viernes, 24 de mayo de 2024

Carrera Popular Parque de Maria Luisa

Después de correr la última media Maratón me encontraba bastante bien, y decidí apuntarme a una de las carreras del circuito Sevilla 10. El pasado domingo era la correspondiente al Parque de María Luisa, que es de las que más me gusta y además fácil de aparcar. así que me decidí a apuntarme a esta prueba.
Luego me arrepentí un poco, porque empecé a notar algo de dolor en los glúteos, y pensé que quizás ya me estaba pasando un poco e iba a tenerlo que pagar.

Así que con unas sensaciones encontradas me dirigí para Sevilla bastante temprano, la carrera empezaba a las 9 de la mañana. Aparcamiento en la Feria y me fui hasta la línea de salida al trote, mas o menos 1,5 kms. A las 8:40 ya estaba por allí y había bastante gente.


Calentamiento antes de la salida con unas cuantas rectas, para salir con las piernas bien activas, y a meterme en la masa de gente para intentar salir en no muy mala posición. Unos 3000 corredores había en la salida, pero la avenida muy amplia y no tendría que haber demasiados problemas para correr.

A la hora fijada se da la salida y como se podía esperar no se puede ir muy rápido. Hasta aproximadamente medio kilómetro no puedo aumentar un poco el ritmo. Aún así hay que ir con cuidado porque mucha gente se cruza, se frena,... Lo típico de estas carreras. El primer km lo paso en 5:35 y parece que es buen tiempo y podré acercarme a la media de 5:30. Como objetivo más bueno de todos, quiero intentar acabar a una media por debajo de 5:30, me parece muy difícil pero que se puede conseguir, y si no pues estar lo más cerca posible. 

Entramos en la avenida de la Palmera. Por aquí prácticamente en recta hasta el km 3. Hay bastante sombra y se va bien, porque a pleno sol se nota un poquito de calor. Consigo adelantar a las liebres de 60', que van a un ritmo bastante más rápido del que deberían. El grupo de 55' que sería el mío lo veo por delante, no está muy lejos y aunque difícil parece posible su alcance.

Un poco después de pasar el km 2 me noto en el pie izquierdo que se me afloja la zapatilla, veo en la valla del Parque que puedo poner el pie en alto y sin dilatar nada de tiempo me echo a un lado para apretarme los cordones. Me lio un poco y me parece que pierdo un poco más de tiempo de la cuenta. Mas o menos unos 30 segundos. Además no paro el cronómetro, para tener un tiempo real de lo que me ha pasado en la carrera. 

Vuelvo a retomar la marcha y afortunadamente me hacen un hueco en el grupo, aunque al ir por la derecha y no por la izquierda en general casi todo el tiempo voy algo encerrado. Sin quererlo he tenido que apretar algo el ritmo ya que paso el km 3 en 5:43, que para haber parado es bastante rápido. Después de parar las liebres de 60' no me han vuelto a pillar, pero las de 55' ya se ven muy lejos, casi imposible.

El siguiente tramo se hace bastante caluroso porque es frente al sol y sin sombras, aun así paso el km 4 en 5:20 y eso me hace recuperar tiempo del retraso que llevaba. Antes de pasar el km 5 se encuentra el avituallamiento, que afortunadamente en botella aprovecho para beber unos cuantos tragos y refrescarme bien la cabeza. 

Llegamos al km 5, en donde hay bastante gente porque están esperando que se de la salida del 5k cuando dejen de pasar corredores. Los primeros 5k los paso en 27:29, que son exactamente la mitad de los 55', así que basta repetir lo mismo en la segunda parte del recorrido.

Hacia el km 6 paso un pequeño bache, pero aun así lo paso en 5:26. Toca atravesar la Ronda del Tamarguillo que da la impresión de ser algo cuesta abajo y aunque el esfuerzo es grande consigo ir algo más rápido, km 7 en 5:20.

De camino de nuevo hacia la Avenida de la Palmera atravesamos el paso subterráneo, en la bajada me dejo caer bastante y aumento la velocidad, la subida sin embargo intento hacerla bastante tranquilo para recuperar. Ya vi que el km 8 se encuentra al girar en la Avenida de la Palmera y desde ahí solo quedan 2 kilómetros, empiezo a soltar algunos bufidos y voy adelantando algunos corredores. El km 8 de nuevo en 5:20.

Por la Palmera intento esforzarme para conseguir hacer los 55', no solo en los 10k sino en los seguramente más de 10,1 que medirá el reloj, para lo primero creo que tengo margen pero para lo segundo no lo hay tanto, no va a ser nada fácil.

Atravieso la Palmera, pero ya no hay tanta sombra, y eso lo hace un poco más duro. Aún así, el km 9 me marca 5:18. Un esfuerzo más que espero la espalda y glúteos no lo sufran demasiado en los días siguientes, pero es lo que tiene apuntarse a estas carreras, que una vez que estás en una buena situación y disfrutándolo, no hay manera de aflojar, sino que intentas dar lo mejor por más que cueste porque eso precisamente es disfrutar la carrera.

Muchas gracias a Ermanue por sus fotos

Entramos en el Parque, y por la avenida que entra en la Plaza de España, mucho cuidado hay que tener por el nuevo adoquinado que han puesto se hace duro, aparte del peligro de tropezar. Al entrar en la Plaza de España el reloj marca el km 10 en 5:14. Queda medio giro a la Plaza de España, donde aprieto todo lo que puedo y luego de saludar a Footing Pepito, entro en meta, con un tiempo que me hace quedar muy contento, 54:45.


Plátano, agua y aquarius en la llegada y vuelta de nuevo al aparcamiento al trote, para concluir una fantástica mañana de carrera






miércoles, 8 de mayo de 2024

12ª Media Maratón Via Verde de la Sierra (Olvera - Coripe)


Estuve mucho tiempo pensándome si participar en la Sherry Maratón, y tanto tiempo estuve haciéndolo que cuando decidí apuntarme en la modalidad de Media Maratón, ya se habían agotado los dorsales.

Pero cuando me enteré que el 1 de mayo se volvía a hacer la Media Maratón de la Via Verde de la Sierra, se me pasó toda la decepción y al revés me entraron muchas más ganas de participar en esta prueba. La única vez que participé fue en 2011, en su 6ª edición, y desde entonces solo se han disputado 5 ediciones más. Cuando participé fue la primera carrera que hice por caminos de tierra, y a partir de ahí pasé a probar en otras carreras de trail, porque la experiencia fue maravillosa.

En este año, tal y como aquella vez, el recorrido en suave bajada desde Olvera a la Estación de Coripe. Unos 200m aproximados de desnivel entre la salida y la meta, pero aunque parece fácil, luego la verdad que la cuesta abajo tanto tanto, no se nota.


Nos vamos el dia de antes por la tarde a pasar la noche en una casa rural en Coripe. Noche mala con mucho frío y algo de lluvia. Por la mañana Merche me deja a las 8 de la mañana en la estación de Coripe, para en el autobús de la organización llegar a la salida. Llueve a cántaros, aunque parece que en unas horas dejará de llover. El autobús sale mas de media hora tarde y además el viaje es muy largo porque la carretera está en mal estado y tiene que hacer un rodeo por Montellano, Algodonales...

La salida es a las 10 y tenemos que recoger antes los dorsales. Ya se ve que no habrá más remedio que retrasen la salida, y así es. Llegamos a Olvera sobre las 10, y todo el autobús se va a la recogida de dorsal y a dejar la mochila en el coche ropero. Aquí estuve saludando a Sandra y a su pareja, que me sorprendí  mucho de verlos por allí.


No deja de llover y hace frío, pero alli nadie se queja ni pone mala cara, sino que todos nos preparamos para disfrutar de un recorrido precioso, que a pesar del agua, aún se disfrutará más y será más bonito.

Finalmente a las 10:30 se da la salida. Me llevé una sorpresa de ver a Antonio Martin Bejarano de speaker, hacía muchísimo tiempo que no se veía. No mucha participación, unos 200, pero muy ruidosa y entusiasta, suficiente para que siempre hayan grupitos y no se distancien mucho los participantes salvo muy al final.

Salida con lluvia aunque no demasiado fuerte, los primeros 7 kilómetros hay asfalto, aunque muy encharcado. De inicio hay una pequeña separación con un grupito que se me va por delante pero me voy encontrando muy bien, mejor que en la anterior media, y sin darme mucha cuenta, voy pasando algunos kilómetros por debajo de 5:30. 

Pronto empiezo a adelantar gente, en alguna ocasión pienso acomodarme a la cola de alguno de los pequeños grupitos pero es por poco tiempo porque por si solo me sale ponerme por delante y poco a poco ir separándome. 





Una de las peculiaridades de esta carrera es que hay muchos túneles, creo que son 20 en total. Los hay más largos y menos, y algunos con luz y otros sin ella. En los que no hay luz, prácticamente no es necesaria, pues son los más cortos, y nada más entrar ya se está viendo la salida del tunes, y entra suficiente luz por uno y otro lado para no caerse. Los más largos sí que tienen luz, pero es muy débil, y casi en estos hay más posibilidades de una caída.



El primer avituallamiento está en la Estación de Navalagrulla, un poco más allá del km 7. Aproximadamente por aquí ya el camino es todo tierra, y con los charcos, también hay barro. En el avituallamiento para poder tomarme el gel y beber bien agua, me es necesario parar pues el agua la sirven en vaso y es necesario que me avitualle bien para acabar bien la prueba. Al contrario que en Chipiona que llevaba encima una pequeña botella con agua, en esta ocasión no la tenía. Y hoy sí que la hubiera necesitado, porque con los vasos, podía beber muy poco y esto me pudo afectar al final. Además tenía que parar y perder unos buenos segundos hasta que volvía a ponerme en marcha con la consiguiente pérdida de ritmo.

Ya de camino al Peñon de Zaframagón, la parte más bonita del recorrido, y sobre el km 11, se me dobla el tobillo izquierdo. De momento noto un fuerte dolor, no es muy grave, pero tampoco es nada sin consecuencias, porque me sigue doliendo un tiempo, intento tener más cuidado y concentarme mucho en pisar de forma más firme,. pero por momentos me da miedo de que vaya a peor y se fastidie toda la carrera. Afortunadamente no fue así y conforme el pie seguía caliente, la molestia desaparecía, pero incluso hasta hoy me sigo notando algo de dolor.

Pasado el km 13(estaba previsto en el 14), segundo avituallamiento. De nuevo tengo que parar y perder un tiempo que me haría perder el ritmo. Ya por aquí los kilómetros estaban pasando algo por encima de 5:40, pero aún con un buen tiempo para hacer menos de dos horas.

Pero cuando ya llego al viaducto del Peñón de Zaframagón, en el que hay una vista impresionante, tanto del mismo Peñón como de las buitreras, tengo que tomar una importante decisión que no me cuesta nada tomar. Intentar bajar de las 2h , o bien renunciar a eso y disfrutar unos instantes de ese entorno. Ya había salido el sol y el paisaje estaba precioso, con montones de buitres sobrevolando la zona, así que tuve claro que me paraba a hacer unas fotos. Mucha gente me sobrepasó en esos momentos, pero la ocasión de hacer una parada más larga de la cuenta lo merecía. 










Vuelta a poner en marcha, ya el entorno y el paisaje había cambiado bastante. Con el sol apareció un poco de calor, menos mal que pegaba de espalda, la suave cuesta abajo, a veces salpicada de alguna subida no se notaba casi nada, porque además había viento soplando en contra con algo de fuerza. Al menos servía para refrescar un poco la subida de temperatura provocada por el sol. El paisaje desde el Peñón hasta el final de carrera es de lo más bonito del recorrido, más montaña y más abrupta, y muchísima más vegetación. Con el sol hacía disfrutar del recorrido a tope. Y eso que ya las fuerzas flaqueaban y costaba mucho mucho trabajo mantener los kilómetros por debajo de 6'.

Ya solo quedaba un último avituallamiento, sobre el km 18, al que llegué con muchísimas ganas de refrescarme bebiendo agua. Tenía que haber llevado mi botellita encima, pero no, vuelta a parar un poco pero ya por última vez.



Los últimos kilómetros se hicieron duras, entradas y salidas de túneles, suave bajada que ni siquiera lo notaba y ese viento que frenaba bastante, pero todo ello en un entorno que te lleva en volandas y que hace disfrutar de cada metro. Al final parcia que un túnel era el último, pero habría hasta dos más y al salir de ese último, ya en los alrededores de la Estación, muchísima gente esperando en la meta, aplaudiendo. Merche, María y Jose entre ellos. Mucha alegría de verlos, como también al speaker, Antonio, que se acordaba de mí y que me hizo una mención y saludo a la llegada.



Al final la llegada a meta en 2h01m32s, unos segundos menos que en la Media de Chipiona a Rota. Pero según mi reloj al recorrido le faltaron casi 100m, por lo que la media me salió exactamente la misma que en ella, 5'47 por kilómetro, que está muy muy bien. Sobre todo porque de no haber parado tanto hubiera podido hacer menos de 2h cuando pensaba que nunca más lo podría conseguir. Será para una próxima ocasión, por ahora sigue el juego.




Luego a recuperar fuerzas por alli. Unos bocadillos estupendos de salami, que no pude comer por estar cargados de rico gluten. Pero si pude recuperar fuerzas a base de plátano, naranja y bebida isotónica. Para finalizar un sorteo de una gran cantidad de productos de la Sierra, que desafortunadamente no pudimos llevarnos ninguno.






lunes, 15 de abril de 2024

37ª Media Maratón Costa de la Luz

Media Maratón muy bonita, entre Chipiona y Rota, y más cuando el recorrido es en este sentido, los años pares, ya que normalmente el viento es a favor.

Se daba la circunstancia de que no corría esta carrera desde hace 30 años, y precisamente la última vez que corrí aquí, el 3 de abril de 1994, hice mi mejor marca en Media Maratón en toda mi vida. Unos fantásticos 1h31'16". Como en las últimas semanas me veía preparado para hacer una Media, todo esto me animó a volver a participar en esta carrera.


Nos vamos para Chipiona el sábado, y por la tarde era la recogida de dorsales en el lugar donde estaba prevista la salida, el parque Blas Infante. Pero resulta que este fin de semana era en el mismo lugar la Feria del Moscatel, iba a ser difícil encontrar el lugar de recogida de dorsal, y por supuesto la salida de la carrera el dia siguiente en el mismo sitio.

Afortunadamente puede ver por allí a Juan Emilio, el presidente del Club Atletismo Chipiona, al que le pregunté y me dijo que la recogida la habían trasladado al Polideportivo, y la salida para el dia siguiente en el Paseo Marítimo de la Playa de Regla.

Ya recogido el dorsal y la camiseta de la prueba, muy bonita, una camiseta naranja de dos tonos, de manga larga pero de tela muy suave. Bastante chula.

Al dia siguiente, la salida en el Paseo marítimo a las 10. Muy bien que lo hubieran puesto aquí, un lugar bastante más bonito que el inicial, y además sin tener que coger el coche para llegar hasta él.

Muy animada la salida, con bastante público y buen ambiente, aunque participantes no éramos muchos, unos 300 en total. La verdad que bastante pocos para lo bonita y bien organizada que está esta prueba.


Después de mi última bajada de peso (entre 75 y 76 kilos) y la mejora de la última carrera de San Juan de Aznalfarache, estaba con ganas de salir a arriesgar, pero en esta ocasión no me veía para bajar otra vez de los 6 minutos por kilómetro. Veía que podría estar en torno a las 2h10, un poco por debajo.

Se da la salida un poco después de las 10 de la mañana. Muy poco viento y dia despejado con calima, posiblemente íbamos a pasar algo de calor.


Salida en pelotón por el paseo marítimo hasta pasar por detrás del Santuario. Salgo tranquilo, buscando buenas sensaciones, y me empiezan a adelantar bastantes corredores, callejeando salimos hacia la zona de la laguna, por aquí ya hay mucho espacio entre los corredores. 


Sobre el kilómetro 2 me adelanta Javier rodríguez, que va con Juan Carlos Sarciat y otro compañero, y casi a la vez Juan Antonio Barroso, el de "El Blog de Barroso", que hace muchísimo tiempo al que no veía. Se van hacia adelante  pero mas o menos mantengo la distancia y por la parte de camino de tierra del corredor verde, sobre el kilómetro 3 se forma un pequeño grupito de 6-7 corredores del que  voy por detrás. 

Antes de llegar al km 4 Barroso se queda por detrás, y luego un giro a la izquierda para por asfalto ir a buscar el carril bici de la carretera de Chipiona a Rota. Por aquí el grupo de Javier se va distanciando por delante poco a poco, hasta que quedan bastante lejos. 


Al entrar en el carril bici se encuentra el primer avituallamiento. Cojo la botella de agua de la que bebo unos tragos y el resto me lo echo por encima. Ya se nota calor, y de viento poca cosa, ni para ayudar el viento a favor.. Paso el km 5 en 29'06", y voy cuadrando los kilómetros muy poco por encima y por debajo de los 5'50. Me encuentro bien de fuerzas, las piernas no me duelen, ni la espalda, así que todo bien por ahora.


Por este carril bici poco más de un kilómetro para entrar en la urbanización La Ballena. Por aquí el grupo de Javier Rodríguez ya casi lo pierdo de vista, aunque lejos aún se ve su pequeño grupito. Pasado el km 6 se entra en la Urbanización. Una entrada bastante bonita, por un camino por barandilla de madera y pasando un puente sobre un arroyo. Me adelanta un corredor que lleva tiempo cerca mía, con una camiseta blanca que a la espalda tiene un texto "Papá te quiere...y sigue luchando".

La parte del recorrido que atraviesa La Ballena bastante bonita, con bastante arboleda y sombras. Serán prácticamente unos 4 kilómetros por aquí. Sigo manteniendo mi ritmo igual que desde el principio, cuadrando los kilómetros en torno a 5'50, con lo cual voy acumulando ventaja para poder hacer una media menor a 6'.


Subiendo el puente sobre la zona del Parque de los Lagos (km 8), ya he dejado atrás al corredor de blanco y por delante me voy acercando a algunos otros corredores. Cerca de la salida de la Urbanización se encuentra el km 10 que paso en unos muy buenos 58'11, un poco después una alfombrilla de control del punto intermedio del recorrido, y el segundo avituallamiento, donde me tomo un gel.

Como se ve en los datos de Gesconchip, en el punto intermedio iba en la posición 272 de la general, bastante poca gente por detrás mía.

Me vuelvo a remojar la cabeza y toca de nuevo pasar a la carretera por el carril bici. Por aquí casi sin darme cuenta aprieto, y pasado el kilómetro 12 cogemos un desvío por la carretera que va hacia Rota pasando por Punta Candor. Por aquí me empiezo a encontrar bastante bien. Empezamos a correr en direción más directa hacia el mar, viento sólo se nota alguna pequeña brisa de vez en cuando.


Voy corriendo más rápido y me encuentro bastante bien, por delante voy acercándome a un reguero de corredores y uno por uno los voy atrapando y rebasando, cada vez me encuentro mejor, las sensaciones son cada vez mejores y se empieza a esa sensación tan maravillosa de fluir. Ahora ya voy corriendo por debajo de 5:40 y pudiendo mantener ese ritmo. encima el estar adelantando tanta gente actúa de retroalimentación. Aún así soy consciente de que aún falta mucho camino hasta la meta.

En una larga recta, veo al final de nuevo al grupito de Javier, pero me parece que ya es prácticamente imposible atraparlos. Ya llegamos al km 15, que paso en 1h26'55, parciales de 5 kms cada vez más rápido. Me creía que llevaba 2 geles y ahora me pensaba tomar el segundo, pero no, aunque sí que tengo un masticable de Isostar. Lo como y ando un poco para poder beber bien, rápidamente de nuevo me pongo en marcha a buen ritmo.

Pasamos por la zona de Punta Candor, luego del km 16 entramos en una recta larga con varias rotondas. A lo lejos vuelvo a ver al grupo de Javier, en una rotonda me fijo en la lejanía a ver que diferencia de tiempo nos separa y aproximadamente son unos 55 segundos, parece mucho tiempo para recuperar en los aproximadamente 4 kilómetros que aún queda. Pero las sensaciones siguen siendo muy buenas y sigo adelantando corredores. De los kilómetros 17 a 19 es cuando más rápido corro. Kilómetros 17 y 18 calcados a 5:36 y km 19 en 5:33, el más rápido de todos, las distancias con el grupito se van reduciendo bastante más rápido de lo que imaginaba. Paso por delante de La Forestal y giro a la derecha para entrar en el paseo marítimo de la Playa de la Costilla. Justo antes de entrar en el paseo los alcanzo y saludo.


Pero al entrar en el Paseo Marítimo y ver todo lo que queda para cruzarlo de inicio a fin, con el sol pegando de pleno, tengo un pequeño bajón y hasta que me recompongo y vuelvo a coger un buen ritmo pasan unos instantes. Aún así paso el km 20 en 1h55'17". Impresionantes los tiempos cada 5 kms, siempre de menos a más (29:06+29:05+28:44+28:22). Voy atravesando el Paseo Marítimo, la gente que está por allí anima bastante y se agradece mucho en estos momentos. Vuelvo a recuperar las sensaciones y a disfrutar, por detrás ya no se ve a nadie cerca y por delante tampoco, por lo que queda aguantar el ritmo y llegar lo antes posible. Ya veo que voy a hacer bastante mejor tiempo del esperado, muy por debajo de 2h05, pero no me da para llegar a las 2h.


Llego al puerto y giro hacia el arco que lleva a la zona del castillo. Empieza un empedrado y cuesta arriba, no recordaba que hubiese ese desnivel ya cerca de la meta y se me hace bastante duro, empieza a sonar la sirena y las fuerzas pasan a estar bajo mínimos. hay que bordear el castillo, y la meta se encuentra en la entrada a la plaza. Veo a Merche y María animando, que esta vez sí les dió tiempo a llegar, y ya entrada por el arco de meta totalmente exhausto pero muy contento. Por mi reloj en un tiempo de 2h02:13, a una media de 5:46 por kilómetro. Incluso algo mejor que la carrera de hace unas semanas en San Juan, siendo ésta de 9,5 kilómetros.


Una vez en meta saludo a algunos corredores, a Javier, a Barroso, que hacía muchísimo tiempo que no nos veíamos, a Manu, que quedó el primero de su categoría, y también a Fernando Chacón, que esta lesionado, bastante fastidiado con la cadera.


Al ver el resultado final que mandó Gesconchip, veo que mi posición final fue la 237, cuando en el punto intermedio era la 272. 35 posiciones recuperadas en la segunda mitad del recorrido, la verdad bastante bien, para los pocos corredores que había.

Hace 30 años hice esta misma carrera en 1h31'16". Fue un dia inolvidable, hoy unos 31' más de tiempo para cubrir la misma distancia y no se si prácticamente igual de contento o puede que incluso más.

Respecto a mi espalda, bastante cansancio pero ni el día de la carrera ni los posteriores he tenido muchos problemas de dolor, algo sí pero no mucho. Me queda ver que tengo ganas de hacer ahora. La verdad que la distancia de media maratón, es perfecta y se disfruta muchísimo, pero ahora no hay muchas accesibles. Queda ver si corro las de 10 kilometros de Sevilla, o tambien está la opción de la Sherry Maratón de Jerez, aunque no se si es aún pronto, si atreverme.


Video resumen de la carrera:




miércoles, 3 de abril de 2024

27 Carrera Popular Villa de San Juan de Aznalfarache

Vuelta después de algunos años a esta carrera. Últimamente no me estaba apeteciendo mucho apuntarme a carreras, y llegaba a esta especialmente desganado ya que hacía un par de días que me habían diagnosticado celiaquía y la necesidad de llevar a cabo una dieta muy estricta sin gluten.

En los entrenamientos previos a esta carrera estaba teniendo una pequeña mejora, y con lo dura que es, ya que hay varias subidas importantes, me conformaba con poder hacerla en unos 6'30 de media.

Los instantes previos a la carrera, aunque había bastante animación, tampoco me encontraba especialmente motivado. Además amaneció un día con bastante sol y se notaba algo de calor.


A las 10 de la mañana se da la salida a la carrera. Desde la pista de atletismo se comienza y se va a buscar la trasera de la pista en dirección hacia el ayuntamiento. Una primera cuestecita corta pero que ya cuesta. Salgo aproximadamente a mitad del pelotón y en estos inicios voy perdiendo algunos puestos, pero me lo tomo con tranquilidad por lo que me queda.

Por la zona baja del pueblo tiempo para mantener un ritmo constante, que para mi sorpresa es un poco por debajo de los 6 minutos, pero me encuentro bien por lo que intento mantenerlo. Antes de llegar a la barriada Guadalquivir me cruzo con los primeros clasificados que van de vuelta para la subida al cerro. Puedo ver a Manu, a Mario y a Julia, que van todos entre los primeros.

Entramos en la barriada, en la que habrá que dar una pequeña vuelta y volver a salir. Pasamos el primer avituallamiento con vasos, aprovecho para beber un poco y otro poco me lo tiro por la cabeza. Rodeamos una manzana y al volver la cabeza, veo a Pepe Sosa que ha llegado al avituallamiento.

A poco de salir de la barriada me cruzo con los últimos clasificados, no hay mucha gente por detrás mía. Nos volvemos a adentrar en el pueblo y comienza la subida al monumento, al principio más suave y luego al lado de la muralla bastante más dura. Tengo dudas de cómo podré pasarla, si me tendré que poner a andar...

Pero lo que hago es dar pasitos muy cortos y rápido y aunque voy más lento puedo subir sin problema y adelantar a muchos corredores me sube bastante la moral, muchos de ellos se echan a andar. Al final de la subida en el giro a la derecha para bordear las casas de arriba hay otro avituallamiento y vuelvo a andar lo justo para cómodamente dar un trago.

Ligero descenso hasta llegar al paseo del mirador, con unas vistas preciosas, donde acelero un poco y vuelvo a pasarlo bien. De nuevo volver a subir hacia la parte norte de la barriada, y luego bordeando el cerro con las vistas a Carrefour, nuevo avituallamiento y ya la bajada bastante larga, donde acelero pero con cabeza, recuperando lo posible del esfuerzo porque ahora queda la cuesta más larga y dura de la carrera, desde la parte más baja del pueblo hasta la más alta.

Pasando la Parroquia de San Juan Bautista se cumple el kilómetro 7 y en este último incluso he estado sobre los 5:30, sigo llevando una media muchísimo más buena de la que hubiera podido imaginar.

Después de giro a derecha e izquierda empezamos la subida, y en ella igualmente hago pasos más cortitos pero me esfuerzo a tope para mantener el ritmo. Como antes voy adelantando algunos corredores y empiezo a pasarlo verdaderamente bien y a disfrutar, empiezo a fluir y a desear que no acabe nunca la cuesta. Para nada me hubiera imaginado antes encontrarme así.

Al llegar a la Parroquia de San José Obrero una bajada corta pero pronunciada, pero luego otra fortísima subida en la zona de la plaza de la constitución. Con el km 8 casi arriba del todo, que paso un poco por encima de 6', ya todo lo que queda es en cuesta abajo. Giro hacia la avenida 28 de febrero y justo en la esquina coincido con Pepe, que viene por detrás, no muy lejos, le grito pero me parece que no me escucha. Un par de corredores me adelantan muy rápido y subo el ritmo de bajada para intentar seguirlos, a duras penas lo consigo. 

Miro hacia atrás y veo un corredor que me parece Angelito, pero lo descarto porque no me creo que vaya por delante de él. 

Ya queda muy poco de carrera, seguro que no va a llegar a los 10 kilómetros, y disfruto los últimos metros apretando bastante. Atravesamos el paruqe de los Pitufos y bajamos hasta la puerta del estadio, entramos a la pista de atletismo y todo el mundo aprieta, a tope los últimos metros. No me da como para adelantar a los que tenía por delante pero sí para hacer un estupendo e impensable tiempo de 54:50 para los 9,46 kilómetros que ha tenido el recorrido, a una media de 5:48, mucho mucho mejor que los 6:30 a los que me había hecho la idea. Contentísimo, algo dolorido en los glúteos pero casi nada.


Nada más llegar a meta, entró justo por detrás mía Angelito, no me creía que hubiera podido llegar por delante suya, sigue corriendo a muy buen ritmo y a un nivel bastante bueno. Me alegró mucho estar un buen rato hablando con él en la meta.




miércoles, 17 de enero de 2024

11ª Media Maratón Cross La Puebla del Río

Después de varias semanas subiendo kilometraje en mis entrenamientos de tiradas largas y con algunos problemas, sobre todo en las rodillas, y también de glúteos, se acercaba el día de preciosa prueba de la Media Maratón de La Puebla. A pesar de las complicaciones muchas ganas de volver a participar, después de 6 años de no hacerlo.

Pero el lunes por la noche, después de sentir un poco de malestar y tener algo de fiebre, me hago un test de covid y positivo. Hasta el viernes, teletrabajo y prácticamente acostado todo el día. Sólo un poco de tos el martes, pero el resto de días prácticamente bien. En el médico me dijeron que el viernes me hiciera un nuevo test. Pensaba que lo normal sería que tan pronto no me saliera negativo, y que me tendría que perder la Media, pero sorpresivamente el test que me hice el viernes salió negativo.

Esa misma tarde salía trotar un poco a ver qué sensaciones tenía, a ver si me resentía mucho de haber tenido el covid. En ese entrenamiento, las sensaciones fueron normales, no me encontré más agotado ni asfixiado, aunque viendo los datos del reloj, sí que se veía que las pulsaciones estaban más alto de lo normal. El sábado casi una hora de elíptica, y también se veían las pulsaciones más altas de lo normal.

Con esos antecedentes, las ganas de ir a la Media podían a otro tipo de prudencia. Así que ya sabía que iba a ir, pero con el ojo siempre puesto en las pulsaciones del reloj, y corriendo de una manera prudente. Y sabiendo que en caso de tener algún problema de vuelta para casa. Simplemente participar para disfrutar del entorno, el paseo y de volver a formar parte de una prueba así, pero nada más.

Así que el domingo por la mañana tiro para La Puebla. Fresco, y no parece que vaya a hacer nada de frío, mas bien lo contrario conforme avance el día, así que voy con camiseta de manga corta, sin ningún tipo de abrigo.

Tengo mucha suerte al llegar, que aún quedaban plazas libres en el descampado que normalmente se usa, pero que estaban en ese instante montando una plaza de toros. Aunque ya tenía el dorsal recogido los días antes, faltaba la camiseta, y tuve que volver a hacer cola para recogerla. Un poco absurdo que no la hubieran entregado junto con el dorsal.

Hago un poco de calentamiento y entro al cuarto de baño, y ya para la linea de salida, donde encuentro al buen amigo Pepe Sosa, que se encontraba en su salsa, recibiendo felicitaciones y saludos de muchísima gente.

Después de un minuto de silencio se da la salida a la carrera. Comenzamos a correr avanzando por la calle Larga, con muchísima gente animando. Empiezo con Pepe, pero muy pronto empieza a avanzar más rápido y se va por delante. Yo cojo un ritmo muy tranquilo para no aumentar las pulsaciones. Mucha gente me adelanta, sobre todo en la subida que lleva al Ayuntamiento, pero aún así el ritmo al que voy tampoco es excesivamente lento, en torno a unos 6'30. En la calle antes de salir del pueblo veo que las pulsaciones están bastante bien controladas, en torno a 130.


Al dejar el asfalto y entrar en los caminos de tierra, alcanzo al amigo Manolo Pérez, estamos un ratillo hablando y continúo a mi ritmo hacia adelante. En la lejanía veo a Pepe Sosa, pero yo sigo avanzando al ritmo continuo que me he marcado. Pasando el primer avituallamiento, poco antes del km5 tomo una pastilla masticable de Isostar, haré eso cada vez que pase por un puesto de avituallamiento.

Poco después veo que a lo lejos se para Pepe para una breve parada técnica, con lo que lo alcanzo y luego continúa corriendo conmigo. Así que vamos unos instantes de charla y vamos avanzando hacia la zona de subida al gurugú. Como siempre Pepe saludando a la poca gente que hay viendo la carrera por el camino. Hay algunos corredores por delante nuestra, de uno en uno. Uno de ellos de azul, me dice Pepe que es el amigo Carpe. Lo veo raro porque es extraño que vaya tan atrás, pero en la lejanía lo parece.


Pasamos por delante de la finca de Diego Ventura, donde también hay bastante gente, y ya pasando el km 7 comienza la fuerte subida al gurugú con la que entraremos en la zona de los Pinares. Una vez se pone el camino cuesta arriba, empiezo a andar, pero Pepe continua con trote subiendo hasta arriba, con lo que se me va por delante, y poco a poco se empieza a distanciar más y mas.

Llegamos al avituallamiento que está en lo alto del monte gurugú, vuelvo a reponer fuerzas y al salir de él ya empieza el paisaje espectacular de esta zona, que hace bastante tiempo que no disfrutaba. el terreno tan característico, arenoso, que parece el fondo del mar. De constantes subidas y bajadas. Me entretengo algo con las vistas de la zona, y también mirando hacia Sevilla, que se ve incluso la Torre Sevilla desde aquí. El paisaje espectacular y para disfrutarlo, pero claro, con tanto admirar el paisaje me adelantan muchos más corredores y a Pepe lo pierdo de vista.


Continuo avanzando por las "dunas" arriba y abajo, por detrás de unos 3 o 4 corredores que me habían adelantado antes. Por el km 9 se ven los corredores que más adelante ya van avanzando por la zona de bosque, y por ahí veo que avanza Pepe, le doy una voz y nos saludamos. Pienso en ese momento que no está muy lejos pero luego me doy cuenta que por lo menos está a 3 minutos mía.

Consigo adelantar a dos corredores apurando en las subidas con el trote y me pongo a una distancia mantenida de otro corredor que va de rojo. Cuando voy trotando voy a mejor ritmo que los demás, pero en las subidas andando voy más lento, y en las fuertes bajadas, tengo miedo de que me revienten las rodillas y entonces bajo con una zancada muy corta, cosa que me desestabiliza con el peligro de caer, por lo que disminuyo mucho la velocidad.

Atravieso la zona de bosque, que es preciosa y muy frondosa, pero con mucho cuidado porque con muchas raices hay mucho peligro por caer. Más o menos voy aumentando la distancia con los corredores que van detrás, pero la mantengo con el de rojo. Más adelante de éste no se ve cerca a nadie.

Paso un tramo llano al trote de unos cientos de metros que me llevan a pasar por otro avituallamiento y un control que se encuentra en el kilómetro 10. Según mi reloj, paso el km 10 en un tiempo de aproximadamente 1h12m, lo cual no está mal. Hago cálculos y con lo que queda, creo que debería estar en meta con menos de 2h40m.


Ahora entramos en una nueva zona muy frondosa de bosque, de nuevo con constantes subidas y bajadas, muy duro. Voy manteniendo la distancia con el corredor que me precede, el de naranja, En las subidas él las hace completas andando y yo hago algún trozo trotando con lo que aunque en las bajadas él va más rápido le voy manteniendo la distancia. No veo necesidad de intentar superarle, sería un esfuerzo tonto y así voy acompañado. Por detrás no se ve a nadie, y las pulsaciones, ya con el esfuerzo más fuerte con este terreno duro, se mantienen bastante bien, en torno a unas 140. Tampoco siento problemas en las piernas ni espalda, sólo un poco de temor por las rodillas en las bajadas.

Toda esta zona entre los kilómetros 10 y 12 preciosa, con un paisaje espectacular para la vista, especialmente cuando estás en lo alto de cada una de las muchas subidas. En un momento dado, en una de las subidas se pasa a un terreno más abierto y desde lo alto se aprecian prácticamente los próximos dos kilómetros de carrera, que son por cortafuegos casi todo el tiempo. Se puede ver el corredor de naranja que está cerca mia, y por delante se ve otro de azul y una corredora de blanco. El de azul es el que decía Pepe que podría ser Carpe, aunque aún estos bastante lejos.


Una corredora de naranja aparece por un camino prácticamente de la nada y me pregunta cuantos kms llevo. Le digo que 12 y ella me dice que se ha perdido y ha hecho un kilómetro de más.

Atravesamos esta zona de cortafuegos, tambien con su buena subida, y al girar a la izquierda vamos por un camino bastante más bueno y más llano. Por aquí comienzo un trote suave y poco a poco, ya por el km 13 alcanzo al corredor de naranja, al que ya directamente le rebaso porque su trote es más lento que el mío. Muchos voluntarios por toda esta zona, además siempre dando muchos ánimos, además de sacando bastantes fotos. Es raro que la corredora anterior haya podido perderse.

Vuelta a girar a la derecha y luego de atravesar el cauce seco de un arroyo, ya cogemos camino para la nueva subida al gurugú, con la que llegaremos de nuevo a la zona del anterior avituallamiento del km 7.


Esta subida hay que hacerla con cuidado por lo agrietado del terreno. Es algo más larga que la subida inicial, pero también con algo menos de pendiente. La hago tranquilo a mi ritmo y con bastante separación de los demás corredores, aunque ya cerca por delante empieza a aparecérseme el corredor de azul.

Paso el km 14 y ya llego al avituallamiento, donde cojo un trozo de plátano aparte de beber agua, muy bien servida en botella, como en los demás avituallamientos. Como siempre tambien sigo tomando un masticable de isostar, cuando cojo un avituallamiento de agua.


Ahora ya lo que queda es el camino de vuelta a La Puebla y ahora durante un par de kilómetros prácticamente todo es cuesta abajo y se puede hacer a un buen ritmito de trote. Y a ese ritmito voy avanzando bastante bien, ya con algo de calor por el sol. Llego al cruce de carretera algo antes del km 17 ya muy cerca del último avituallamiento y del corredor de azul. Ya voy notando cansancio y voy compaginando algo de andar con el trote. El corredor de azul y otra corredora de blanco que está muy cerca también lo hacen pero andando más tiempo por lo que me acerco mucho a ellos, y ya veo que el de azul no es Carpe, que es un corredor del club de atletismo Puebla. Por supuesto de Pepe Sosa ni se le ve por delante, y yo que creí que iba a poder pillarlo en este tramo, pero hoy está que se sale.

Antes de llegar al avituallamiento adelanto a estos dos corredores, pero después paro un momento a orinar y los dos se vuelven a ir por delante. En este tramo, hasta el km 19, se hace duro porque ya las fuerzas flaquean. Al corredor de azul lo vuelvo a adelantar pronto porque se ve que está perjudicado con las piernas, pero a la corredora de blanco me cuesta mucho más alcanzarla. Ya en la parte de asfalto lo hago y entro al pueblo. Algunas personas animando y mantengo el tirón sin parar hasta llegar a la primera buena subida que hay. Intento hacer un poco trotando pero rápidamente me hecho a andar. Por delante no hay posibilidad de pillar a nadie y por detrás, veo que la corredora de naranja ha cogido a la de blanco y viene bastante fuerte. 


Luego de la subida tengo un momento de descansar, atravieso el puente y ya una pequeña bajadita hasta la subida de la calle del ayuntamiento, que es la última que hay fuerte. en esta bajadita me coge la corredora de naranja. Pero en la subida del ayuntamiento se para y vuelvo a rebasarla.

Ya solo queda la recta hasta la línea de meta de la calle Larga. Al principio vuelvo a andar otro poco, porque la calle Larga lo es bastante. Pero luego cojo un buen ritmito hasta llegar a la plaza que está llena de gente incluso dificultando el paso de los corredores y entro por 6ª vez en meta de esta fantástica carrera con un tiempo de 2h36'39". Peor tiempo de todas las veces que he participado, pero igualmente disfrutada que las anteriores y muy contento porque a pesar de las dificultades que traía de inicio, las sensaciones han sido bastante buenas.


Luego de pasar por meta, me encuentro ahora sí al amigo Carpe, que me ha dicho que ha entrado con Pepe, y luego de coger la cuña ya veo a Pepe al que le doy una efusiva enhorabuena.





miércoles, 10 de enero de 2024

28ª San Silvestre Sevillana

Después de algunos años me apetecía bastante acabar el año haciendo la San Silvestre que organiza la AD Sevilla en el Parque de Maria Luisa y alrededores. Y en esta ocasión fue Jose el que se quiso apuntar a participar conmigo.


Amanece un día muy frío y con mucha niebla. Al ser domingo, la carrera este año no era por la tarde, sino que empezaba a las 12 del mediodía. 

Llegamos para aparcar bastante pronto y se veía que íbamos a pasar bastante frío en camiseta hasta comenzar la carrera. Así que decidimos llevarnos puesta la sudadera y durante la carrera ya quitárnosla y llevarla encima, ya que era poco tiempo.

De camino no se veía mucha gente, pero ya en los alrededores de la salida si que se veía bastante animación, y con mucha gente disfrazada.

Con algo de retraso se da la salida a la carrera, al principio se avanza muy lento, con mucha dificultad, porque por la zona de la Torre sur de la Plaza de España tampoco hay mucha amplitud. Habrían unos 1500 corredores en total.

Al comienzo el recorrido es algo diferente por las obras que se están llevando a cabo de asfaltado en el parque, pero finalmente salimos hacia la avenida de la Palmera y por aquí ya no hay impedimento a correr. El único impedimento el nuestro propio, que yo me encuentro bastante lento y Jose empezó a notar dolor en pie y en los tobillos.

Entre los que iban disfrazados se encontraba unos corredores disfrazados de bomberos que iban dentro de un coche de bomberos de cartón, que adelantamos porque estaban recolocando el coche, que se les desmoronaba. Luego cuando ibamos por la avenida de la Borbolla, vimos a un dinosaurio saludando a todo el que se lo cruzaba. Seguíamos avanzando lento hasta llegar a las cercanías del Bar Citroen donde se encontraba el kilómetro 3, aunque estaba mal puesto.

Por detrás de la plaza de España, ya se olía a la meta, aunque tuvimos que andar unos segundos para que Jose recuperara un poco del dolor de tobillo. Justo entonces, cuando los bomberos estaban a punto de adelantarnos, empezamos a correr de nuevo, y otra vez por dentro del parque, pasamos el km 4 y se intuía que el recorrido final iba a quedar algo corto de los 5 kms estipulados.

Al llegar a la plaza de América y ya girar para la recta de meta aumentamos el ritmo un poco más y terminamos entrando de la mano en meta con un tiempo de 32'34".


Una buena carrera, hemos pasado un gran rato Jose y yo, y yo muy contento de volver a compartir una carrera con él.


Por otra parte yo, aunque continuo entrenando, no puedo hacerlo muy fuerte por precaución con los dolores de espalda, por ahora me va respetando pero no me da para mucho, no tengo ninguna seguridad de poder enfrentarme a una maratón. En el horizonte, la Media de la Puebla, a la que me apunté y tenía muchas ganas de asistir. Pero tal como estoy escribiendo estas lineas, me encuentro encerrado con covid, y creo que lo más probable es que no pueda participar. A ver si consigo pronto quitarme la espinita. Feliz año 2024 para todos.

miércoles, 4 de octubre de 2023

35ª Carrera Nocturna Guadalquivir

 Después de estar algo más de un año parado, por fin me encuentro un poco mejor de la espalda. He descubierto el tratamiento por infiltración epidural. Me hicieron una el pasado mes de junio, y hubo mejoría aunque tampoco en exceso. Pero después del verano un amigo me recomendó ir a la Unidad del Dolor de la Clínica del Sagrado Corazón.

Aquí me han hecho otras dos infiltraciones, y he notado una mejoría bastante grande. Las infiltraciones me las hicieron los pasados 13 y 27 de septiembre. La última sólo dos días antes de la Carrera Nocturna. Pero tenía ganas de correrla, ya que es una carrera que para mi estado de forma actual es ideal, se puede hacer trotando suavemente y si es necesario andando también. 

Aprovechando que hasta el mismo día de la carrera había inscripciones y aún quedaban dorsales, esperé para el último momento a ver si me recuperaba bien de las molestias de la infiltración. Pero a última hora del jueves, ya decidí apuntarme y Javi también lo hizo conmigo.


Aunque llegábamos un poco con el tiempo justo, pudimos aparcar muy bien al lado del Club Náutico, y ya nos dirigimos a la salida, donde daba un poco la sensación de haber algo menos de gente que otras veces. En teoría éramos unos 20000 corredores. 

Esperando entre la gente unos 15 o 20 minutos a que dieran las 10. Pero luego por no se qué motivo se retrasó la salida, y hasta las 10:15 no pasamos por la línea de salida. En el arco de salida y meta en esta ocasión no había ni siquiera cronómetro, algo que tampoco entiendo.


Javi se marcha rápido por delante por su cuenta. Yo comienzo muy muy prudente, llevando un ritmo muy muy suave. Quería intentar hacer la carrera completa sin tener que hacer ningún tramo andando, por lo que quería ser precavido, además también por llevar muchísimo cuidado con no ir al suelo por los continuos cruces de la gente de manera alocada y conque cada poco tiempo te encuentras con grupos de personas andando que no te dejan avanzar.

Así los dos primeros kilómetros un poco por encima de los 6'30 y de repente una sensación de molestia por la espalda, como si la tuviera un poco cargada, aunque luego no le presté más atención y seguramente se pasó. Luego como siempre el paso por el túnel de Arjona, espectacular, y la subida la hice también bastante lento.

Desde el km 3 al 4, por la calle Torneo, descubro que por el carril bus de la derecha de la calzada hay menos corredores y se puede avanzar bastante más rápido, así que toda la calle Torneo la paso a bastante buen ritmo. Este km 4 ya muy poco por encima de 6'. 

Al entrar en la Resolana un estrechamiento y, como sigue habiendo gente andando, hay que bajar un poco el ritmo, pero continúo sin parar y las molestias se han olvidado. Por la zona de la muralla, ya pasada la mitad de carrera, está el avituallamiento. Yo voy por la parte derecha y a la izquierda hay botellas de agua. Como pienso que más adelante habrá en el lado derecho, no me cruzo para coger. Pero pasa un buen rato y no se ven mesas a la derecha. Como hace mucho calor (30º en algún termómetro de la calle) y tengo la boca muy seca, al final no tengo más remedio que ir a por la botella.

Bebo unos sorbos y me la guardo por si más adelante se me vuelve a secar la boca, y justo en ese momento empiezan a aparecer las mesas con botellas a la derecha. La verdad es que perfectamente podrían haberlo indicado de algún modo.

Por el resto de la Ronda, ahora vuelvo a coger un ritmo bastante bueno y rapidito. Vuelvo a ir por el carril bici, por el que, incluso por detrás del público, de nuevo hay algo menos de gente.

Sigo apretando un poco y ya el esfuerzo lo empiezo a notar bastante grande. Kilómetros 6 y 7 en 6'07 y 6'01 respectivamente. Las pulsaciones ya se notan bastante altas, pero por los Jardines de Murillo aprieto bastante más, en el Prado mucha gente y ya entrando en la Avenida de Maria Luisa veo a una corredora tirada en el suelo a la que atiende una ambulancia, y es lógico porque ha hecho bastante calor.

El kilómetro 8 lo paso en 5'48, ya solo queda medio kilometrito. entro rápido a la recta final, cuando llevo casi 52' justos, con lo que veo que voy a hacer bastante mejor tiempo que el año pasado. Aprieto para llegar a la meta antes de 53', pero la verdad es que no está cerca, poco a poco se me quita la idea de apretar de una manera absurda para que luego la espalda me duela, así que finalmente cruzo la meta muy contento en 53'09.


Ninguna referencia en meta para quien no llevara reloj y luego al llegar un montón de distancia andando hasta llegar al agua. Incluso aún más lejos donde había cerveza y latas de acuarius. Por esta zona me encontré a Javi, que había llegado a la meta unos 5 minutos antes que yo.


Vuelta al coche y contento, empezando a pensar en recuperar la espalda todo lo que se pueda y a ver en qué carreras y qué retos se me ocurren volver a intentar.