fluye, imaginando que dentro de algo mas de una semana se tengan las mismas sensaciones en la carrera. Me fuí al fantastico y duro circuito que tengo al lado de casa, al que he dado 3 vueltas caminando en las partes duras y trotando/corriendo en lo demás. Probé a llevar los bastones, los usé en las zonas duras, incluso en algunos instantes de las bajadas cuando corria tambien. Las sensaciones de cargar con ellos fueron buenas. También probé a avitallarme de los botes a intervalos regulares para ver si me da con la cantidad que llevo para una distancia de 15 a 20 kms y parece que casi sin problema. La molestia del isquio prácticamente no la noté, y como único pero, que no me puse proteccion en las plantas de los pies y noté rozaduras. Un entrenamiento que deja contento y reforzado.

Para la semana que viene, esta que ahora empieza, un par de dias de trote pocos kilometros y a esperar al domingo estar todo lo mejor que se pueda, y a seguir entrenando lo principal, que es la cabeza.

Articulos relacionados por categoria