lunes, 15 de febrero de 2021

Trail Turdetania 2020 On Track

Este año especial, y como la mayoría de carreras, el Trail Turdetania tuvo que suspenderse y finalmente decidieron hacerlo bajo la modalidad "On Track". Es decir, bajo una aplicación de móvil, que va detectando unas balizas por bluetooth que se encuentran en el recorrido. Así cada uno, previa notificación a la organización, puede hacerlo el dia que mejor lo convenga, y se evitan aglomeraciones de gente.

Así que fue el reencuentro del "Tridente", junto a Segundo (el Tarahumara) y a Pepe (el sabio de Coria). En principio teníamos que hacerla a finales de octubre, pero se suspendieron las salidas por el cierre perimetral de municipios. Luego en Diciembre, habíamos planeado un día, pero al haber previsiones de mal tiempo al final decidimos dejarlo para el día 28, el día de los inocentes.

La idea era hacerla completamente andando. Yo tenía alguna esperanza de convencerles de hacer algún trote, pero fue imposible. También estaba con dudas respecto a mis molestias en el glúteo, aunque el pasado 1 de noviembre había hecho por dentro de Tomares un maratón en confinamiento en menos de 6 horas. 

En definitiva, que quedamos Pepe y yo en el parking del metro de San Juan Bajo a las 7 de la mañana y después de pasar por San Ignacio a recoger a Segundo nos fuimos para Castilblanco. Un dia que amanecía con frío y con un chirimiri de lluvia. Aparcamos bastante bien y nos hacemos antes de salir unas fotos en el azulejo conmemorativo del inicio de la prueba.


Sobre las 8:15 empezamos a andar y ya antes de salir de Castilblanco se había hecho de día, por lo que no hubo ni que encender el frontal.

Buen paso para llegar al primer hito importante como es el Pantano de Castilblanco, cerquita de la salida, algo menos de 6 kilómetros que hacemos en aproximadamente una hora.


Luego comenzamos una buena subida, que finalizará en la Ganadería que se atraviesa luego de dejar atrás el cruce hacia el Ronquillo. Por este tramo fue donde más viento y lluvia nos hizo, aunque tampoco gran cosa, no llegaba a calar, y además ayudaba a seguir un buen paso. Por aquí ya llevábamos unos 11 kms en 2h10m.


Desde aquí una buena bajada, con muy buenas vistas. Ya la lluvia cesó, aunque seguía bastante nublado, otros 4 kms hasta atravesar el contraembalse del Gergal y unos 5 a La Cantina. Antes me paro a revisar la entrada de lo que sería el camino de la Via verde del tren de Cala, que por esta parte se encuentra cerrado con una valla. Sería bastante bonito poder tirar por aquí hasta El Ronquillo algún día.

Por la Cantina ya llevamos 3h20 y empezamos a pensar en cuando pararemos a tomar un bocadillo. Segundo dice que mejor en uno de los miradores a medio camino en el tramo restringido. Sobre el kilómetro 23 y ya con más de 4h30 hacemos una parada larga en una mesa de picnic y damos una buena cuenta de bocadillos y fruta.

A partir de aqui, retomamos la marcha con lo que queda del tramo restringido, con tendencia a bajar pero con algunos repechitos de vez en cuando. A Pepe se le ve ya bastante cansado y a mi ya me duelen bastante los pies, el Tarahumara es el que continua como si nada, además ya el cielo se ha abierto y con el sol sube un poco más la temperatura, aunque ésta sigue siendo ideal, y el camino está precioso, para disfrutar, y lo más importante, sin bicis que puedan molestar.


Km 31 y en 6h20 llegamos a la caseta del inicio del tramo restringido para luego bajar hacia el embalse y subir después al parque periurbano del Gergal. Precioso todo el entorno del embalse como siempre, y espectacular el bosque tan cerrado de pinos. Km 35 y en 7 horas de recorrido entramos por fin en Guillena. Todo este tramo se ha hecho muy largo, pensaba que no llegaríamos nunca. En Guillena está la parte de menor altura de todo el recorrido, y a partir de ahora todo lo que queda será tirando para arriba, principalmente.


Cruzamos el río Ribera de Huelva, afortunadamente se podía hacer sin mojarse los pies y ya con el cielo totalmente despejado avanzamos hacia la gasolinera (km 37) donde comenzamos propiamente la ascensión hasta Castilblanco. Aquí damos cuenta de una cocacola, patatas fritas y un nuevo bocata.

El camino por el que ascendemos es un tramo del camino de Santiago, de la Via de la Plata. Afortunadamente no hay barro, y el camino lo han arreglado hace pocos meses, por lo que la zona de la trialera está en muy mejores condiciones. A Segundo le gusta más como estaba antes, pero para mí, así está bastante bien.

Precioso de nuevo el camino, y al mirar para atrás conforme se asciende, las vistas de Sevilla a lo lejos son espectaculares. Una vez cruzado el paso canadiense, el paraje aquí, entre vacas, es una maravilla. Mas o menos llevamos unos 42 km de recorrido, y unas 8h30 de marcha.


Nos queda aún un poco mas de una hora para llegar al cruce de los búcaros (km 47) y ya llegando a este punto se hace noche cerrada, aunque salió en el cielo la luna llena, había que sacar los frontales y encenderlos. Y menos mal que llevaba el mio, porque no pensaba en principio que se nos fuera a hacer tan tarde.

Una vez llegamos a la carretera, aun quedan unos pocos de kilómetros para llegar hasta el pueblo, por el sendero que va al lado de la carretera, un poquitín peligroso, con tan poca luz. Ganas ya de llegar hasta el pueblo, pasamos el km 50 y por fin llegamos a la plaza Amarilla. Después de 52,4 kms según mi Garmin y un total de 10h55 (aunque parando el reloj en la parada del merendero para almorzar, y de la gasolinera para merendar). 


Bastante tarde llegamos al final, todos los bares ya estaban cerrados, sólo pudimos tomarnos una cervecita, y ya camino de casa de Segundo donde nos dió a Pepe y a mí los trofeos de finishers de la prueba.



Estupenda experiencia la de esta Turdetania on track. Desde luego para repetir.



sábado, 7 de marzo de 2020

36º Maratón de Sevilla

Llaga el momento de la verdad esperado, y el domingo, una semana antes de la carrera las molestias que tenía en el glúteo, fueron a más. Fuimos a ver el Circo del Sol, y prácticamente no podía aguantar sentado del dolor. El dolor era más bien sentado, de pie tan sólo tenía molestias, pero se encendieron y con razón todas las alarmas. El lunes me vio Jesus, y me dijo que tenía el piramidal contracturado.
Después de  sus masajes se quedó mejor, sólo me molestaba la parte izquierda, la derecha prácticamente nada. En el ultimo entrenamiento del martes de carrera continua de una hora, seguí con las molestias, y me daba duda sobre qué podría ocurrir con un esfuerzo de tantas horas.
El resto de días probé a el tiempo que estaba sentado en el trabajo, hacerlo sobre una pelota de tenis, para que hiciera presión en la zona del piramidal. Eso y la última sesión extra que me dio Jesús el sábado por la tarde antes de la carrera, me hicieron llegar al domingo prácticamente sin dolor, pero sobre todo con bastantes dudas de cómo afrontar esta nueva situación durante la carrera. Es tan difícil para mi llegar en buenas condiciones a la línea de salida...

La noche de la carrera descanso bien. Desde semanas antes estaba bastante convencido al menos de estar en disposición de luchar por hacer menos de 4h y quizás hacer mi mejor marca. Después de la buena Media de Sevilla, creía que podría intentar mantener un ritmo de carrera de 5'30, y ver hasta donde era capaz de llegar.

Me preparo y me voy para Sevilla con mi vecino Angelo, que es su primera Maratón. Como íbamos en cajones distintos (yo conseguí el de sub 4h) y él iba a dejar las cosas en el guardarropa, ya nos separamos. Aproveché para pasarme por donde habían quedado muchos corredores con Julio Molina, para desearle suerte en su reto de finalizar su 100º Maratón. Luego ya directo para el cajón. Llegué pronto y pude colocarme de los primeros de él. Antes me encontré con varios Pretorianos de Tomares que llevaban algunos globos marcadores de paso de más de 4h, y con Francis, que llevaba el globo de las 3h30.

Estupenda animación como siempre de Juan Garrido en la espera. El tiempo a esas horas de la mañana fresquito. Pero absolutamente despejado y se esperaba una temperatura que cuando fuera avanzando el día podría llegar hasta los 25 grados. Muy diferente al día de la media de Sevilla, que fue perfecto.

Se da la salida, nos vamos aproximando poco a poco hasta pasar por el arco. Justo al pasar por él, me fijo en que marca 3'22. Por lo que si tengo la suerte de llegar a meta a la vez del globo de 4h, que sería con tiempo de carrera de 4h00, mi tiempo neto sería mi mejor marca personal. Así que como referencia ojalá estuviera en mi mano en ése momento.


Empiezo a coger ritmo en la salida. Mucha gente que se hace que no se lleve un ritmo muy rápido, de todas formas no quiero salir fuerte por las molestias del piramidal. No quiero salir fuerte, pero mi deseo es que al ritmo que salga el reloj me diga que voy a menos de 5'30. Eso sería lo ideal, que voy en torno al ritmo fijado sin un gran esfuerzo. Pero al pasar el primer kilómetro veo que no es así. Paso en 5:45, y en el segundo en 5:35, perdiendo tiempo sobre lo previsto. Para colmo, como casi en todas las maratones, empiezo con muchas ganas de orinar, y al entrar en calle Torneo paro unos instantes a hacerlo. El tercer kilómetro ya lo paso en más de 6'.

Y ahora ya me agobio un poco y empiezo a querer apretar. Lo que en otras carreras que voy bien me va de maravilla, que es contar los segundos que voy acumulando de ventaja sobre mi objetivo, se me vuelve en mi contra. Porque primero me agobia verme tan pronto con casi 1 minuto perdido, cosa que no hubiera tenido por qué. Y luego cuando voy algo más rápido, empiezo a recuperar segundos pero muy lentamente y eso tambien me desanima, cuando tampoco tendría por qué. Porque a partir del km 4 encadeno muchos kilómetros en torno a 5:25, que era un ritmo bastante bueno, pero esto en vez de espolearme, me va comiendo la moral, por pretender recuperar en seguida todo el tiempo subconscientemente. Ya sé que lo peor es ponerse a mirar tanto el reloj... Pero es lo que hay.


Con los avituallamientos también es un problema, porque para beber en el vaso se baja un poco el ritmo, y así es difícil  conseguir un ritmo constante. en el 7,5 tomo el primer masticable de Isostar, y me iré intentandolos tomar más o menos cada 5 kilómetros.




Paso por la pancarta del km 10 en 56'13 netos. Casi 3 minutos menos que en la referencia de Oporto. Muy buena noticia, pero yo sigo sin disfrutar del momento y no tengo buenas sensaciones. El piramidal me molesta un poco, pero no es problema ya que no va a más. Aparte estoy seguro de que en algún momento dejaré de notarlo. Quizás el fallo haya sido darle a eso tanta importancia. Tenía que haber salido desde el principio con más valentía.



Por Virgen de Luján saludo a dos de mis hermanas. Llego al puente y el km 12 es el último que paso en menos de 5'30. Comienzo de nuevo el Paseo de las Delicias, San Telmo, Paseo de Colón... Por aquí hay una cantidad de gente bestial, animando de forma que se ponen los pelos de punta, y aún estamos como quien dice comenzando. Vuelta a bajar y subir por segunda vez el paso subterráneo de Arjona, parece mentira que no sean capaces de diseñar un circuito que lo evite. Y ahora llegaremos hasta el final de Torneo, hasta la glorieta olímpica donde está el kilómetro 17. Por este tramo ya mi ritmo aproximado es en torno a 5'40. Ya me voy convenciendo de que este año tampoco voy a rebajar las 4h, pero aún así quiero hacerlo en el menor tiempo que pueda. Eso ya me va haciendo estar más tranquilo y dejar de hacer cuentas en la cabeza de ningún tiempo.




Pasando el Tanatorio, algo antes de llegar al km 18 me adelanta un corredor con el globo de 4h. Pienso que es demasiado pronto y que va muy rápido. entramos en la Ronda del Tamarguillo, ya dirigiendonos a la Media Maratón, por aquí me saluda Alvaro Galvan, que marcha a buen ritmo con Sara. Pasando el km 20, ya voy otra mijita más lento en torno ya a los 5'45. Por aquí me pasa un segundo globo de 4h, que lleva un Pretoriano. Es increible, como pueden estar tan lejos uno del otro.
La Media Maratón la paso en un tiempo neto de 1h59:41, algo más de 6 minutos menos que en Oporto.



Ya me voy acercando a la esquina de El Corte Inglés, donde se encuentran Merche y los niños, y sigo poco a poco yendo cada vez más lento, ya por encima de 5'50. Pasado el 23 los veo y saludo. el año pasado Javi se metió para hacer 4 kms conmigo, ahora esperará un poco más adelante. Me iban a dar una botella de agua, pero en ese momento me siento más hidratado y les digo que la dejen para luego.
yo sigo tomandome los Isostar mas o menos cada 5k y bebiendo todo lo que puedo de los vasos. Como las mesas son muy largas, se puede beber agua de un par de vasos. Lo malo son los líos que se montan cada vez que lo cortan todo. Además los avituallamientos no están exactamente cada 2,5 kms, sino cuando les parece. Algunas veces muy cerca del anterior, otras veces más lejos.


Pasando por Kansas City recupero un poco de ritmo, pero a la altura de Los Arcos, mas o menos km 26 ya voy en torno a los 6 minutos el kilómetro. Paso el 27 y llego a El Corte Ingles de nuevo. Merche, Javi, Jose y María se encuentran allí dando ánimos. Me dan una botella de agua y Javi se mete a acompañarme. Será muy buena su compañía porque ahora el recorrido se me va a hacer bastante llevadero y se me hará más corto.


Avanzamos por la Avenida S.Fco.Javier, y ya pasado el 28 de repente me empiezo a notar que se me descompone el estómago. Creo que tendré que hacer parada técnica, pero me dará tiempo a llegar al km 30 que puede que haya wateres químicos? Mientras pienso, la decisión se toma por sí sola, porque el revuelto de barriga va a peor por momentos y de repente veo un bar en mi camino, el "Aquí te espero". Pienso que estarían esperándome, así que sin pensarlo más tiro para allá. El camarero muy amable me dice donde está el baño y en un visto y no visto, descargo todo lo que me molestaba, afortunadamente no me quedó nada dentro, y alivié muy rápido. Me pongo de nuevo en marcha pensando si podré seguir bebiendo y tomando los Isostar sin problema, y si podré volver a coger el ritmo.


Y sin embargo, una parada así que me debería haber perjudicado, me sienta muy bien, y aunque voy más lento, empiezo a tener mejores sensaciones, y las piernas siguen sin molestar demasiado, cuando entro ya en la zona en donde en el Maratón de Oporto las piernas me pegaron un reventón. El km 30 lo paso en 2h56'37. Unos dos minutos menos que en Oporto. Todos los parciales de 5k los he hecho mejores que en Oporto excepto precisamente éste, entre el 25 y 30. Pero a partir de aquí, se va a hacer mucha diferencia a favor de éste. Toda la Avenida Manuel Siurot, se me hace muy corta, acompañado de Javi, llegamos al campo del Betis, y este año no se encuentra por aquí el Palmerín, la avenida de la Palmera, también se hace muy llevadera, y sin muchos problemas de piernas, la verdad es que voy con buenas sensaciones, y es que ya voy en torno a los 6'30 por kilómetro.


Aproximadamente por el km 33 se incorpora Marcos, un compañero del trabajo. Pasamos cerca de la zona de meta, y ahora queda, por detras del parque volver a alejarse hasta el Puente de la Barqueta para ya regresar. Esto normalmente se hace muy duro, pero con la compañía se aguanta mucho mejor.
Ya por esta zona voy teniendo lagunas propias del cansancio en mis recuerdos, hay partes del recorrido que ni las recuerdo, pero por ejemplo el paso por la Plaza de España sí que lo pasé bastante bien. Pude ver a Miguel Angel Chaparro, haciendo fotos, y luego a Javier Serrano, que no le ví, pero que sí que me hizo muy buenas fotos también.




Ya saliendo del parque queda poco para encontrar de nuevo a mi familia, que están al lado del avituallamiento que correspondería al km 35, el cual paso en 3h29'45, unos 4' antes que en Oporto. Les saludo al pasar, me quedo con una nueva botellita y Javi ya se queda, despues de haberse dado su paseo. Sigo para adelante con la compañía de Marcos.



Por la zona de la Estación de Cadiz y San Bernardo, puedo ver por delante mía a Julio Salinas, que está entre los exdeportistas, como Firmen Cacho, del programa del Banco de Santander para hacer su primera maratón. Intento seguirle, pero va un pelín mas rápido que yo y poco a poco se me va escapando.
Entro ya en la Ronda, a un ritmo bastante cercano a los 7' pero sigo con buenas sensaciones, las piernas no me duelen demasiado. Cerca de la Macarena es el km 38, ya queda muy poco, le pido a Marcos que me cambie la batería de la cámara. Hay que tenerla bien preparada con batería suficiente, para que no se vaya a agotar en el peor momento.
En teoría por aquí estaba esperándome el amigo Segundo, pero no le pude ver. La verdad es que yo ya veía bien poco.


Llego ya a la calle Calatrava, y ya desde aquí queda algo mas de 3 kilómetros por todo el centro, donde hay más gente, y directo a la meta. El paso por la Alameda con mucho calor, ya demasiado, y bastante gente que se encuentra viendo el paso de los corredores. Luego por calle Trajano hasta el Duque se agradecen las sombras. Y a partir de la campana, entrar en Plaza Nueva, ya el km 40, en 4h04m22, 6 minutos menos que en Oporto. Y la Avenida de la Constitución a rebosar de gente.




Se nota muchísimo el calor. Paro un instante en el ultimo avituallamiento para llenar de agua mi botella desde un vaso y avanzo hacia la Puerta Jerez, donde están animando otras dos hermanas. A @contadordekms este año no le veo en el arco de Fisio Relax.


Por la calle San Fernando paso el km 41, y al girar en el Prado, de nuevo una barbaridad de gente, parece el Tour de Francia. Llegando al Parque empiezan las vallas de meta, y Marcos ya se retira. Muchas gracias también por la ayuda, la compañía en esos últimos kilómetros hace que se sobrelleve todo mucho mejor.

Últimos instantes y aprieto un poco, ya puestos me gustaría bajar de 4h20 y parece que lo puedo conseguir. Me anima y hace fotos Carlos, hermano de Agustín, que acabó ya su maratón en menos de 3 horas. Y ya entro en zona de meta. Mucha gente entre el público. Busco a mi familia pero es difícil y no les veo hasta ya estar llegando a los últimos metros. Busco a Juan Garrido para saludarle para entrar en meta, como casi siempre. Le escucho pero no se le ve, y ya queda poco para llegar.



Justo entrando, me parece que la cámara se ha quedado bloqueada, por eso entro bajo el arco de una manera rara, y por fin termino mi 15ª Maratón, y en un buen tiempo de 4h19'31. Al final le pegué un buen bocado en el ultimo tramo al tiempo de Oporto, mas de 10 minutos menos. Pero sobre todo a mi tiempo del año pasado, 1h14m menos que hace un año. El sueño de hacer mi mejor marca justo al año siguiente de hacer la peor, no se pudo conseguir, aunque la 6ª mejor marca de las 15 maratones no está nada mal. Pero lo importante es la mejora y que sigo muy vivo en ésto, cuando parecía que ya no estaba para nada de nada.





Luego de entrar en meta tuve la suerte de coincidir con el amigo David, que finalizaba su octava maratón.

Creo que fue un error salir con miedo a las molestias del piramidal. Ojalá el año que viene vuelva a estar en disposición de correr a estos ritmos, porque de ser así no voy a renunciar o otro nuevo intento de bajar por tercera vez en mi vida de 4h.

Justo después de entrar me llevé una sorpresa porque Fermin Cacho, completó su primera maratón, mas o menos un minuto por detrás mia! Y resulta que cuando yo pasaba por la plaza del Duque, km 39,5 le adelanté. No me dí cuenta, y ni siquiera me dí cuenta que marcos me lo estaba diciendo en ése momento. Hubiera quedado para la posteridad grabado en video mi adelantamiento a un campeón, pero no pudo ser.




El video resumen:



miércoles, 12 de febrero de 2020

Repaso de Entrenamientos para Marasevi 2020

Desde el ultimo día que repasé los entrenamientos, he seguido con la misma rutina, siguiendo el plan de entrenamiento de Rodrigo Gavela para finalizar en menos de 4h el Maratón, casi al pie de la letra, salvo por aumentar unos 10-15 minutos cada dia de tirada larga.

Es decir, 3 dias de carrera a la semana (uno de series, otro de carrera fácil y otro de tirada larga en progresión), luego otro día de bici, con clase de spinning, otro dia de elíptica, y otro de clases de baile. Y algunos paseos el dia que queda de descanso.

El peso lo sigo manteniendo bien, entre 74 y 75 kilos. Estaría genial estar sobre 73, pero no creo que sea posible. Algunas sesiones de fisio. Ahora más o menos estoy bien, los problemas que me noto actualmente es un poco de sobrecarga en gluteos y en la parte del pata de ganso de la pierna izquierda alguna molestia. Esto hace que tenga un poco de falta de flexibilidad, y puede ser un problema, aunque aún me queda y he estado en situaciones peores. Podría ser esto mucho peor.

Ya he pasado los días de entrenamiento más duros, me queda empezar a recuperar fuerzas y ver qué puede pasar el dia del Maratón.
En medio de éstos dias estuvo la competición de la Media de Sevilla. No sabía si entrenarla como otras veces a ritmo de Maratón o competirla. Finalmente la competí porque me lo pidió el cuerpo. Me encontraba bien de forma y no quería pasar la oportunidad de hacer una buena carrera, y salió buenísima.
Otros dias de tiradas largas, en general con buenas sensaciones excepto precisamente la semana después de la Media. Pero en ésta ultima semana el entrenamiento dominguero fue bastante bien, recuperando con creces las buenas sensaciones. Antes de la Media, hice una tirada larga por el Corredor Verde del Guadiamar, que hacía tiempo por el que no iba, y me encantó volver a correr por allí aunque estuviera bastante solitario.


Así como digo, las sensaciones son muy buenas. Todo me dice que debo de intentar salir a buscar por tercera vez en mi vida el sub 4h. Era algo que me empezó a obsesionar y que conseguí quitarme de la cabeza ya hace tiempo, ayudado por los malos estados de forma y malas sensaciones. Pero ahora es diferente.
Por un lado, tengo la opción de salir a un ritmo que seguro debería de poder aguantar, e intentar acabar la carrera con muy buenas sensaciones, eso ya estaría genial, pero veo por ejemplo la prediccion de tiempo en Maratón segun mi marca de la Media:


Y aquí dice que debería ser capaz de correr en menos de 3h53 a 5:31 de media. Eso supondría batir mi MMP de todos los tiempos, incluido cuando era joven. Cómo podría ser capaz de no salir a intentarlo.

Todo dependerá de las sensaciones que aparezcan en los primeros kilómetros de la carrera. Ojalá con un ritmo en torno a 5:30 pudiera tener las estupendas sensaciones que ya tuve en el Maratón de Oporto durante los 30 primeros kilómetros. Y para los 12 restantes, sería tener las sensaciones que jamás he tenido. Para que pueda ser posible hay que intentarlo, por qué no puede ser en ésta próxima vez?




domingo, 2 de febrero de 2020

25ª Media Maratón de Sevilla

Después de mi falta en esta carrera el año pasado, porque en estos días estaba parado por la rotura del codo, vuelvo de nuevo a esta bonita carrera. Recorrido bastante bonito, excepto por el paso doble, como en el Maratón, por el subterráneo de Arjona.
Día anterior de recogida de dorsales en el Palacio de los Deportes de San Pablo. Una cantidad de gente grandísima, problemas para aparcar, y aparte de las colas para recoger el dorsal, una gran cantidad de stands, puestos sobre la pista del pabellón, ocupando toda ella. Parecía completamente la feria del corredor de un Maratón. Al recoger el dorsal, me dí cuenta que cuando me inscribí el tiempo que me consideraba capaz de hacer era entre 1h50 y 2h, con lo que me corresponde el cajón 4 de los 5 de carrera. Pero después de bajar en la Media de Los Palacios de 1h50, mi objetivo era al menos intentar estar de nuevo en torno a ese tiempo. Así que me acerqué al mostrador de incidencias, y enseñando con el móvil la clasificación de la Media de Los Palacios, me pusieron en el dorsal una pegatina para poder salir desde el cajón 3. Creo que fue una estupenda idea hacer el cambio, porque eso me permitió salir hacia a mitad de carrera y junto con gente que iba a ir mas o menos a mi ritmo.

Ya el mismo domingo, me levanto temprano y sobre las 8:15 estoy aparcando en la explanada del Náutico. Ya había por allí bastantes coches y hacía bastante frío, con una niebla bastante bastante cerrada. Después de unos minutos de espera en el coche, para no estar tanto tiempo al frío de la mañana, decidí ya irme preparado para empezar a correr y no dejar nada en el guardarropa, así que me dí un trotecito muy suave hasta la zona de salida de mas o menos 1 km.


Cuando llego, me encuentro un atasco monumental para acceder a los cajones de salida, y es que el guardarropa está dentro de la zona de cajones de salida, y para entrar en ellas, guardas de seguridad revisan las mochilas. El atasco también es para los que no vamos a dejar nada en guardarropa, muy mal gestionado este tema. Afortunadamente puedo entrar a tiempo, y ya después de pasar por otro atasco provocado por una ambulancia aparcada justo en medio del acceso a corredores, llego a mi cajón numero 3, donde había espacio incluso para calentar un poco. Espero ya que llegue la hora de salir, quedan menos de 10 minutos.
Hay bastante gente hasta el arco de salida, es normal, cuando hay más de 10000 corredores. Lo que no es normal es que todos los globos-liebre de la prueba, se encuentren justo debajo del arco de salida. Así no hay manera de que sirvan los globos para nada. Cada globo debería colocarse justo al principio de su correspondiente cajón. Luego ya se verá si va al ritmo de tiempo oficial o al de tiempo neto. Personalmente creo que esto ultimo es lo mejor, aunque no quede bonito la foto en meta con el globo llegando incluso con varios minutos de retraso. Pero creo que de ésta forma sí que ayudarían.


Se da la salida, y ya la niebla está bastante más suave. No hay sol, temperatura ideal para correr. Pasamos por el arco de salida, pero el reloj aún no lo han puesto en marcha. Desde inicio nos quedamos sin saber qué retraso llevamos con el tiempo oficial, aunque serían unos 2 minutos.

Mi idea desde inicio es lo que se suele decir, llevar un ritmo "confortablemente duro". Es la sensación de ir rápido pero que si es necesario se puede llegar a hablar algo, la sensación de tener una o dos marchas más disponibles. Ver si tengo buenas sensaciones a esta marcha y seguir. Es decir, disputar la carrera, no usarla de entrenamiento. En caso que de principio no me encontrara cómodo, reducir la marcha a ritmo teórico de Maratón y si se pudiera apretar al final.


Quitando el principio que se hace un poco más lento, consigo llevar el ritmo que pretendo y me encuentro sorprendentemente cómodo. El primer km sale más lento, pero a partir de pasado este km, ya se ve que mi ritmo de crucero es entorno a 5' pelaos, y lo puedo soportar cómodamente.
Mi objetivo de repetir el sub 1h50 consiste en mantener el ritmo por debajo de 5'12, y lo voy consiguiendo de forma holgada. Para entretenerme decido ir sumando los segundos de ventaja que voy consiguiendo restando al objetivo de los 5'12 los tiempos por kilómetro que voy arrastrando.

Mucha gente animando por todo el Paseo Colón, que atravesaremos dos veces. Hago el primer paso por el subterráneo de Arjona, reduzco un poco el ritmo pero sin ningún problema. Adelanto al primero de los globos sub 2h, que se va dejando caer hasta llegar a colocarse en el lugar que le corresponde. Por supuesto nadie le sigue, al menos aún no.
Como al principio de muchas carreras, empiezo a sentir muchas ganas de orinar, y la calle Torneo es propicia para hacerlo entre los arbustos, siento una gran atracción por los arbustos y aliviar esa sensación. Pero si quiero hacer de verdad una buena marca, y parece que estoy en disposición de poder hacerlo, una parada me puede suponer 30 o 40 segundos así que intento aguantar y procuro quitarme de la cabeza el asunto.


A la altura del puente de la barqueta ya se encuentra el km 4, el tiempo de paso sigue siendo muy muy bueno, algunos kms incluso un poco por debajo de 5'. Sigo con las buenas sensaciones y sumando segundos de ventaja sobre el objetivo. Por la Barqueta cojo con mi cámara unas vistas muy bonitas, con el cielo despejado a mi izquierda y derecha, ya que por aquí brilla el sol, ha desaparecido la niebla.

Entramos en la Isla de la Cartuja, habrá que atravesarla hasta llegar a la Torre Sevilla, avenidas largas, pero que a ese ritmo se pasan casi sin notar, totalmente concentrado en mantener el ritmo y vaya si lo consigo, los segundos de ventaja que voy sumando cada kilómetro son siempre entre 10 y 14. Es espectacular, el ritmo tan estable. Por ejemplo entre el 4 y el 8: 4:58-5:02-4:58-5:02-5:00. A este ritmo no sólo voy a poder volver a bajar de 1h50 sino que casi seguro voy a mejorar la marca de Los Palacios. Muy bonita estampa cuando la carrera avanza por al lado de la Torre Sevilla, ya dirección de la Ronda Triana.


Me encuentro muy cómodo, puedo mantener muy bien el ritmo, sin problemas y el pulso también se muestra bastante estable y en zona alejada del rojo. En Los Palacios tuve algunas breves crisis que recuperaba, pero aquí la cosa va como una patena. Todo rodado y fluido. Se disfruta muchísimo por el recorrido. Conforme avanzamos por Triana, de nuevo vuelve a aparecer la niebla y el sol desaparece, mejor todavía para que haga más fresco. El km 9 bordeando el Parque de los Príncipes, aún lo hago algo más rápido, y ya por la parte de atrás veo a lo lejos el globo de 1h50, que como ha salido desde delante del todo aún va por delante mía, a pesar de que yo lleve un ritmo mucho más rápido. Poco antes de entrar en la calle Virgen de Luján lo adelanto a muy buen ritmo. En ésta ocasión este globo no se va a mantener cerca mía, lo empezaré a alejar hasta que ya ni se vea.


En Virgen de Lujan se llega al km 10, un buen lío para coger la botella de agua, pero lo consigo. Eso y tomarme el masticable de isostar. Paso en 50:31 por mi reloj. Cruzamos el puente y de nuevo el recorrido inicial por el Paseo de las Delicias hacia la Barqueta.


A partir de la Plaza de Toros vuelvo a retomar el buen ritmo, que ya no se va a perder. Km 12 en 5:01, y 13, 14 y 15 seguidos en 5:03. Km 15 lo paso en 1h15m47. A partir de aquí, según mis cuentas de segundos de ventaja, ya hasta me empiezo a plantear mejorar mi mejor tiempo en Media desde que volví a correr en 2010, que es de 1h46m17. Las cuentas salen, tendría que darle fuerte pero puedo apretar incluso un poco más. Con una suma de segundos de ventaja de 225 ya lo conseguiría. Y en el km 16 estoy en torno a 180 de ventaja. Desde la Barqueta giramos en esta ocasión a la derecha, por toda la Ronda, pasando por delante de la Basílica de la Macarena y luego bordeando la muralla donde está el kilómetro 16.


Giramos hacia el centro, y por aquí por las calles estrechas prácticamente vuelo, para nada me importa que haya tramos de adoquinado. El km 17 en 4:56 por la Plaza de San Pedro, las Setas ni me doy cuenta de ellas. Llegada a la Campana y vamos ya por Tetuán hacia la Plaza Nueva, ya de nuevo recorrido de Maratón. 18 en 4:58 a final de la Plaza Nueva, con cuidado de los raíles del tranvía, continúo bastante fuerte, no me vengo abajo para nada.


Las cuentas me salen, me parece que lo voy a conseguir, que podría estar incluso por debajo de 1h46, una pasada auténtica. Atravesamos la calle San Fernando, en el Prado hay que bordearlo y alejarse un poco para pasar por detrás de la Plaza de España. Esto me recuerda a cuando se corría la Vivicittá y se hacía este mismo recorrido.

Las pulsaciones ya si que se empiezan a aumentar hacia la zona roja, pero aun así sigo con fuerzas para seguir apretando un poco, por detrás de la plaza de España paso el km 20 en 4'52 y ya con una ventaja de más de 225 segundos, por lo que estoy casi convencido que voy a mejorar el tiempo de 2011. Entramos en el parque y tomo un poco de aire. En el giro de la Plaza continuo dándole fuerte y adelantando a gente. Ya solo queda la salida del parque y salir a la meta del Paseo de las Delicias. A mitad de la salida del Parque aprieto a tope, porque creo que después del giro la meta va a estar cerca.


Me lanzo a tope, justo en la salida del parque hay una charanga animando a tamborazos, y ya en el Paseo de Las Delicias, un pasillo muy estrecho de gente animando, y unos arcos que se ven, pero que nada cerca. Parece que se va a hacer la llegada a la meta un poco dura, aguanto y aguanto el tirón hasta que empiezo a pasar por los primeros arcos y escucho a Juan Garrido, lo localizo y le saludo. Al principio un poco despistadete, pero finalmente me saluda como muchas veces y dice mi nombre entrando en meta. Que lo hago justo en 1h49 de tiempo oficial, me quedo un poco extrañado, y en 1h46m58 de tiempo neto. Me quedo un poco chafado porque creía que iba a estar en 1h46, pero luego ya me dí cuenta que me confundí, y que estaba contando para el paso exacto de 21,1 kilómetros por el reloj, y esto no se corresponde con el homologado. El reloj ha tenido que llegar hasta 21,3. Por lo que se entiende casi 1 minuto de más.



Se enfrió un poco la llegada por no haber mejorado lo de 2011, pero aun así es mi mejor marca desde entonces, vuelvo a bajar de 1h50 y mejoro 2m18 lo que hice hace un mes en Los Palacios, que ya me pareció entonces inmejorable. Y ésto a cuatro semanas del maratón. Ojalá mantenga este estado de forma y si me aguantaran las piernas quién sabe lo que podría resultar.




Después llegaron los amigos Damian, Mattew, Juan Carlos Rocha y Kiril, a todos pude saludar. Al que no pude ver fue al amigo Mateo. Entrega de medalla, agua y Powerade, y vuelta de paseo al coche.

La verdad que la carrera sale redonda, por mantener un ritmo muy fuerte y estable durante toda la carrera, y las pulsaciones también se mantuvieron bastante bien. Una Media Maratón de 10. Era mi Media Maratón número 40.

Y este es el video de resumen de la carrera: